Elecciones en España 28 de abril: sin pronóstico claro

Elecciones-Espana-28-Abril https://es.scribd.com/document/407797727/Yolanda-Vaccaro-El-Comercio-27-4-2019-Elecciones-Espana-28-Abril

file:///C:/Users/yolita/Downloads/407797727-Yolanda-Vaccaro-El-Comercio-27-4-2019-Elecciones-Espana-28-Abril.pdf

Los españoles votarán este domingo en las elecciones generales de resultado más imprevisible en su historia reciente

YOLANDA VACCARO

Corresponsal

MADRID.

Este domingo, 36.893.976 españoles están convocados para votar en comicios generales para elegir a los integrantes de las Cortes (Congreso y Senado). El Congreso, posteriormente, elegirá al Jefe del Ejecutivo aceptando o rechazando la correspondiente propuesta del rey Felipe VI. Son unas elecciones anunciadas por el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), tras solo nueve meses de asumir el mandato luego de defenestrar mediante moción de censura a su predecesor, Mariano Rajoy, entonces líder del centroderechista Partido Popular (PP). Y la cita electoral de resultado más imprevisible de la democracia española, merced al apoyo cada vez mayor que suman los llamados partidos emergentes, Vox (extrema derecha), Ciudadanos (centroderecha) y Podemos (izquierda), así como por el peso de la crisis del independentismo catalán que marca la política española en los últimos años. Crisis que, a su vez, alimenta el aumento del apoyo del electorado a Vox y Ciudadanos, principalmente. De hecho, Sánchez tuvo que adelantar las elecciones porque no logró el apoyo de los partidos nacionalistas e independentistas catalanes a sus presupuestos generales del Estado, la ley más importante cada año para cualquier gobierno pues sin ella no puede desarrollar sus propuestas programáticas.

El fin de las mayorías absolutas

Si hay algo que no genera dudas es que estas elecciones confirmarán que en España se acabó el bipartidismo PP-PSOE, y que ningún partido tendrá mayoría absoluta para gobernar por lo que es imprescindible una alianza postelectoral que permita formar gobierno. La Constitución Española señala que, tras las elecciones generales, el rey propondrá a un candidato para formar gobierno; normalmente es el líder del partido con mayor número de votos, pero puede ser cualquier otra persona que el monarca considere que puede generar consenso. Este candidato tendrá que lograr el apoyo mayoritario del Congreso recién constituido. Si ningún candidato logra mayoría en un plazo de dos meses desde la primera votación de investidura, habrá nuevas elecciones.

Las encuestas coinciden en que el gobernante PSOE, con Sánchez a la cabeza, será el partido con el mayor número de sufragios. Pero nadie le augura más de un 30% de votos, situándose lejos de los 176 escaños del Congreso que confieren la mayoría absoluta. En segundo lugar, el PP lograría un 22%, seguido por Ciudadanos (15%), Podemos (14%) y Vox (10%). Atrás quedan partidos minoritarios como los nacionalistas e independentistas catalanes y vascos. Un dato relevante, asimismo, es que según el Centro de Investigaciones Sociológicas más de un 40% del electorado decidirá su voto en el último momento.

Las posibles alianzas postelectorales dibujan dos bloques claros pero, como se ve en las encuestas, con empate técnico: el de la derecha, formado por PP, Ciudadanos y Vox, y el de la izquierda, integrado por el PSOE y Podemos. Las cifras son tan ajustadas que, además, estos bloques necesitarían del apoyo, de alguno de los partidos nacionalistas o independentistas. Asimismo, Ciudadanos, encabezado por Albert Rivera, se niega a aceptar un pacto con Vox. Por su parte, el PSOE ha indicado que quiere pactar con Ciudadanos en lugar de Podemos, agrupación liderada por Pablo Iglesias, pero Ciudadanos rechaza el guiño de Sánchez. Así, pues, los pronósticos son todo un reto.

El “efecto Vox” tras el “efecto Cataluña”

Si algo ha signado la campaña electoral y, sin duda, marcará la formación de una hipotética alianza de la derecha para gobernar, es la irrupción de Vox. De ser un partido que durante años apenas lograba votos y no conseguía representación parlamentaria alguna, el pasado diciembre se hizo con doce de los 109 escaños del Parlamento regional de Andalucía, convirtiéndose en la formación decisiva. Así, Vox fue determinante en Andalucía para que el PP, en coalición con Ciudadanos, arrebatase el gobierno andaluz al PSOE tras casi cuarenta años de gobiernos socialistas en esta comunidad autónoma.

La crisis del secesionismo catalán ha hecho que Vox suba como la espuma en las preferencias de un sector creciente del electorado por su discurso basado en el sentimiento nacional español, contrario al independentismo catalán y a cualquier forma de separatismo o rechazo de los símbolos característicos de la España tradicional. Las encuestas le otorgan un 10% de los sufragios, unos 30 escaños en el Congreso. Pero crece la sensación de que es el partido con mayor voto oculto del panorama español, por lo que su próxima presencia en las Cortes puede ser mucho más relevante y decisiva. Algunos analistas le pronostican hasta 60 escaños.

Su líder, Santiago Abascal, no se prodiga en demostraciones intelectuales y se concentra en apelar al “españolismo”. Gran parte de su estrategia está inspirada en el discurso del presidente estadounidense, Donald Trump. Por ejemplo, uno de sus lemas es calcado de una de las consignas más características de Trump, adaptada a España: “Hacer España grande otra vez”. Sus propuestas extremistas, como eliminar las autonomías o que el Estado intervenga de forma permanente en Cataluña han marcado la agenda de la campaña electoral, arrastrando al líder del PP, Pablo Casado, a hacer propuestas radicales, y al resto de partidos a responder constantemente a los temas que Vox ha ido planteando.

Control presupuestario versus mayor gasto social

Bajo el peso del tema catalán, en la campaña han pasado casi de puntillas las propuestas de contenido económico y social, a pesar de que alrededor del 15% de la población económicamente activa está desempleada. En líneas generales, el bloque de la derecha aboga por el control presupuestario y la reducción de impuestas mientras que el bloque de la izquierda propugna mayor gasto en aspectos sociales como las pensiones y, para sufragarlo, una subida de impuestos principalmente a quienes cuentan con mayores ingresos, comenzando por las empresas.

ENTREVISTA ANALISTA:

Entrevista Carlos Pérez del Valle, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad CEU San Pablo (Madrid) y Rector Honorífico de la Universidad CEU Abat Oliva (Barcelona).

“Todo el mundo sabe que se va a gobernar con alguno de los partidos emergentes”

¿Son las elecciones generales de resultado más imprevisible?

Sí. Son las primeras elecciones en las que todo el mundo sabe que se va a gobernar con alguno de los partidos emergentes.

Desde hace un tiempo gran parte del discurso político español gira en torno al problema de independentismo de Cataluña. ¿Esto va a marcar resultado?

Sí. Que en un país europeo estable haya una conmoción que ponga en duda su integridad territorial es algo extraordinario, no se producía desde hace siglos. El tema Cataluña preocupa a la población. Las soluciones que los candidatos proponen son escuchadas para votar.

¿Es determinante el tema Cataluña en la subida de Vox?

Sí. Aunque el anterior gobierno, del PP, aplicó el artículo 155 de la Constitución en Cataluña (retomando temporalmente para el Estado competencias de la autonomía), esto ha sido visto como algo excesivamente débil. En el electorado conservador hay cierta decepción con el PP, no se perciben diferencias ideológicas entre derecha e izquierda, y esto lo acusa el electorado.

¿Es un espacio de decepción que ya no ocupa solo Ciudadanos?

Ciudadanos ocupó ese espacio en las últimas elecciones catalanas, fue el partido con mayor número de votos para el Parlamento Catalán, absorbió parte importante del voto conservador españolista. Pero ahora ese electorado conservador se inclina por Vox.

¿Cuáles son las principales diferencias en las propuestas programáticas entre los principales partidos o de los bloques derecha e izquierda?

Entre bloques, la diferencia clara es la disciplina presupuestaria y la presión fiscal. El bloque PP y Ciudadanos apuesta por la disciplina presupuestaria y una disminución de la presión fiscal. El bloque izquierda se mueve en sentido contrario, con un aumento de gasto público para temas sociales. Pero nadie renuncia al Estado del bienestar, la diferencia es cómo mantenerlo. En el tema catalán las propuestas no son claras: Vox apuesta por la aplicación indefinida del artículo 155, parecería que el PP y Ciudadanos no se alejan mucho de esto pero son más moderados, y la izquierda piensa en resolver el tema sin medidas drásticas.

Puesto que no habrá mayoría absoluta, ¿cuáles considera las alianzas postelectorales más probables para formar gobierno?

Las alianzas previsibles son la de la izquierda, PSOE- Podemos, y la alianza PP- Ciudadanos. No veo claro un pacto PSOE- Ciudadanos. Aunque Sánchez está dispuesto a pactar con quien sea, Ciudadanos no puede apoyar al PSOE por el tema catalán; Ciudadanos nace en Cataluña para enfrentarse al nacionalismo.

El tema relaciones internacionales no se ha tratado en la campaña, ¿cree que habrá grandes diferencias en la política internacional dependiendo de qué bloque gane?

No se está tratando nada. El gran problema del PSOE de Sánchez es que puede pactar con Podemos en temas presupuestarios pero es muy difícil un acuerdo de política internacional por los temas Unión Europea, Venezuela y, sobre todo, en la relación con el Estados Unidos de Donald Trump. Para nadie es positivo aparecer como aliado de Trump. Sobre todo, Podemos no puede vender a su electorado que un ministro suyo pasa revista a unas tropas en la base de Rota (base militar estadounidense en España). Vox no se mete con el tema europeo, a diferencia de otras fuerzas de derecha en Europa, porque el electorado español es muy europeísta. El hecho de que la política internacional no se toque es intencional, no le conviene a nadie.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master


Facebook
YouTube
Twitter
LinkedIn