Yolanda Vaccaro en Diario ABC. Turismo en Barcelona

Artículo en el Diario ABC

Días de verano en Barcelona

Por Yolanda Vaccaro
Corresponsal del Diario El Comercio (Perú)

Es probable que la fama y la fortuna del Cholo Sotil en las filas del Barcelona Fútbol Club sea uno de los motivos por los que a los peruanos, especialmente a los limeños, nos atrae especialmente Barcelona, un gusto impregnado en una suerte de memoria colectiva. Sin duda también tiene que ver con ello el hecho de que la Ciudad Condal cuente con mar, algo que la acerca al paisaje de Lima. El caso es que Barcelona resulta siempre un destino atractivo para la gente de Perú. Me gustan los destinos que combinan playa y ciudad así que marqué Barcelona como el destino de mis breves vacaciones de este verano. Allí fui acogida en su hermoso piso del Eixample por una querida amiga originaria de Lérida.
Los periodistas nunca descansamos (no se exagera cuando se dice que el periodismo “es un apostolado”). Así que antes del viaje solicité al Departamento de Comunicación de la Generalitat entrevista con el Presidente Joaquim Torra. Por si acaso. Me respondieron muy amablemente con una negativa y prometieron que me avisarían cuando llegue el momento adecuado.
Traigo a colación este tema de la solicitud de entrevista porque, aunque he ido a Barcelona innumerables veces en los últimos años, esta fue la primera visita que hice a la hermosa ciudad tras los sucesos alrededor del “procés”. Así, no pude evitar que mis primeras miradas a la ciudad estuvieran condicionadas por ello. Mi agradable sorpresa fue que este tema no protagonizó en absoluto mi visita. Barcelona volvió a ser la ciudad acogedora y amable de siempre, abierta al turista.
Paseos por la ciudad y visitas diarias a la Barceloneta formaron el menú de estos días de vacaciones. La Barceloneta, como buena playa de ciudad, no es visitada precisamente por la población local, que suele preferir acudir a playas más alejadas del centro. Así que su ambiente resulta sumamente variado. Los días que pasé allí aún se celebraba el Mundial de Fútbol y, cada vez que jugaba Inglaterra, la playa se llenaba de una hinchada inglesa alegre aunque a veces algo pasada de copas. Nuestros vecinos en la playa, que rotaban de forma continua (distintivo de una playa de ciudad), eran estadounidenses, franceses, rusos, etc. Y alguno que otro español. En realidad, ese es el paisaje que se dibuja prácticamente en todo el centro barcelonés, algo típico sobre todo en verano, según me confirmaban mis amigos catalanes.
Guiada por mi anfitriona, eso sí, degustamos gastronomía española de la buena, no de aquella hecha “para guiris” que abunda en playas de este tipo. En un restaurante situado en el paseo marítimo, dimos buena cuenta de deliciosas paellas, parrilladas de pescado (al estilo del “pescaíto frito” andaluz), fideuás y otras delicias de la sabrosa y saludable cocina mediterránea. Una estupenda metáfora de la riqueza y la calidad de la cultura española con la que los latinoamericanos nos sentimos tan identificados y a gusto.

Yolanda Vaccaro: El Papa Benedicto XVI consagra la Sagrada Familia

Artículo El Comercio

7-11-10:
http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1289106000/ECPR071110b01/

http://elcomercio.pe/impresa/notas/espera-bendicion-papa/20101107/665181

8-11-10:
http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1289192400/ECMD081110a26/

http://elcomercio.pe/impresa/notas/papa-pide-que-estado-apoye-respeto-familia-cristiana/20101108/665736

ESPECIAL. CATEDRAL DE LA SAGRADA FAMILIA
Espera la bendición del Papa

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Domingo 7 de Noviembre del 2010
MADRID. Antoni Gaudí decía que su cliente no tenía prisa. Y que “las obras de las grandes catedrales se han de alargar en el tiempo, han de participar varias generaciones para que así todas aporten su oración y su arte”. Aludía a la construcción –que dirigió– del edificio de la Sagrada Familia, enclavado en el corazón de Barcelona, templo que será consagrado hoy por el papa Benedicto XVI.

Concebido como templo expiatorio, la Sagrada Familia se construye únicamente con donativos particulares y por eso la obra no ha finalizado. Pero a partir de la consagración ya albergará actos litúrgicos, explica Marc Argemí, portavoz de la Oficina del Opus Dei en Barcelona.

Considerada por muchos cristianos el nuevo Jerusalén, la Sagrada Familia es un templo muy especial que concentra en su interior simbolismos relevantes que hacen de ella un lugar de culto excepcional dedicado a escala mundial a José, María y Jesús, las tres personas de la Sagrada Familia.

JERUSALÉN CELESTIAL
Josep María Tarragona, biógrafo de Gaudí, en entrevista con El Comercio, destaca que la Sagrada Familia es “el templo de mayor valor artístico que se está construyendo en el mundo en el siglo XXI”.

Sobre los simbolismos que presenta, nos explica: “Gaudí se inspiraba en el libro del Apocalipsis y en la Sagrada Escritura en general para diseñar su obra. El templo es una representación plástica de la Jerusalén celestial, como la describen las visiones del Apocalipsis. Cada piedra y cada elemento de la basílica de la Sagrada Familia tienen carácter simbólico. Es una de las tres obras que representan todo el cristianismo en una sola, junto a la ‘Divina Comedia’ de Dante y la ‘Summa Theologiae’ de Tomás de Aquino”.

El edificio se empezó a construir en 1882 por iniciativa del librero Josep M. Bocabella y la Asociación Josefina, que adquirieron toda una manzana para edificar un templo inicialmente dedicado a San José, patrón de la Iglesia, según recuerda el Arzobispado de Barcelona. Actualmente, la obra depende de la Fundación de la Junta Constructora, presidida por el cardenal arzobispo de Barcelona, Luis Martínez Sistach. Su arquitecto director es Jordi Bonet Armengol.

Tarragona indica que está finalizada aproximadamente la mitad de la obra, pero señala que esta parte “incluye el interior de la nave, por lo que ya es posible su dedicación al culto, que es lo que oficiará Su Santidad este domingo”.

En realidad, como nos explica el biógrafo de Gaudí, “desde el principio ha habido culto en la Cripta, acabada personalmente por Gaudí en 1883”.

El papa Benedicto XVI se desplaza a Barcelona para dedicar este templo “porque es consciente de su gran valor religioso en la nueva cristianización. Gaudí decía que no era la última de las catedrales sino la primera de la segunda etapa. La construcción de un gran templo es un acto de fe en el futuro del cristianismo”, subraya Tarragona.

CONSAGRACIÓN
Josep Urdeix, delegado de liturgia del Arzobispado de Barcelona, explica la ceremonia de consagración que hoy realizará Benedicto XVI. A su llegada al templo el Papa hará una señal que simboliza la apertura de puertas del recinto.

La ceremonia se iniciará con la bendición del agua con la que el Sumo Pontífice, a su vez, bendecirá a los asistentes, los muros de la iglesia y el altar. Al llegar al momento de las lecturas, al ser la primera vez que se oiga en el templo la palabra de Dios, Su Santidad pronunciará esta frase: “Resuene siempre en esta casa la palabra de Dios para que conozcáis el misterio de Cristo y se realice vuestra salvación dentro de la Iglesia”.

Antes del ofertorio tendrá lugar la ceremonia central de la dedicación, que comienza con las letanías a los santos. Seguidamente se elevará la oración de dedicación por la cual se consagra la iglesia a Dios para dar paso a tres ritos plenos de simbolismo: la unción con óleo perfumado del altar y las paredes del templo; la incensación que representa a la oración que, como una nube de incienso, sube desde los fieles hasta Dios; y, finalmente, la iluminación y el adorno del altar y el presbiterio.

Luego de la comunión, el Papa dará el título de basílica a la Sagrada Familia con una lectura en alto. Finalmente, saldrá a la fachada del Nacimiento desde donde rezará el ángelus, como hace cada domingo en el Vaticano.

SIMBOLOGÍA
Escenográficamente, el templo de la Sagrada Familia presenta la vida de Jesús y la historia de la fe.

Con sistema estructural gótico, el templo es una iglesia de cinco naves con crucero de tres, que forman una cruz latina. Sus dimensiones interiores son: nave y ábside, 90 m; crucero, 60 m; anchura de la nave central, 15 m; naves laterales, 7,5 m cada una (la nave principal en total, 45 m); anchura del crucero, 30 m.

La construcción sigue la idea original de Gaudí, que escenifica la Iglesia Católica con la arquitectura invocando a Jesús y los fieles, representados por María, los apóstoles y los santos. “Esto es visible en los 18 campanarios, que simbolizan a Jesús, la Virgen, los cuatro evangelistas y los 12 apóstoles; en las tres fachadas, que representan la vida humana de Jesús [desde el nacimiento hasta la muerte], y en el interior, que sugiere la Jerusalén celestial, donde un conjunto de columnas, dedicadas a ciudades y continentes cristianos, representan a los apóstoles”, según información oficial de la institución.

8-11-10:
ESPAÑA. CONSAGRÓ EL TEMPLO DE LA SAGRADA FAMILIA EN BARCELONA
El Papa pide que el Estado apoye el respeto para la familia cristiana

Dice que el amor de un hombre y una mujer es el marco de la vida humana. Al final de la visita Su Santidad se reunió con gobernante español

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Lunes 8 de Noviembre del 2010
MADRID. A la Sagrada Familia formada por Jesús, María y José está dedicado el templo barcelonés que lleva su nombre y que fue consagrado ayer por el papa Benedicto XVI.

En este contexto, el Sumo Pontífice pidió en su homilía respeto para la familia cristiana recordando que “el amor generoso entre un hombre y una mujer es el marco eficaz y el fundamento de la vida humana en su gestación, en su alumbramiento, en su crecimiento y en su término natural”.

El Papa indicó que la Iglesia aboga por unas adecuadas medidas económicas y sociales para que la mujer encuentre en el hogar y en el trabajo su plena realización, para que el hombre y la mujer que contraen matrimonio y forman una familia sean decididamente apoyados por el Estado.

Asimismo, Benedicto XVI pidió al Estado que defienda la vida de los hijos como sagrada e inviolable desde el momento de su concepción y que la natalidad sea dignificada, valorada y apoyada jurídica, social y legislativamente.

Añadió que “la Iglesia se opone a todas las formas de negación de la vida humana y apoya cuanto promueva el orden natural en el ámbito de la institución familiar”.

Se entendió que el Papa aludió indirectamente a las modificaciones legislativas emprendidas por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que, en el 2005, aprobó una ley que permite matrimonios entre personas del mismo sexo y que este año amplió los eximentes legales para el aborto.

Durante el viaje que este fin de semana el Papa efectuó a Santiago de Compostela y Barcelona, reiteró sus mensajes para que España se reevangelice. En el avión que el sábado lo llevó de Roma a Galicia señaló que lo que acontece en los últimos tiempos en España le recuerda al “anticlericalismo y secularismo fuerte y agresivo de la década de los años treinta”, período en que se vivieron la Segunda República y la Guerra Civil.

MASIVA COMUNIÓN
En total 6.500 personas, entre ellas los reyes Juan Carlos y Sofía, siguieron en la Sagrada Familia la ceremonia de consagración. El templo fue nombrado una de las 1.500 basílicas que hay en el mundo.

Durante la homilía 300 sacerdotes salieron del templo para dar la comunión a 40.000 personas con hostias consagradas en la misa oficiada por Benedicto XVI.

El Papa recorrió las calles de Barcelona en el papamóvil para saludar a las más de 250.000 personas que lo esperaban para poder verlo y recibir su bendición. Miles de ellas llegaron desde diferentes puntos de España e incluso desde otros países, sobre todo latinoamericanos.

Al final, el Sumo Pontífice se reunió con el presidente Rodríguez, con quien mantuvo un breve diálogo en el aeropuerto de El Prat antes de la despedida oficial tras su visita de dos días a España.

Según fuentes del Gobierno, el mandatario español le expuso al Papa que, en su fluida relación con el Vaticano, España actúa como un Estado aconfesional que reconoce el peso de la Iglesia Católica, pero garantiza la libertad de todos. Fuentes del Vaticano destacaron la cordialidad de la cita.

SEPA MÁS
La Sagrada Familia, fe y tradición
La Sagrada Familia, Patrimonio de la Humanidad, es visitada cada año por unos dos millones de turistas.

En el interior del templo ideado por Antoni Gaudí (1852-1926), ingresaron unas 8.000 personas, entre ellas los reyes de España, y en el exterior había más de 50.000 feligreses.

El padre Ignasi Fossas, monje portavoz de la barcelonesa Abadía de Montserrat, apunta que el templo expresa la síntesis entre la fe, la ciencia, la técnica, el arte, la piedad popular, y que es tradición y modernidad, fe y cultura.

El Papa y el gobernante español no intercambiaron regalos personalmente. No obstante, a través de los respectivos servicios de protocolo, Benedicto XVI recibió como obsequio una jarra de cristal de La Granja y Zapatero una medalla conmemorativa de la visita.