Trump: dos vertiginosos meses en la Casa Blanca

Artículo en la revista El debate de hoy/

Los vertiginosos primeros dos meses de Donald Trump en la Casa Blanca

Donald Trump inicia su tercer mes como Presidente de Estados Unidos con varias derrotas internas

INTERNACIONALPOLITICA
. YOLANDA VACCARO 30 MARZO, 2017

Donald Trump ya ha iniciado su tercer mes en la Casa Blanca y ha conseguido, en tiempo récord, poner en marcha medidas realmente revolucionarias. Ya se ha ganado a pulso el calificativo de “presidente estadounidense más singular de la historia”.

Los dos primeros meses de Donald Trump al frente de la Casa Blanca no han defraudado las expectativas de aquellos que se temían una nueva era de sobresaltos. El presidente no ha perdido el tiempo. En tiempo récord, ha puesto en marcha las medidas más revolucionarias, por decirlo diplomáticamente, que se pueden esperar de un presidente de Estados Unidos en nuestros días.

Ha cursado dos prohibiciones de entrada a Estados Unidos de ciudadanos de países de mayoría musulmana, que han sido contestadas por los jueces; ha iniciado su petición de presupuesto para construir un muro que separe las fronteras de Estados Unidos y México; ha magnificado un inédito enfrentamiento de un presidente de Estados Unidos con los medios de comunicación y ha desairado a algunos de los más relevantes líderes extranjeros.

Donald Trump inicia su tercer mes de presidencia con una estrepitosa derrota parlamentaria, al haber tenido que retirar su proyecto de reforma de la ley sanitaria, Obamacare
También ha iniciado el camino para que prime el proteccionismo de la industria estadounidense, amenazando los esfuerzos por tener un mundo cada vez con menores barreras comerciales. Pero, sobre todo, Trump inicia su tercer mes de presidencia con una estrepitosa derrota parlamentaria, al haber tenido que retirar su proyecto de reforma de la ley sanitaria, más conocida como Obamacare; un traspié clave, ya que es responsabilidad de sus propios correligionarios del Partido Republicano.

El determinante frente interno

A golpe de tuits, Trump mantiene en tensión a la comunidad internacional y también a sus conciudadanos. Los cambios que amenazan el equilibrio internacional son de gran calado. No obstante, sus principales intentos de reformas internas son los que concentran la atención de la prensa estadounidense y son los que, al fin y al cabo, podrían ser el motivo de un auténtico desgaste para Trump. Unas reformas que están transitando por un camino de espinas con el que, al parecer, Trump no contaba, aún embelesado con su triunfo electoral.

Donald Trump entra en el campo de batalla
donald trumpEl periodista Vicente Vallés explica cómo Donald Trump lucha contra un sistema robusto y con más de dos siglos de historia. Intenta asentar su base electoral para poder intentar repetir victoria en 2020, aunque sabe que no será fácil.
La más sonada de sus derrotas es la sufrida al tener que suspender la votación parlamentaria para desmantelar el Obamacare, la ley promulgada por el anterior jefe de Estado, Barack Obama. Una ley imperfecta pero que, al permitir que millones de estadounidenses cuenten con atención sanitaria, ha disgustado a los magnates del polémico y rentable negocio de los seguros médicos. El hecho de que hayan sido los propios congresistas republicanos los responsables de que se haya producido este resbalón es especialmente significativo.

Tanto en el Congreso como en el Senado, la mayoría es republicana y fueron demasiados los parlamentarios de este partido que anunciaron su oposición al proyecto de Trump, una de sus promesas electorales estrella. El fuego amigo suele ser el más perjudicial y certero en política. Este varapalo parece ser solo el inicio de una temporada difícil para un outsider de la política tan emblemático como Trump.

Los miembros de la familia Trump alegan que no perciben honorarios y que, si lo hicieran, los donarían a entidades benéficas
En el plano judicial, en pocas semanas, Trump se ha echado encima dos sustanciosas y significativas llamadas de atención judiciales. Su primera orden ejecutiva fue la conocida como primer veto migratorio, una orden emitida nada más llegar al gobierno y que cerraba las fronteras para ciudadanos procedentes de Irán, Iraq, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia, así como determinaba la suspensión de la concesión de estatus de refugiados en general. A los pocos días, un juez dejaba sin efecto la medida. Pocas semanas después, Trump emitió otro decreto, con la única diferencia de que dejaba fuera de la lista de no admitidos a los nacionales de Iraq. Otro juez paralizó el nuevo veto migratorio.

Espionaje ruso y conflictos de intereses

Asimismo, la semana en la que Trump cumplió dos meses como jefe de Estado, el director del FBI, James Comey, reveló en el Congreso que se está investigando la posible conexión entre la campaña que llevó a Trump a la victoria y el espionaje ruso, conexión que habría debilitado la campaña de Hilary Clinton en beneficio del magnate. Comey también indicó que no hay evidencia de que Obama haya espiado los teléfonos de Trump durante la última campaña electoral, algo de lo que Trump acusó a Obama en uno de sus famosos tuits.

Seguir
Donald J. Trump ✔ @realDonaldTrump
Terrible! Just found out that Obama had my “wires tapped” in Trump Tower just before the victory. Nothing found. This is McCarthyism!
06:35 – 4 Mar 2017
51.200 51.200 Retweets 145.588 145.588 me gusta
Junto a la quiebra del tradicional respeto que mantenía la Presidencia de Estados Unidos respecto de la mayoría de medios de comunicación, a los que denosta constantemente, Trump amenaza otro de los ejes de la Presidencia estadounidense en cuanto a ética se refiere. Así, el presidente no ha tenido reparos en permitir que una de sus asesoras publicite la marca de ropa y accesorios de Ivanka Trump, su hija favorita, y en promocionar sus hoteles y complejos recreativos, como Mar-a-lago, el resort en el que a Trump le gusta despachar los fines de semana.

Igualmente, Trump ha concedido a Ivanka un despacho oficial en la Casa Blanca y ha designado al esposo de esta como uno de sus consejeros. Los miembros de la familia Trump alegan que no perciben honorarios y que, si lo hicieran, los donarían a entidades benéficas. Pero es evidente que ese no es el punto, habida cuenta del rédito económico que los productos Trump obtienen de esta inusual movida presidencial.

Trump el emprendedor
trumpÍñigo Petit hace una reflexión sobre cómo Trump ha llegado a la Casa Blanca con una actitud cargada de referencias que podrían encontrarse en un cursillo acelerado para nuevos emprendedores.
Parece claro que la frase “conflicto de intereses” no forma parte del imaginario colectivo de los Trump. Pero lo grave no es esto, sino que parece que el tema no importa demasiado a los asesores del presidente y a quienes están llamados a poner coto al uso de los fondos del Estado en beneficio propio. Trump “no debería usar su posición oficial para promover sus negocios. Eso no lo hace un buen hombre de negocios. Eso lo convierte en un mal presidente”, ha dicho Richard Painter, el jefe legal de ética del también republicano presidente George W. Bush.

Polémicos gestos internacionales

En el plano exterior, tampoco hay demasiados motivos para el optimismo. Por el momento, Trump ha anunciado que Estados Unidos seguirá pagando sus cuotas a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pero siempre y cuando los otros socios de la organización cumplan también con sus contribuciones. Trump, eso sí, mantiene su euroescepticismo y sus ásperas críticas hacia los países europeos, de los que ha dicho que son una especie de cantera de terroristas islamistas.

Trump ha mantenido tensas conversaciones telefónicas con jefes de Gobierno de diversos países considerados aliados de Estados Unidos, como el primer ministro de Australia. Y, en la que se considera la cita más grosera que haya tenido lugar en la Casa Blanca frente a un mandatario extranjero, hace pocas semanas Trump desairó a la canciller alemana, Angela Merkel, cuando los periodistas que cubrían una reunión entre ambos líderes pidieron que estos se estrecharan las manos; Merkel dijo a Trump que lo hicieran, pero este ni siquiera respondió a la mirada de su interlocutora. Un gesto que, una vez más, demuestra la peculiar manera de ser del que, cuando menos, ya se ha ganado a pulso el calificativo de “presidente estadounidense más singular de la historia”.

TAGS PUBLICADOS ANGELA MERKELCASA BLANCADONALD TRUMPEE.UUESTADOS UNIDOSFBIIVANKA TRUMPMEDIDASMÉXICOOBAMAOBAMACAREOTANPARTIDO REPUBLICANOPOLÍTICATRUMP

ESCRITO POR YOLANDA VACCARO
Periodista y comunicadora. Corresponsal en Washington. Diario El Comercio de Perú. @yolandavaccaro

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master


Facebook
YouTube
Google+
Twitter
LinkedIn
SHARE
INSTAGRAM