Yolanda Vaccaro en El Mundo: El choque de Evo Morales con los pueblos indígenas de Bolivia

Artículo en el Diario El Mundo (España)

EL CHOQUE DE EVO MORALES CON LOS PUEBLOS INDÍGENAS
13AGO 2011 19:59
Evo Morales vive estos días entre dos fuegos, el de la necesidad de construir una carretera en la cabecera de la selva amazónica y sus nacientes hídricas y el de los pueblos originarios de las tierras bajas bolivianas que se oponen a ello. Estos pueblos preparan una marcha de protesta desde Trinidad (Beni) hasta La Paz.

No es la primera vez que, en sus cinco años y medio de presidencia, el Jefe del Estado boliviano es contestado desde los sectores que él siempre dice apoyar y representar. El caso, eso sí, es el paradigma de las contradicciones en las que se puede incurrir cuando se echa mano de argumentos radicales y excluyentes.

Los indígenas rechazan el proyecto vial pues, indican, partirá en dos “la casa grande” de 64 comunidades de las etnias moxos, chimane y yuracaré que habitan en el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), para construir una carretera de unos 170 kilómetros de largo y 50 metros de ancho. Además, según la Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación de Santa Cruz de la Sierra, el proyecto implicará la deforestación de unos 500.000 árboles. Los opositores a la construcción de la carretera subrayan, asimismo, que el proyecto cuenta con una inversión brasileña de unos 300 millones de dólares, algo que Morales, opinan, no quiere rechazar por mor de sus buenas relaciones políticas con el hermano mayor brasileño.

DAÑO MEDIOAMBIENTAL

El proyecto vial es rechazado categóricamente por los pueblos originarios ya que, indican, dividirá en dos “la casa grande” de 64 comunidades de las etnias de moxos, chimane y yuracaré para dar paso a una cinta de asfalto de poco más de 170 kilómetros de largo y 50 metros de ancho, que significará la deforestación de, al menos, 500.000 árboles, según los cálculos de la secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación de Santa Cruz. El TIPNIS está situado entre las estribaciones de la cordillera andina, sabanas inundables y bosque amazónico en el corazón geográfico de Bolivia, surcado por decenas de ríos, lagos y lagunas que son zonas de desove piscícola. Es un lugar considerada por los investigadores como “refugio pleistocénico” y uno de los escasos puntos en el planeta que registra precipitaciones pluviales de 5.000 mm/año por lo que posee una alta capacidad de absorción del dióxido de carbono y de producción de oxígeno. “La zona del TIPNIS está en la cabecera de lo que son las partes altas de la generación de aguas. El bosque genera y atrae agua a partir de la evaporación y transpiración de las mismas plantas que producen nubes densas con bastante agua y que beneficia no solo al lugar y a Cochabamba sino a toda la región y va avanzando por la cuenca de ríos hasta el Amazonas. Una depredación de este bosque va a generar un cambio del ecosistema y el clima de toda la región” ha explicado a una radio local John Zambrana, presidente del Foro sobre Medio Ambiente y Desarrollo.

El caso es que los líderes indígenas de la zona han sacado a relucir las contradicciones del presidente Morales al recordar que la Constitución que él promulgó –redactada prácticamente a su medida- garantiza los derechos al autogobierno y la autodeterminación de los pueblos indígenas originarios de Bolivia así como su derecho a de proteger y aprovechar de manera sustentable los recursos del territorio, que también fue de sus ancestros, y donde atesoran zonas sagradas de su cultura y de su historia.

EN BUSCA DEL EQUILIBRIO

Las reticencias de estos pueblos se contraponen con la idea de desarrollo que lleva aparejada la construcción de una carretera, de infraestructuras en general, en una zona a la que actualmente es muy difícil acceder. El ministro de Obras Públicas, Walter Delgadillo, como varios miembros del gobierno, está tratando de reconducir un diálogo con los citados pueblos indígenas pero ha recordado que “son una minoría frente a un 95% de agrupaciones benianas que consideran una demanda histórica, desde 1830, la construcción de una carretera que les una al resto del país”.

El caso, pues, pone sobre el tapete que los conceptos radicales que llevaron a la presidencia a Evo Morales y que este muchas veces mantiene en su actual discurso son enemigos de cualquier gobierno que realmente pretenda el desarrollo de su país respetando las tradiciones y el inexcusable respeto al medio ambiente. Saber gobernar es precisamente saber buscar un equilibrio entre derechos y reivindicaciones legítimas que muchas veces entran en conflicto.

El del TIPNIS es un tema que pone a prueba la habilidad de Evo Morales para conciliar su acertada defensa de los derechos de los pueblos originarios americanos y el respeto al medio ambiente frente a la necesidad de la construcción de las infraestructuras en zonas bolivianas que sin carreteras y otros medios de comunicación permanecerán apartados precisamente del desarrollo que Morales propugna para los menos favorecidos.

Yolanda Vaccaro Alexander
Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, es Corresponsal en España del Diario El Comercio de Perú. Participa en programas sobre Latinoamérica en medios de comunicación y universidades. Asimismo imparte conferencias en entidades como el Banco Mundial. Colabora en foros de debate y reflexión en el ámbito de las relaciones internacionales entre los que se encuentra Safe Democracy.

Yolanda Vaccaro en El Mundo: La enfermedad de Hugo Chávez y sus repercusiones en Latinoamérica

Artículo en El Mundo sobre Hugo Chávez

Nuestra América 2.0
Venezuela y Latinoamérica tras el anuncio de la enfermedad de Hugo Chávez
01JUL 2011 16:22
El caudillismo sigue marcando el estilo de la política de gran parte de los países latinoamericanos. Y el mejor exponente de ello es el presidente venezolano, Hugo Chávez, heredero absoluto del protagonismo que durante décadas ha ocupado Fidel Castro en la región. Nadie duda de que en los últimos años pocas cosas se comprenden no solo en Venezuela- eso está por descontado- sino también en Sudamérica y países como Nicaragua y Honduras sin la influencia del mandatario venezolano. Por eso su anuncio de que ha sido operado de un tumor cancerígeno en La Habana desata todo tipo de especulaciones y perspectivas en torno al futuro venezolano y a la evolución de una serie de alianzas y modos de gobernar que Chávez ha instigado de forma directa o indirecta en Latinoamérica.

Aunque siempre cabe la posibilidad de que también en eso Chávez trate de emular a su admirado Fidel Castro y siga siendo el hombre fuerte del régimen de su país desde un hospital, ya se han desatado las visiones sobre lo que podría ocurrir en Venezuela y en Latinoamérica en el caso de que el presidente bolivariano se aparte del poder.

PROBABLES SUCESORES

En 1998 Chávez ganó por primera vez unas elecciones generales en Venezuela. Desde entonces su poder en Caracas no ha hecho más que crecer. Sus adversarios lo critican por sus formas autoritarias. Pero sería no solo injusto sino también absurdo no reconocer que Chávez cuenta con un ingente apoyo en su país, sobre todo entre las clases menos favorecidas por el desarrollo. Cómo lo ha logrado es otro tema que por supuesto merece un análisis a fondo que sin duda pondría sobre el tapete sus polémicas maniobras políticas, su excesiva tendencia al asistencialismo y al clientelismo así como su condenable abuso del poder en contra de sectores vitales para la democracia como los medios de comunicación. Pero lo cierto es que en Venezuela hasta ahora resultaba poco creíble realizar análisis sin considerar el peso y las decisiones del presidente bolivariano. A partir de su anuncio de que tiene cáncer, realizado desde La Habana y con gesto verdaderamente compungido, cambia radicalmente la orientación de cualquier comentario. Hugo Chávez gobierna ya desde hace un mes desde Cuba aunque tras su anuncio es algo difícil pensar que gobierna solo o prácticamente sin compañía, como ha ocurrido durante los últimos trece años. Si hasta antes de su anuncio la petición más repetida desde los sectores críticos era que delegara el gobierno de forma temporal, hasta su recuperación, en el vicepresidente Elías Jaua, las luces del panorama tras el anuncio se vuelcan sobre los probables sucesores del presidente.

En este contexto en primer lugar se habla del propio Jaua, uno de los más cercanos colaboradores de Chávez bajo cuyo gobierno ha dirigido los ministerios de Economía Popular, de Agricultura, y de la Secretaría de la Presidencia. En segundo lugar las miradas se posan sobre Nicolás Maduro, el hombre del gobierno venezolano más conocido en el extranjero después de Chávez en su calidad de ministro de Relaciones Exteriores y, por supuesto, de hombre de confianza del presidente. Por motivos obvios, la persona que maneja los principales recursos del país como máximo dirigente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), Rafael Ramírez, se sitúa también en las primeras posiciones de la lista de probables sucesores. Por supuesto no faltan en las apuestas algunos familiares del mandatario, destacando en este marco su hermano y mentor político, Adán Chávez, gobernador del Estado de Barinas, y su hija María Gabriela, primera dama.

EN CLAVE CONTINENTAL

A nivel regional está claro que Chávez es el gran gestor político y financiero de entidades netamente bolivarianas y que muchas veces han despertado preocupación en los sectores inconformes con la senda política de Chávez y el chavismo.

En este plano es imposible no empezar hablando de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), grupo formado por Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Dominica, San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda. Resulta muy difícil imaginar la existencia de la ALBA -al menos tal como la conocemos y con el significado que encierra- sin el impulso personal de Chávez.

Peor incluso se puede vislumbrar el futuro de la Organización de Estados Latinoamericanos y del Caribe (OELC), entidad que iba a ponerse en marcha precisamente estos días en Caracas y que, en resumidas cuentas, pretendía ser una OEA sin Estados Unidos ni Canadá.

Por contraposición otros dos ejes de integración que generan menos recelos y que incluso reciben el beneplácito de los sectores críticos con el chavismo podrían verse favorecidos en el caso de que el presidente Chávez dejara el poder en Venezuela. Se trata de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) y de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

De UNASUR forman parte no sólo los países de la ALBA sino también Estados considerados al margen de la influencia bolivariana como Brasil, Colombia y Chile. En el seno de UNASUR ha contado el liderazgo de Brasil en manos de Lula da Silva y se espera que Dilma Rousseff tome el testigo. Por su parte la CAN, que justamente sufrió los embates de las iras del presidente Chávez, que retiró a Venezuela de la organización –en protesta por la política de Bogotá y de Lima de negociar tratados de libre comercio con Estado Unidos y la Unión Europea- y que motivó la amenaza de abandono por parte de Bolivia, podría ser mirada con otros ojos por un renovado gobernante venezolano.

Yolanda Vaccaro Alexander
Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, es Corresponsal en España del Diario El Comercio de Perú. Participa en programas sobre Latinoamérica en medios de comunicación y universidades. Asimismo imparte conferencias en entidades como el Banco Mundial. Colabora en foros de debate y reflexión en el ámbito de las relaciones internacionales entre los que se encuentra Safe Democracy.

Yolanda Vaccaro en El Mundo: Perú en la encrucijada. Análisis sobre las elecciones peruanas

http://www.elmundo.es/america/blogs/nuestra-america-2/2011/04/15/peru-en-la-encrucijada.html

Nuestra América 2.0CATEGORIA
Perú en la encrucijada
15 ABR 2011 19:07
El próximo 5 de junio los peruanos elegirán en segunda vuelta electoral quién gobierna su país durante los próximos años entre Keiko Fujimori y Ollanta Humala. Para muchos se trata de una elección diabólica. “¿Qué enfermedad nos aconsejan contraer, el cáncer o el sida?” se preguntan algunos en fotos de Internet. ¿Cómo se ha llegado a esta situación?

Aunque parezca lo contrario, en realidad nada de lo que ocurre en Perú es sorprendente. El ascenso del caudillismo, la debacle del sistema de partidos y la constante de lo inesperado es fruto de gobiernos que fracasaron con la mayor asignatura pendiente de Latinoamérica: la falta de equidad, la redistribución de la riqueza, la desigualdad, en resumidas cuentas. Latinoamérica no es la región más pobre del mundo pero sí la más desigual y Perú es buena muestra de ello.

Perú ha crecido sostenidamente durante los últimos quince años. 2010 se cerró con un crecimiento del 8,8%. Lima, región que concentra a la tercera parte de la población del país, es una ciudad que ha dado un vuelco espectacular y hoy da gusto pasearse por sus calles. Pero si gran parte de Lima es un ejemplo, con unas calles en general limpias y el fantasma del terrorismo conjurado, no ocurre lo mismo con algunas otras zonas del país, sobre todo del sur, que siguen en la pobreza. Una cifra ilustra la dramática situación: según cifras oficiales medio millón de niños de entre 0 y 5 años de edad sufren desnutrición crónica.

En cuanto al terrorismo, con toda su estela de muerte y destrucción, es cierto que se ha controlado muchísimo. Pero nadie duda de que la desigualdad extrema es el mejor caldo de cultivo para los vendedores de armas que agitan los conflictos sociales – a fin de cuentas los únicos beneficiados con el terrorismo y las guerras son quienes venden las armas-. De vez en cuando se conocen noticias sobre escaramuzas de las fuerzas del orden con terroristas y, sobre todo, narcoterroristas en la selva peruana. Dicen quienes conocen la zona que, lamentablemente, ocurre mucho más de lo que conocemos.

REPARTIR RIQUEZA

España es el primer país inversor en el Perú. Antonio Brufau, presidente de Repsol, dijo hace unas semanas que hacer negocios en Perú era exactamente igual que hacerlos en España. La seguridad jurídica para la inversión nacional y foránea es una realidad en el Perú de hoy. Felizmente. No se puede repartir pobreza. Hay que repartir riqueza. Y para eso hace falta capital, bienvenido sea, pero también un Estado que vele por sus ciudadanos, por unos salarios dignos. Humala ha prometido elevar el salario mínimo de 600 a 750 soles. El excandidato Alejandro Toledo había prometido elevarlo a 800, unos 200 euros. Debería dar pudor hablar de cifras tan escandalosamente bajas en un país que se precia de ser uno de los que más crecen en el mundo. ¿Para quién crece? ¿Para cuántos crece? Algo sigue funcionando mal.

Con estas pinceladas tratamos de explicarnos las preferencias electorales de la mayoría de peruanos por candidaturas que no representan un sistema tradicional de partidos.

Ollanta Humala es el único candidato con opciones que representa una opción de izquierdas, que habla no solo sin ambages sino también con orgullo de nacionalismo, y que, asimismo, efectivamente asesorado en esta campaña por los sabios asesores de campaña del expresidente brasileño Lula da Silva, ha sabido transmitir la idea de un posicionamiento ideológico moderado sin renunciar a sus postulados de igualdad social. Ya no se autodenomina “antisistema”, ahora dice que ha madurado, ha cambiado hasta su vestimenta: dejó la camiseta rojo por el traje y la corbata. Esto no debería sorprender.

Tampoco el hecho de que el segundo lugar haya sido ocupado por Keiko Fujimori. Ella capitaliza el recuerdo de su padre, para bien y para mal, y a Alberto Fujimori se le relaciona con el control del terrorismo y de la inflación. Pero Keiko también es heredera del triste recuerdo de la represión. La Comisión de la Verdad y la Reconciliación señaló que en 20 años de terrorismo y represión militar hubo al menos 69.000 muertos, la mayor parte a manos de los movimientos terroristas (Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru) pero miles también a manos de fuerzas del orden, de grupos paramilitares y militares comandados por Vladimiro Montesinos. El 6 de abril de 2009 Fujimori fue condenado a 25 años de cárcel como “autor mediato” de crímenes de lesa humanidad por las matanzas de la Universidad de la Cantuta y de Barrios Altos (Grupo Colina). Matanzas en las que murieron hombres, mujeres y niños.

OPTIMISMO Y PESIMISMO

Tanto Humala como Fujimori prometen moderación y se declaran representantes del centro. Los optimistas esperan que si gana Humala se parezca mucho más a Lula da Silva que a Hugo Chávez, y que si gana Keiko se distancie del modo autoritario con el que gobernó su padre. Pero los pesimistas –o realistas- ya piensan en el camino de la emigración. Lo cierto es que solo cuando el triunfador lleve al menos un año gobernando se sabrá qué camino sigue el Perú

Yolanda Vaccaro: Homenaje a Alejandro Miró Quesada Garland

Artículo en el Diario El Mundo

Alejandro Miró Quesada Garlad deja uno de los mayores legados periodísticos en Iberoamérica
14MAR 2011 19:22
Hay grandes hombres que marcan tendencias fundamentales en el desarrollo democrático de sus naciones. Uno de ellos fue Alejandro Miró Quesada Garland, director general del Diario El Comercio y uno de los padres del periodismo latinoamericana. Nos dejó el pasado 13 de marzo, a los 95 años de edad.

Su lucha por la libertad representa uno de los hitos básicos de la evolución latinoamericana en general y peruana en particular. La libertad de prensa y la democracia peruanas no se explican sin su trabajo y su ejemplo. Su dedicación y sabiduría merecieron también el reconocimiento internacional. En este contexto entre otras tareas cumplió una destacada labor al frente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), de la que fue presidente. Recibió condecoraciones por parte de gobiernos como el peruano, el francés, el español o el argentino.

Perú está de luto y recuerda a Alejandro Miró Quesada Garlad, una de las figuras esenciales de su historia contemporánea. Suyas son frases como esta: “La libertad de prensa, expresión y opinión es el árbol frondoso bajo el cual se cobijan las demás libertades”.

Defensor de la democracia

Con 17 años de edad Alejandro Miró Quesada Garland, en los años treinta, conoció el trabajo periodístico, vocación heredada de su padre, Luis Miró Quesada de la Guerra, entonces director de El Comercio. Inició su formación en la Pontificia Universidad Católica del Perú en 1932. Cursó sus estudios superiores de Derecho en la Universidad La Sorborna de París, en la Universidad Central de Madrid y en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Fue uno de los principales impulsores y difusores de la idea, hoy firmemente asentada, de que la libertad de expresión es cimiento del Estado democrático y que cuando es maltratada se maltrata también el derecho de los ciudadanos a informarse libremente y, finalmente, se menoscaba gravemente el sistema democrático.

Fue precisamente una de las personalidades iberoamericanas que sufrió directamente el ataque frontal a la democracia y a la libertad de expresión. En 1968 el dictador militar Juan Velasco Alvarado lideró un golpe de Estado y luego un gobierno de facto que, en 1974, expropió a sus legítimos propietarios los medios de comunicación peruanos. El Comercio fue tomado por la dictadura hasta que, en 1980, fue devuelto a sus dueños. Ese año Alejandro Miró Quesada Garland y Aurelio Miró Quesada Sosa –otra gran figura de la democracia peruana, fallecido en 1998- asumieron conjuntamente la dirección de El Comercio. Se inició entonces una etapa de consolidación de los valores periodísticos y democráticos que guían a El Comercio desde su fundación, 1839, en manos de sus legítimos propietarios. Desde entonces El Comercio ha marcado la pauta de la modernización y la reafirmación ética de la prensa peruana basándose en los criterios de la independencia, la veracidad y la firme determinación de servir al interés general de los peruanos y del ser humano.

Forjador de las nuevas generaciones

Distinguido maestro de la comunicación y defensor de los valores democráticos, Alejandro Miró Quesada Garland tuvo tiempo de cuidar de sectores de la sociedad que muchas veces pasan desapercibidos a pesar de ser el futuro de un país. En este marco en los ochenta lideró la creación de la Sección Escolar de El Comercio, un capítulo innovador mediante el que la prensa y la libertad de expresión fueron conocidas de primera mano por miles de estudiantes adolescentes de colegios de toda la geografía peruana. Miró Quesada Garland es recordado por estas personas, hoy adultos, que tienen (tenemos) marcado en su vida el valor de la libertad de expresión como eje de la democracia y que recuerdan que el entonces director de El Comercio dedicaba parte de su agenda a asistir a actividades de esta Sección Escolar que forjó sendas futuras carreras periodísticas.

Este acercamiento a la juventud con ganas de salir adelante formó parte de su firme convencimiento de que no hay nación con futuro si no se cimienta el conocimiento de sus adolescentes y jóvenes. Muestra de ello fue también su faceta de maestro y docente. Fue catedrático de Historia del Arte en la Facultad de Letras y Humanidades de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, uno de los gestores de la Universidad de Lima y de su Facultad de Comunicaciones, donde impartió clases magistrales a varias generaciones de periodistas que hoy lo recuerdan con agradecimiento y admiración.

Alejandro Miró Quesada Garland acuñó muchísimas frases memorables sobre la responsabilidad del oficio periodístico y el cuidado supremo que se debe tener al desarrollarlo. Una de ellas es esta: “A los periodistas les diré que la vida me ha enseñado que el periodismo honesto y serio da dividendos, que es fácil destruir pero difícil construir. Que la gente ayuda a los periodistas y a los periódicos que representan algo positivo y están al servicio del país. Que no se queden en la cáscara sino que vayan al meollo, que no se dejen deslumbrar por la forma sino que vayan al fondo y vean la realidad. Que comprendan la importancia que tiene para un país un periodismo honesto, serio y responsable”.

Yolanda Vaccaro Alexander
Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, es Corresponsal en España del Diario El Comercio de Perú y Consultora de Comunicación del Banco Interamericano de Desarrollo, BID. Participa en programas sobre Latinoamérica en medios de comunicación y universidades. Asimismo imparte conferencias en entidades como el Banco Mundial. Colabora en foros de debate y reflexión en el ámbito de las relaciones internacionales entre los que se encuentra Safe Democracy.

Yolanda Vaccaro en el Diario El Mundo: Los peruanos en el exterior, los olvidados de la campaña electoral

Artículo en El Mundo

Los peruanos en el exterior, los grandes olvidados de la campaña electoral

15FEB 2011 12:05
Un total de 754.154 peruanos residentes en el exterior están convocados para las elecciones generales peruanas del próximo 10 de abril. Representan el 3,78% del censo electoral, un porcentaje equivalente al de provincias como Cusco, Puno, Junín o Áncash. Se trata de un número de electores nada desdeñable que puede ser decisivo sobre todo en la segunda vuelta que, casi con toda seguridad, tendrán que disputar los dos candidatos presidenciales que obtengan el mayor número de votos el 10 de abril. Las encuestas señalan que ninguno de los contendientes será capaz de alcanzar la mitad más uno de los sufragios en la primera ronda de la mencionada cita electoral, requisito para acceder a la Jefatura del Estado.

Pero parece que aún los candidatos no son conscientes totalmente de la relevancia del voto peruano en el exterior.

Escasa campaña y pocas propuestas concretas

El país que más peruanos electores para el 10 de abril concentra es Estados Unidos, con 240.565 convocados. España se sitúa en segundo lugar, con 123.855 peruanos registrados para sufragar en todo el país. El tercer lugar es para Argentina, con 106.665 electores. En el resto de países la suma de peruanos votantes es inferior a 100.000.

Estados Unidos y España son, pues, los dos países clave. Pero la campaña en estos países por el momento es escasa. Según los representantes en España de las principales candidaturas –los candidatos presidenciales con posibilidades de llegar a una casi segura segunda vuelta son Alejandro Toledo, de Perú Posible, Keiko Fujimori, de Fuerza 2011, y Luis Castañeda, de Solidaridad Nacional- no existe o no han recibido presupuesto alguno o suficiente para hacer campaña en condiciones entre sus compatriotas.

En cuanto a los planes de gobierno, las referencias a los peruanos en el exterior son realmente mínimas. Entre los partidos con posibilidades de gobierno, el que más espacio y más propuestas concretas dedica en su plan de gobierno a la diáspora es Perú Posible. Este partido ofrece “estudiar mecanismos de incentivos a los peruanos que regresen definitivamente al país; establecer convenios de seguridad social con los principales países donde están residiendo y facilitar la compra de activos en el Perú; impulsar la homologación de los títulos secundarios y universitarios, acceso a la universidad a distancia en el Perú, y uso del gobierno electrónico para sus trámites; revalorizar el pasaporte peruano respetando escrupulosamente los principios de reciprocidad, especialmente en lo relacionado con los requisitos inmigratorios e iniciar negociaciones con los países para eliminar mutuamente los requisitos de visas de turismo, aplicando a los nacionales de los países que nos exigen visa, la obtención de una tarjeta turística; asegurar una representación en el Congreso de los peruanos en el exterior con la creación de un distrito electoral ad hoc; potenciar la asistencia a nuestros compatriotas en el exterior, y promover la creación del Viceministerio de las comunidades peruanas en el exterior”.

Solidaridad Nacional presenta un plan de gobierno de 72 páginas pero únicamente dedica dos párrafos a los peruanos en el exterior. Plantea “proponer las modificaciones necesarias para otorgar representación legislativa a los peruanos en el exterior, a fin que sus intereses puedan ser defendidos, potenciando la atención eficiente y digna a nuestros compatriotas en el mundo” e “impulsar un sistema simplificado de acceso a la seguridad social para los peruanos en el exterior, en cuyo favor suscribiremos convenios bilaterales de Seguridad Social (salud y pensiones) con más países”. El convenio de Seguridad Social hispano-peruano es el modelo a seguir en ambos casos.

En ninguna de las 27 páginas del plan de gobierno de Fuerza 2011 que difunde el partido en su web se encuentran referencias a los peruanos que residen fuera de su país.

Legítimas reivindicaciones

Los partidos políticos peruanos y las candidaturas a las elecciones generales de este año, pues, tienen un tema de reflexión ante sí de cara a futuras contiendas electorales en torno a los peruanos en el exterior, una masa productiva que contribuye en gran medida con el desarrollo de Perú gracias a las remesas que envían a sus familiares en su país de origen. Según el Banco Mundial durante 2010 los peruanos enviaron a su país en concepto de remesas casi 2.500 millones de dólares, representando el 2% del PIB y el 3% del consumo final privado según el Instituto Nacional de Estadística e Informática peruano (INEI).

Aunque actualmente no figuren como prioridad en sus planes de gobierno, parece legítimo y hasta necesario que el próximo gobierno peruano tome nota de las reivindicaciones de los peruanos que viven en el exterior y que pasan por la creación de una entidad que centralice sus demandas, la creación de una circunscripción electoral en el exterior, y la puesta en marcha de mecanismos que faciliten su integración social y laboral en los países en los que viven destacando en este último punto el requerimiento de que desde Perú se promueva que los peruanos profesionales puedan homologar sus títulos en los países en los que viven. Estos fueron los temas principales expuestos como motivos de preocupación en la Audiencia con peruanos en el exterior realizada por el Diario El Comercio en Madrid en septiembre de 2009 y, en cualquier caso, son las demandas fundamentales que cualquier peruano que viva en el extranjero conoce con las particularidades propias de cada país de acogida.

Yolanda Vaccaro en el diario El Mundo: ETA, barcos de guerra y relaciones entre Venezuela y España

Artículo en El Mundo

http://www.elmundo.es/america/index.html

ETA, barcos de guerra y relaciones hispano-venezolanas

Tras conocerse que miembros de la banda terrorista ETA han declarado ante un juez haber recibido entrenamiento en Venezuela la reacción del Gobierno Español resulta algo desconcertante. Por un lado miembros del Ejecutivo exigen una cooperación decidida al Gobierno Venezolano, encabezado por Hugo Chávez. Pero, al menos ante la opinión pública, la postura española no parece todo lo contundente que el caso merecería.

Hugo Chávez, una vez más, deja claro que él va por libre. Preguntado sobre las palabras del canciller español, Miguel Ángel Moratinos, y del Fiscal General del Estado Español, Cándido Conde-Pumpido, exigiendo una “respuesta definitiva” en torno a su colaboración en la investigación sobre las relaciones de ETA en Venezuela, Chávez respondió: “a palabras necias oídos absolutamente sordos”. Naturalmente el presidente bolivariano abundó con sus consabidas frases grandilocuentes. Para él la “extrema derecha española”, con la ayuda de Washington, tiene el “empeño” de que el “mundo crea” que él es “terrorista” o apoya “el terrorismo” o que él es “narcotraficante” o apoya “el narcotráfico”.

Las actitudes y respuestas de Hugo Chávez ya no sorprenden, se esté o no de acuerdo con él. Lo que sí parece algo sorprendente es la reacción un tanto tibia por parte del Gobierno Español en su deber de exigencia de cooperación para desentrañar realmente qué es lo que pasa con ETA en Venezuela. ¿Por qué tantos miramientos en algo frente a lo que cualquier país democrático apoyaría a España? Una de las posibles respuestas fue proporcionada hace unos días por el diario El Mundo.

El negocio de los barcos de guerra

En un reportaje de este periódico se dio a conocer que España ha ofrecido a Caracas “un gran contrato naval militar para reforzar la cartera de pedidos de los astilleros públicos y los ingresos del grupo estatal Navantia”. Asimismo el reportaje señaló que Hugo Chávez se ha manifestado dispuesto a negociar a cambio de que Venezuela y España se conviertan en aliados en el desarrollo de la industria naval. El alcalde de Puerto Real (Cádiz), donde se sitúa Navantia, José Antonio Barroso, indicó a El Mundo: “Venezuela no quiere ser mero comprador de material militar español porque no es una colonia de España. Aspira a que los dos estados se asocien para formar una empresa naval conjunta en la que todos saldrían ganando porque Venezuela, que dispone de muchos recursos, no tiene la tecnología de Navantia para fabricar buques militares y civiles de alto valor añadido ni unos astilleros potentes”.

El contrato mencionado sería una ampliación de una polémica venta de material militar de España a Venezuela acordada en 2005 para fabricar en España cuatro buques de vigilancia oceánica y cuatro de vigilancia litoral. Dicho contrato supone el desembolso de Caracas de 1.200 millones de euros y, en la práctica, significa el reflotamiento de Navantia. El contrato con Venezuela fue el mayor pedido de la historia de la industria militar española. Los buques deben estar a punto antes de julio de 2011.

Obviamente no existe una conexión explícita entre este millonario contrato y la postura del Gobierno Español en torno a la exigencia a Venezuela de investigar las relaciones de la banda ETA en territorio venezolano. Pero ya se sabe que en las relaciones internacionales se manejan todo tipo de argumentos y ámbitos.

El fin no justifica los medios

En lo que respecta a las relaciones entre España y Latinoamérica las preguntas son casi retóricas y se caen de maduras. Sabemos que se vende material militar a Venezuela o a cualquier otro país por hacer negocio. Pero ¿es que no se piensa en lo que la venta de este material puede desencadenar? ¿Para qué se vende material militar y, en este caso concreto, a Venezuela? ¿No se es consciente de que ello alimenta un desequilibrio regional armamentístico en una situación que no es precisamente idílica en el campo de las relaciones entre países fronterizos? ¿Resulta moralmente lícito y ético mantener en pie económicamente una industria aún a costa de contribuir con eventuales conflictos bélicos? Recordemos que en 2005 el Gobierno de Estados Unidos vetó la venta de España a Venezuela de aviones militares que llevaban tecnología militar estadounidense señalando que tal transacción podría complicar la estabilidad sudamericana sobre todo porque “las acciones y frecuentes declaraciones del Gobierno de Venezuela contribuyen a la inestabilidad regional”.

Habrá quien responda con la consabida frase de que “si quieres la paz prepárate para la guerra”. Pero ya se sabe también que a estas alturas semejante frase es cuando menos cínica.

Cualquier país democrático y sobre todo España, que tanto ha contribuido y contribuye a favor de su llamada “comunidad histórica”, debería sopesar con mucha prudencia y sensatez si es pertinente alimentar la carrera armamentista en Latinoamérica aunque ello suponga pingües beneficios económicos. También debería hacerlo, claro está, respecto de cualquier otra zona del mundo. El fin económico no justifica los medios.

Y en lo relativo a la necesaria investigación en Venezuela sobre los vínculos de ETA resulta mucho más evidente que nada, mucho menos un interés económico, debe frenar al Ejecutivo Español en su tarea de demandar la necesaria cooperación policial y judicial por parte de Caracas.

Yolanda Vaccaro Alexander
Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, es Corresponsal en España del Diario El Comercio de Perú. Participa en programas sobre Latinoamérica en medios de comunicación y universidades. Asimismo imparte conferencias en entidades como el Banco Mundial. Colabora en foros de debate y reflexión en el ámbito de las relaciones internacionales entre los que se encuentra Safe Democracy.

Yolanda Vaccaro en el Diario El Mundo: La inmigración en las relaciones UE- Latinoamérica

junio 19, 2010 admin
Deshabilitado

Artículo en El Mundo

La inmigración en las relaciones UE-ALC

YOLANDA VACCARO

La migración no estaba en el guión como tema destacado pero terminó siendo uno de los puntos más comentados en la Cumbre Unión Europea-América Latina Caribe (UE-ALC) celebrada recientemente en Madrid. Lo puso sobre la mesa Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina, sin ambages: “Argentina fue ejemplo de acogida para españoles, italianos y otros europeos, que encontraron allí un plato de comida…Pido a mis colegas europeos evitar conductas y leyes discriminatorias contra la inmigración”.

Fernández de Kirchner solicitó a sus homólogos europeos “abordar el problema del proteccionismo en todas sus formas”, incluyendo el proteccionismo a los trabajadores autóctonos frente a los derechos de los trabajadores que llegan de fuera y sacan adelante la economía en sectores que, de lo contrario, se deprimirían.

El aporte migrante

Y es que la presidenta argentina evidenció esa doble personalidad que irradian estos encuentros. Casi todo son beneplácitos recíprocos en los planos macroeconómico y comercial pero se repara poco en la realidad de millones de personas. En el marco de la mencionada cita presidencial, por ejemplo, se firmaron Tratados de Libre Comercio (TLC) entre la UE y Perú y Colombia. Es cierto que este tipo de acuerdos benefician a las poblaciones pero sus efectos a veces tardan demasiado en llegar a las capas menos favorecidas de la sociedad. Asimismo a final de cuentas los migrantes también contribuyen con la economía de sus países de origen enviando unas remesas que en muchos casos ayudan de manera fundamental a la economía de millones de familias en los países en desarrollo y colaboran de forma decisiva en el aumento de las divisas de estas naciones. También los migrantes colaboran con la economía de los países en los que viven desempeñando trabajos necesarios para la cadena productiva. Trabajos que, como también recordó la presidente Fernández de Kirchner en la Cumbre de Madrid, en muchos casos desprecian los nacionales de los países ricos en tiempos de bonanza y desarrollan con gusto millones de inmigrantes. Puede sonar esto a lugares comunes pero es que muchas veces este tipo de planteamientos reflejan la realidad pues el mercado aún está muy lejos –no sabemos si alguna vez estará cerca- de regular por sí solo unas condiciones de acceso a las oportunidades verdaderamente homogéneas.

Globalización también para las personas

No estuvo sola en su planteamiento la presidenta argentina. La acompañaron otros presidentes de Latinoamérica–pocos, en realidad- que no intervinieron con discursos en la cumbre pero hablaron en foros paralelos. Rafael Correa, presidente ecuatoriano, manifestó: “Si América Latina hubiera utilizado las mismas políticas cuando recibimos la gran ola migratoria de Europa ¿qué efecto hubiera tenido? Las políticas europeas de inmigración, que criminalizan y penalizan, me parecen una inconsistencia monstruosa, una ingratitud histórica y una doble moral. No sé cómo Europa va a poder explicar a las futuras generaciones que se potenciaba la globalización y se buscaba cada vez mayor movilidad de capitales y mercancías pero a la vez se criminalizaba la principal de las movilidades, la movilidad humana”. Por mucho que podamos criticar muchas de las políticas de presidentes como Correa parece difícil estar en contra de esta idea.

En efecto allí está, por ejemplo, la norma –la llamada Directiva de Retorno- de la UE que permite detener a una persona hasta durante 18 meses sólo por carecer de permiso de residencia. España, precisamente, ha sido uno de los primeros países europeos en llevar a su legislación interna la citada directiva ampliando de 40 a 60 días el plazo máximo de detención de inmigrantes por el mero hecho de carecer de documentos legales de estancia o residencia en España. Si al finalizar el citado plazo no hay deportación los inmigrantes deben ser puestos en libertad. Durante el periodo de detención en España los inmigrantes permanecen en los llamados Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en condiciones criticables.

La necesidad de medidas concretas

En la mencionada cumbre UE-ALC hubo mucho debate sobre cómo encajar la inmigración en la Declaración Final. Finalmente el texto sólo dice que se aspira a “conseguir un conocimiento más adecuado de las realidades de la migración y a fomentar el disfrute efectivo y la protección de los derechos humanos de todos los emigrantes de ambas regiones así como determinar los retos y los ámbitos de interés mutuo que requieren soluciones comunes y una cooperación práctica y concreta sobre cuestiones específicas”. Igualmente habla de las mafias que trafican con seres humanos aunque de forma bastante genérica: “En el contexto de nuestro diálogo deberíamos abordar también medidas para combatir la trata de seres humanos y la introducción ilegal de emigrantes y para ayudar a las víctimas. Manifestamos asimismo nuestra preocupación por todas las prácticas debidas a la intolerancia y los prejuicios raciales”.

Pocas veces se espera que de este tipo de encuentros resulten medidas reales pero la frase dedicada a la inmigración en esta declaración rebosa buena voluntad aunque adolece de una carencia total de enunciados de medidas tangibles.

Es necesario replantear las cumbres presidenciales para que conlleven medidas concretas que beneficien por lo menos a medio plazo a las poblaciones que representan.

Yolanda Vaccaro Alexander
Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, es Corresponsal en España del Diario El Comercio de Perú y Consultora de Comunicación del Banco Interamericano de Desarrollo, BID. Participa en programas sobre Latinoamérica en medios de comunicación y universidades. Asimismo imparte conferencias en entidades como el Banco Mundial. Colabora en foros de debate y reflexión en el ámbito de las relaciones internacionales entre los que se encuentra Safe Democracy.

Yolanda Vaccaro en el diario El Mundo: Educación e institucionalidad frente a ideas creativas como las de Evo Morales

abril 27, 2010 admin
Deshabilitado

Artículo en El Mundo

Educación e institucionalidad frente a ideas creativas como las de Evo Morales
26ABR 2010 09:48
“El pésimo humor negro del presidente boliviano, Evo Morales, al alertar que el consumo de pollos de granja genera homosexualismo y calvicie, rebotó contra sí mismo en la parodia transgénica (por llamarla así) que refleja su régimen como receptor de los más complicados contrabandos políticos e ideológicos, desde el chavismo hasta el marxismo leninismo, pasando por el sindicalismo indígena y el antiimperialismo a la cubana”. Eso es lo que opina Juan Paredes Castro, editor de Política del diario El Comercio de Perú, sobre las palabras del presidente boliviano en torno al consumo de pollo, la homosexualidad y otras variantes. En la inauguración de la Primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático, realizada en Bolivia, Morales dijo: “el pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres”. No quedó allí la cosa. También dijo el presidente que la calvicie “es una enfermedad en Europa por las cosas que comen” y que la Coca Cola sólo sirve para desatascar inodoros.

Los comentarios de Evo Morales pueden tomarse como ofensivos o ser relegados al baúl de lo simplemente jocoso, anecdótico o grotesco. Pero en realidad no deberían ser pasados por alto ya que ponen sobre el tapete la realidad de muchos países entre los que sin duda se encuentran algunos de Latinoamérica: la elección de los gobernantes es muchas veces una ruleta rusa que da como ganador no precisamente a los candidatos más idóneos.

La cuestión no es baladí pues el mero hecho de plantear el debate puede conllevar la necesidad de hablar de la esencia de la democracia. Por mucho que se pueda cuestionar a Evo Morales no se puede negar que fue elegido por el voto popular y directo.

No obstante, tal como señala Paredes Castro, la elección democrática de un líder no puede convertirse en un cheque en blanco girado por el votante.

Han pasado varios días y aún no se sabe a ciencia cierta si lo que dijo Evo Morales sobre los pollos, la homosexualidad y la Coca Cola respondió a su deseo de hacer bromas –de muy mal gusto, en cualquier caso- o si realmente el presidente boliviano cree en las cosas que dijo. Su historial siembra muchas dudas. En ocasiones anteriores regaló otras perlas como cuando, tras el último terremoto que sacudió Chile, declaró, muy serio, que “los terremotos son consecuencias de las políticas neoliberales”. En marzo pasado, asimismo, recomendó a funcionarios de Naciones Unidas masticar hojas de coca para aumentar su inteligencia.

Lo que está en juego

Saber leer y escribir además de ostentar la nacionalidad del país en cuestión son prácticamente los únicos requisitos que se exigen para que cualquiera pueda presentarse como candidato presidencial en la mayor parte de países democráticos.

Con este panorama, por ejemplo, dentro de un año habrá en Perú elecciones generales y a un año vista resulta muy complicado hacer vaticinios con algún viso de certeza. Los peruanos solemos decir que cualquier cosa puede pasar al respecto si echamos un vistazo a la historia más reciente. En 1990 Alberto Fujimori, un ingeniero desconocido apenas un año atrás, ganó las elecciones dejando atrás a Mario Vargas Llosa, mente lúcida y brillante para propios y extraños. Para las elecciones de 2011 aún no se sabe quiénes se presentarán pero, en efecto, cualquier cosa puede pasar. En juego está que el Perú continúe con el crecimiento económico y social o que se vuelva a jugar con el populismo, el despilfarro y el chiste fácil en la línea de Evo Morales.

El antídoto

Resulta desde luego políticamente incorrecto y totalmente rechazable proponer mayores requisitos para ser presidente o congresista. Una vez más todo apunta a que lo que debe ser prioridad es la educación, único arma con la que cualquier pueblo puede contar para poder discernir entre candidatos aunque sea mínimamente. Y una vez más todo apunta a que en Latinoamérica sigue siendo una asignatura pendiente trabajar con la institucionalidad de los partidos políticos.

En países como España los requisitos para ser Jefe del Ejecutivo son prácticamente los mismos que en la mayor parte de los países latinoamericanos pero difícilmente alguien carente de un mínimo de formación y criterio podría llegar a encabezar un Gobierno pues los partidos políticos, con todas sus falencias, funcionan como tales y en ellos suelen competir en cabeza sino los mejores sí al menos personas con credenciales educativas y democráticas.

Educación y fortalecimiento de las instituciones, sobre todo de los partidos políticos, son los mejores antídotos para luchar contra la amenaza de la proliferación de gobernantes que cualquier día nos sorprenden –o nos irritan- con ideas como que la calvicie es una enfermedad o que la homosexualidad es consecuencia de la ingesta de pollo.

Yolanda Vaccaro en el diario El Mundo: Latinoamérica y la presidencia española de la UE

Artículo en El Mundo

Yolanda Vaccaro Alexander
Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, es Corresponsal en España del Diario El Comercio de Perú. Participa en programas sobre Latinoamérica en medios de comunicación y universidades. Asimismo imparte conferencias en entidades como el Banco Mundial. Colabora en foros de debate y reflexión en el ámbito de las relaciones internacionales entre los que se encuentra Safe Democracy.

Latinoamérica y la presidencia española de la UE

Entre las metas que se ha marcado España en el marco de su presidencia de la Unión Europea (UE), iniciada el pasado 1 de enero, se encuentra la de que Latinoamérica cobre relevancia en la agenda comunitaria. Recientemente Juan Pablo de Laiglesia, Secretario de Estado español para Iberoamérica, en una reunión con periodistas, nos precisó los objetivos en este contexto para que Latinoamérica “sea considerada por la UE como un socio global, como parte activa en ese triángulo del mundo occidental que forman la UE, EEUU y Latinoamérica”.

Destacó que se persigue extender la red de acuerdos que vinculan a Europa con Latinoamérica, dotar de mayor entidad y profundidad el diálogo “birregional” y mantener el esfuerzo de cooperación europeo en Latinoamérica.

De Laiglesia recalca el beneficio mutuo de esta relación: “A Latinoamérica le importa la UE porque es su primer donante y su primer inversor así como fuente de remesas y socio indispensable en su voluntad de tener un papel global más relevante.

A Europa le interesa Latinoamérica porque esta no es parte del problema financiero internacional sino un ámbito para la solución”. Para el Secretario de Estado la UE y Latinoamérica “son socios y aliados naturales para un mundo multipolar, multilateral y en la construcción de una política financiera internacional más pegada a la realidad. La presencia de tres países latinoamericanos en el G20 habla por sí sola”.

ACUERDOS COMERCIALES Y COOPERACIÓN

En cuanto a la red de acuerdos se espera que en la Cumbre Unión Europea- América Latina-Caribe que tendrá lugar en Madrid el próximo mayo se firmen no sólo las declaraciones específicas en torno a los temas de la cita -innovación, tecnología, conocimiento y desarrollo sostenible- sino también los acuerdos de libre comercio que se vienen negociando entre la UE y diferentes bloques latinoamericanos.

Al respecto el propio presidente del Gobierno Español, José Luis Rodríguez Zapatero, en conversación con un grupo de corresponsales latinoamericanos nos indicó que España trabaja para que efectivamente culminen con éxito estas negociaciones. Desde Madrid se resalta que se trata de acuerdos con “tres patas”: diálogo político, cooperación y comercio. Desde Latinoamérica se subrayan casi en exclusiva las posibilidades que estos tratados abren al libre comercio. En cualquier caso se trata de acuerdos beneficiosos para todos.

Desde luego en este terreno hay asimetrías. Así, mientras las negociaciones entre la UE con Centroamérica y con Perú y Colombia están muy avanzadas –“pendientes de algunos flecos” no sustanciales según De Laiglesia-, no se puede decir lo mismo de las dilatadas conversaciones con Mercosur, bloque que supeditó la negociación con la UE a la culminación de los acuerdos en la Ronda de Doha.

Particular mención merece en este punto la Comunidad Andina (CAN). Hace ya tiempo Perú y Colombia pidieron, con éxito, negociar al margen de la CAN habida cuenta de que Ecuador y Bolivia no avanzaban en su misma dirección y de que Venezuela se retiró del grupo –y solicitó su adhesión a Mercosur-.

En cuanto a Centroamérica las conversaciones estaban culminando cuando se paralizaron a causa del golpe de Estado en Honduras. Con la toma de posesión de Porfirio Lobo se espera reanudar las negociaciones y llegar a tiempo para poder suscribir el tratado en la Cumbre de mayo.

México, Chile y Brasil cuentan ya con acuerdos de este tipo con la UE. Se trata de unos textos que están pasando a una nueva generación incorporando el desarrollo sostenible y la innovación.

En el tema de la cooperación España pretende que los países donantes no descuiden a Latinoamérica en momentos en los que se está dando preferencia a países de renta baja en detrimento de los de renta media como ocurre con la mayor parte de los países latinoamericanos.

TEMAS PENDIENTES

En el marco de esta presidencia española de la UE y de cara a la Cumbre UE-América Latina-Caribe que acogerá Madrid, asimismo, desde Madrid se intenta fortalecer la presencia de la “sociedad civil”, según el Secretario de Estado para Iberoamérica. No obstante en la agenda hay una carencia destacable pues poco o nada se dice sobre las migraciones y los ciudadanos.

En este contexto el Gobierno Español constantemente atribuye a la política común de la UE las medidas en torno a la inmigración. Así, cuando se ha decidido poner punto final a acuerdos de exención mutua de visados -que han vinculado históricamente a España con los países latinoamericanos- desde Madrid se ha argumentado que esto se debe a decisiones emanadas de Bruselas.

Otra ausencia notoria es la que corresponde a uno de los temas que más preocupan precisamente a una parte importante de los más de dos millones de latinoamericanos que viven en España: las trabas que existen para homologar títulos universitarios. Miles de latinoamericanos se ven condenados a no ejercer sus profesiones y a realizar trabajos de inferior cualificación porque la homologación de títulos profesionales es una auténtica carrera de obstáculos.

Incluir estos temas pendientes en la agenda de la presidencia española de la UE sería sin duda un aporte fundamental a las relaciones entre la UE, España y Latinoamérica.

Yolanda Vaccaro en Diario El Mundo. El reto de la libertad de prensa en Latinoamérica

Artículo en El Mundo

El reto de la libertad de prensa en Latinoamérica
22DIC 2009 00:43
La libertad de prensa en Latinoamérica continúa enfrentando serios vaivenes. En líneas generales se percibe un avance pero quedan importantes asignaturas pendientes. La luz roja se enciende sobre todo porque el peligro de involución persiste. Y porque hay países en los que ejercer el periodismo es un reto de alto riesgo. Ese es el resumen del informe sobre libertad de prensa realizado recientemente por el Grupo de Diarios América (GDA), que agrupa a once de los diarios con mayor difusión e influencia en la región. El estudio señala que en las sociedades latinoamericanas gana terreno la conciencia de que la libertad de prensa es un bien común esencial para la democracia. Pero también evidencia que el imaginario colectivo se está acostumbrando peligrosamente a la idea de que hay países en los que la libertad de prensa es poco menos que un animal exótico en vías de extinción. Cuba es el mejor –y peor- ejemplo que están siguiendo países como Venezuela y Argentina.

El estudio divide Latinoamérica en tres áreas respecto del grado de libertad y las garantías con las que se ejerce la libertad de prensa. El primer bloque está formado por aquellos países que presentan un mejor panorama: Chile, Puerto Rico, Uruguay, Perú, El Salvador o Costa Rica. Dentro de este grupo, obviamente, hay diferencias. Los mejores, Chile y Uruguay. En un segundo apartado se encuentran aquellos países cuyas autoridades ponen todo tipo de impedimentos para el ejercicio de la libertad de expresión, desde leyes arbitrarias hasta presiones a los proveedores de papel y a los anunciantes para que no hagan publicidad en medios de comunicación considerados díscolos. Cuba y Venezuela encabezan este grupo. Los acompañan Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Argentina y Brasil. Aquellos países en los que el peligro para ejercer la libertad de prensa no emana necesariamente de las autoridades sino principalmente de grupos mafiosos y delincuenciales integran el tercer bloque. En este segmento se encuentran Colombia y, sobre todo, México, país este último catalogado como «el más peligroso del continente».

El informe, pues, ratifica las ideas generales que se tienen sobre el autoritarismo y el crimen organizado en relación con su implantacón en los países analizados. Pero también añade nociones nuevas. En el extremo positivo se da cuenta de que en Perú se viven tensiones que, este año, se saldaron de forma positiva pues la prensa logró evitar que se aprobaran reformas legales que afectaban negativamente al principio de rectificación. En el otro extremo llama la atención que la imagen positiva internacional que irradia el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva choque con la situación de la libertad de prensa en su país. En Brasil se han producido en el último año 31 casos de censura previa, indemnizaciones exageradas contra medios de comunicación y amenazas de agresiones a periódicos y periodistas por parte de poderosos empresarios.

Sin embargo, en general, poco nuevo bajo el sol. Por lo menos nada nuevo en los años recientes. Así, el informe del GDA da cuenta de que el Gobierno Venezolano, en su carrera de desafiar la lógica democrática, además de cerrar una treintena de medios de comunicación ha llegado a tipificar como delito el que ha llamado como «terrorismo informativo». En Ecuador ya no es noticia, por reiterativa, el hecho de que el presidente Rafael Correa acuse a los medios de comunicación de «corruptos y mediocres». En Argentina, mediante la consabida fórmula de la publicidad estatal y las presiones sobre los distribuidores de papel, se castiga o se premia a los medios de comunicación según aprueben o desaprueben la gestión de la presidenta Cristina Kirchner.

La situación de Colombia y el terrorismo que azota a este país desde hace décadas tampoco es nueva y, por supuesto, afecta la integridad de los hombres de prensa. Tampoco llama ya la atención la lamentable fotografía de México, donde 55 periodistas han sido asesinados desde el año 2000 a manos de grupos de delincuentes ante una impunidad que parece campar a sus anchas.

Esta paleta de contrastes y demasiados colores oscuros va camino de perennizarse y acentuarse con el paso del tiempo, en la lógica simplista que para los analistas ya divide a Latinoamérica en tres bloques: los buenos, los malos y los de en medio. El reto es tener la claridad como para no acostumbrarse a un panorama tan sombrío y no perder la conciencia de que las libertades fundamentales valen lo mismo en Latinoamérica, en África o en Europa.

Yolanda Vaccaro Alexander
Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, es Corresponsal en España del Diario El Comercio de Perú y Consultora de Comunicación del Banco Interamericano de Desarrollo, BID. Participa en programas sobre Latinoamérica en medios de comunicación y universidades. Asimismo imparte conferencias en entidades como el Banco Mundial. Colabora en foros de debate y reflexión en el ámbito de las relaciones internacionales entre los que se encuentra Safe Democracy.