Yolanda Vaccaro Elecciones catalanas y elecciones españolas

YOLANDA VACCARO ELECCIONES CATALANAS ELECCIONES GENERALES ESPAÑOLAS 2015

Yolanda Vaccaro en El Comercio sobre elecciones en Cataluña y elecciones en España 2015

Cataluña catalizadora

Los resultados de las elecciones catalanas inciden en las elecciones generales que tendrán lugar el próximo diciembre

YOLANDA VACCARO
Corresponsal

MADRID.

Las elecciones catalanas celebradas el domingo pasado constituyen el preámbulo de las elecciones generales que vivirá España el próximo diciembre. Aparte de configurar el complicado escenario catalán estos comicios resultan la “parrilla de salida” de la cita electoral en la que se decidirá quién gobierna España los próximos cuatro años, en palabras de Pablo Iglesias, el líder de Podemos. Precisamente Podemos es el partido que peor parado queda en Cataluña si se comparan sus tímidos once escaños obtenidos el domingo pasado con lo que se preveía para el fulgurante partido de izquierda. Por su parte las formaciones “tradicionales”, el gobernante Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) confirman que su estrategia es deficiente pero podrían ver cómo sus votantes decepcionados se movilizan a su favor. Y, al margen del escenario catalán, la lectura nacional es que el mayor triunfador es Ciudadanos, la formación de centro derecha que ha escalado hasta el segundo lugar en Cataluña y que más que nunca se perfila como una alternativa de gobierno.

Podemos ante “el mayor revés desde su nacimiento”

Iglesias reconoció que los resultados han sido “altamente decepcionantes”. “Sí que es pot”, la coalición de izquierda que encabezó en Cataluña, ha logrado incluso dos diputados menos que los obtenidos en las anteriores elecciones regionales por Izquierda Unida, una de las formaciones que integran la coalición. No ha conseguido superar al PSOE catalán y se sitúa como quinta fuerza en el parlamento regional.

La indefinición de un discurso que ahora pretende contentar a tirios y troyanos, a derecha e izquierda, a “españolistas” y a “catalanistas” es el principal talón de Aquiles de la formación. Lo ocurrido en Cataluña ha herido a Podemos sin paliativos justamente por la importancia que Iglesias adjudicó a estos comicios. El diario El País define la situación de forma certera: Iglesias “ha construido alrededor de Podemos una épica de partido ganador” que permite decir que el domingo pasado Podemos “sufrió el mayor revés desde su nacimiento”. Iglesias, añade el periódico, “contribuyó a crear la equivalencia entre esos comicios autonómicos y las generales de diciembre”.

Aunque Iglesias haya dicho que mantendrá sus postulados parece claro que Podemos se replanteará su estrategia no sólo respecto del tema separatista sino también en los ámbitos sociales y económicos, algo que, sin embargo, es un arma de doble filo. Desde su debut político Podemos ha ido virando su discurso desde un planteamiento radical de izquierda populista hacia una posición centrista y de menor confrontación. Lejos quedan sus promesas de una renta básica para todos los españoles o la erradicación de los desahucios de viviendas por impago. No obstante resultados como el de Cataluña demuestran que precisamente lo que hizo que Podemos subiera al olimpo en las encuestas eran estas promesas utópicas para un electorado golpeado por la crisis económica y casi un 25% de desempleo. Paradójicamente su viaje hacia el centro para atraer al votante mayoritario es también su mayor peligro de pérdida de votantes.

Ciudadanos en el mejor puesto de salida

Por el contrario Ciudadanos, la alternativa de centro-derecha que, a la sazón, nació en Cataluña – formación de catalanes contrarios al independentismo que lleva una década en el Parlamento Catalán- ha logrado un segundo lugar en las elecciones catalanas, un puesto mucho mejor que el esperado. Y se erige como el auténtico ganador de la contienda en el panorama nacional pues los partidos independentistas catalanes no tienen implantación en el resto de España.

Albert Rivera, fundador y candidato a la presidencia de España de Ciudadanos, ha utilizado como metáfora el triunfo de su partido en el barrio obrero catalán de Nou Barris, cuna de la candidata de Ciudadanos a la presidencia catalana: “Ciudadanos ha ganado en Nou Barris, un distrito muy poblado, de clase media y trabajadora, que daba la victoria en las generales a otros partidos. Han votado masivamente a una opción nacida en Cataluña pero que mira a toda España”. Rivera no parece pecar de arrogante afirma que Ciudadanos “es hoy una alternativa de gobierno”.

Los votantes decepcionados del “bipartidismo” podrían movilizarse

El PP ha obtenido once escaños en Cataluña, ocho menos que en los anteriores comicios, confirmándose su mala posición frente a las generales aunque su presidente y Jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, haya dicho que los resultados catalanes “no son extrapolables” a las generales. Rajoy tuvo que hacer frente a la dura autocrítica que sí ha hecho el expresidente del Gobierno José María Aznar, quien ha señalado que ahora el PP está “en el peor escenario posible”. Por su parte el PSOE, con los 16 escaños conseguidos el domingo pasado, tiene tres menos que los que poseía en el parlamento catalán aunque mantiene en el tercer puesto.
Lo acontecido en Cataluña ratifica que PP y PSOE deben variar su estrategia urgentemente, algo que parece misión imposible. Pero también podría propiciar una mayor movilización de sus votantes decepcionados pero que no votarían por otras opciones. El último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas señaló que casi el 30% del electorado no iría a votar o no había decidido el sentido de su voto. Se trata de un grupo formado básicamente por electores decepcionados del PP y del PSOE. Un porcentaje que claramente puede inclinar la balanza.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master


Facebook
YouTube
Google+
Twitter
LinkedIn
INSTAGRAM