Yolanda Vaccaro entrevista a Arturo Pérez Reverte con motivo de su novela “El asedio”

yolanda-vaccaro-arturo-perez-reverte1

http://elcomercio.pe/impresa/notas/historia-independencia-inutil/20100309/444397

http://e.elcomercio.pe/66/impresa/pdf/2010/03/09/ECCU090310c5.pdf

Historia de una independencia inútil

EN SU NOVELA “EL ASEDIO” EL ESCRITOR REMEMORA CON NOSTALGIA LA CÁDIZ DE 1811, CERCADA POR LAS TROPAS DE NAPOLEÓN. SEGÚN EL AUTOR, LA ESPAÑA ACTUAL NO HA CAMBIADO MUCHO EN 200 AÑOS

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Martes 9 de Marzo del 2010
MADRID. Cádiz,1811. Las tropas napoleónicas han tomado España pero Cádiz se mantiene libre. Los políticos gestan la que sería la Constitución de las Cortes de Cádiz, en cuya elaboración participan criollos nacidos en las colonias americanas, las cuales luchan por su propia independencia. En este escenario, un asesino en serie elimina a jóvenes mujeres y un policía corrupto se empeña en dar con él. Asimismo, una mujer de la burguesía comerciante, Lolita Palma, conoce a Pepe Lobo, atractivo corsario de pocos escrúpulos. Estas son las dos historias cruzadas de “El asedio”, la nueva novela de Arturo Pérez-Reverte que, en una semana en las librerías, ya se ubica en el puesto número uno de ventas en España.

“El asedio” es una novela de amor, de intriga, de aventuras, de política, de ciencia… ¿Cómo la definimos?
Es una novela de géneros. Están los géneros policíaco, novelesco, folletinero-sentimental, de aventuras, de mar, científica, de enigmas. Ese era el desafío: hacer varias tramas, pero que todas ellas fueran parte de una misma novela como los personajes. Son dos años de trabajo, llevo mucho tiempo escribiendo. Ha sido un ejercicio personal. Me dije a ver si soy capaz de hacer una novela tan compleja sin que eso chirríe, que todo encaje y sea creíble.

¿Es su novela más ambiciosa?
Es mi novela más compleja, más complicada, me ha tomado muchos años. Abarca mucho, con muchos personajes, apunta a muchas zonas diferentes.

¿De dónde surgen esos personajes tan complejos?
Los personajes son como el lenguaje, son herramientas al servicio de la historia. Uno quiere crear un mundo, que el lector participe de una manera de mirar las cosas…

Una de las tramas es la gesta de las independencias de las colonias de América…
Entre las muchas tramas que tiene una de ellas apunta a América. Intenta explicar cómo en ese momento se está jugando la suerte en América, en Cádiz como ciudad puente o puerta de América. Un momento en el que está empezando el final de la hegemonía española. Y se ve cómo EE.UU. e Inglaterra comienzan a fomentar y ayudar a esas naciones que terminarían desgajándose del antiguo imperio español. Es un momento muy interesante. En ese aspecto, la novela es crepuscular. La pérdida de América es un cambio terrible, arruina muchas casas comerciales y cambia una forma de ver la vida.

¿Es verdad, como dice la novela, que Cádiz era la ciudad más liberal que existía en 1811?
Sí. Era abierta, moderna y comercial. La clase dirigente no era ni el clero ni la aristocracia ni la monarquía. Era una clase burguesa, trabajadora, comerciante como la de Liverpool, Manchester, Baltimore o Hamburgo. Era una ciudad por la que entraban ideas, donde la religión no estaba por encima de estas. Era una ciudad que representa lo que yo hubiera querido que sea España y que, por desgracia, nunca llegó a ser.

¿Por qué los hispanos no hemos sabido dar ese paso histórico de los anglosajones partiendo de la misma época?
No soy historiador, yo solo soy un novelista. Pero diría que hay dos factores. La revolución liberal de Cádiz se hizo sin el pueblo, fue hecha por abogados, clérigos ilustrados, militares y aristócratas. El pueblo fue el pretexto, el gran argumento que usan unos y otros para imponer sus tesis políticas. Y en América pasó lo mismo. La independencia fue de unas clases ilustradas criollas, mestizas y españoles afincados, que decidieron, con todo derecho, defenderse de los impuestos, de las normas, de las rigideces impuestas por un sistema económico anticuado como el que se imponía en España. Querían tener libertad de comercio con América del Norte e Inglaterra, e hicieron su revolución. En 200 años el pueblo no ha ganado nada con la independencia. Las que han ganado son las clases dirigentes que estaban antes con los españoles y que están ahora sin los españoles pero son las mismas. Nunca hubo una revolución real en América, hubo una independencia económica y comercial de clases acomodadas.

¿Hay algo que celebrar ahora que se habla de los bicentenarios de las independencias de la América hispana?
Cuando hablan de celebrar los bicentenarios deberían conmemorarlos con una misa fúnebre porque hace 200 años murieron muchas esperanzas de libertad, progreso y justicia que todavía hoy siguen sin hacerse realidad. Se conmemora la independencia de España, que está muy bien, pero también que una clase económica que no ha soltado el poder en 200 años accediera al poder en lugar de los virreyes españoles. Date una vuelta por cualquier campo de Perú o barrio de México y verás que la miseria, el hambre y, sobre todo, la incultura, siguen siendo las mismas. La independencia fue un gran fraude del que fueron víctimas las clases más desfavorecidas. l

PERFIL
NOMBRE: Arturo Pérez-Reverte.
EDAD: 60 años.
TRAYECTORIA: El novelista y periodista español es desde el 2003 miembro de la Real Academia Española.
BIBLIOGRAFÍA: Entre más de una treintena de libros, destacan “El maestro de esgrima” (1988), “La tabla de Flandes” (1990), “Territorio comanche” (1994), “La piel del tambor” (1995), “La carta esférica (2000), “La reina del sur” (2002), “Cabo Trafalgar” (2004), “El pintor de batallas (2006) y “Un día de cólera (2007).

Los comentarios están deshabilitados.

Facebook
YouTube
Google+
Twitter
LinkedIn
INSTAGRAM