Elecciones en España 28 de abril: sin pronóstico claro

Elecciones-Espana-28-Abril https://es.scribd.com/document/407797727/Yolanda-Vaccaro-El-Comercio-27-4-2019-Elecciones-Espana-28-Abril

file:///C:/Users/yolita/Downloads/407797727-Yolanda-Vaccaro-El-Comercio-27-4-2019-Elecciones-Espana-28-Abril.pdf

Los españoles votarán este domingo en las elecciones generales de resultado más imprevisible en su historia reciente

YOLANDA VACCARO

Corresponsal

MADRID.

Este domingo, 36.893.976 españoles están convocados para votar en comicios generales para elegir a los integrantes de las Cortes (Congreso y Senado). El Congreso, posteriormente, elegirá al Jefe del Ejecutivo aceptando o rechazando la correspondiente propuesta del rey Felipe VI. Son unas elecciones anunciadas por el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), tras solo nueve meses de asumir el mandato luego de defenestrar mediante moción de censura a su predecesor, Mariano Rajoy, entonces líder del centroderechista Partido Popular (PP). Y la cita electoral de resultado más imprevisible de la democracia española, merced al apoyo cada vez mayor que suman los llamados partidos emergentes, Vox (extrema derecha), Ciudadanos (centroderecha) y Podemos (izquierda), así como por el peso de la crisis del independentismo catalán que marca la política española en los últimos años. Crisis que, a su vez, alimenta el aumento del apoyo del electorado a Vox y Ciudadanos, principalmente. De hecho, Sánchez tuvo que adelantar las elecciones porque no logró el apoyo de los partidos nacionalistas e independentistas catalanes a sus presupuestos generales del Estado, la ley más importante cada año para cualquier gobierno pues sin ella no puede desarrollar sus propuestas programáticas.

El fin de las mayorías absolutas

Si hay algo que no genera dudas es que estas elecciones confirmarán que en España se acabó el bipartidismo PP-PSOE, y que ningún partido tendrá mayoría absoluta para gobernar por lo que es imprescindible una alianza postelectoral que permita formar gobierno. La Constitución Española señala que, tras las elecciones generales, el rey propondrá a un candidato para formar gobierno; normalmente es el líder del partido con mayor número de votos, pero puede ser cualquier otra persona que el monarca considere que puede generar consenso. Este candidato tendrá que lograr el apoyo mayoritario del Congreso recién constituido. Si ningún candidato logra mayoría en un plazo de dos meses desde la primera votación de investidura, habrá nuevas elecciones.

Las encuestas coinciden en que el gobernante PSOE, con Sánchez a la cabeza, será el partido con el mayor número de sufragios. Pero nadie le augura más de un 30% de votos, situándose lejos de los 176 escaños del Congreso que confieren la mayoría absoluta. En segundo lugar, el PP lograría un 22%, seguido por Ciudadanos (15%), Podemos (14%) y Vox (10%). Atrás quedan partidos minoritarios como los nacionalistas e independentistas catalanes y vascos. Un dato relevante, asimismo, es que según el Centro de Investigaciones Sociológicas más de un 40% del electorado decidirá su voto en el último momento.

Las posibles alianzas postelectorales dibujan dos bloques claros pero, como se ve en las encuestas, con empate técnico: el de la derecha, formado por PP, Ciudadanos y Vox, y el de la izquierda, integrado por el PSOE y Podemos. Las cifras son tan ajustadas que, además, estos bloques necesitarían del apoyo, de alguno de los partidos nacionalistas o independentistas. Asimismo, Ciudadanos, encabezado por Albert Rivera, se niega a aceptar un pacto con Vox. Por su parte, el PSOE ha indicado que quiere pactar con Ciudadanos en lugar de Podemos, agrupación liderada por Pablo Iglesias, pero Ciudadanos rechaza el guiño de Sánchez. Así, pues, los pronósticos son todo un reto.

El “efecto Vox” tras el “efecto Cataluña”

Si algo ha signado la campaña electoral y, sin duda, marcará la formación de una hipotética alianza de la derecha para gobernar, es la irrupción de Vox. De ser un partido que durante años apenas lograba votos y no conseguía representación parlamentaria alguna, el pasado diciembre se hizo con doce de los 109 escaños del Parlamento regional de Andalucía, convirtiéndose en la formación decisiva. Así, Vox fue determinante en Andalucía para que el PP, en coalición con Ciudadanos, arrebatase el gobierno andaluz al PSOE tras casi cuarenta años de gobiernos socialistas en esta comunidad autónoma.

La crisis del secesionismo catalán ha hecho que Vox suba como la espuma en las preferencias de un sector creciente del electorado por su discurso basado en el sentimiento nacional español, contrario al independentismo catalán y a cualquier forma de separatismo o rechazo de los símbolos característicos de la España tradicional. Las encuestas le otorgan un 10% de los sufragios, unos 30 escaños en el Congreso. Pero crece la sensación de que es el partido con mayor voto oculto del panorama español, por lo que su próxima presencia en las Cortes puede ser mucho más relevante y decisiva. Algunos analistas le pronostican hasta 60 escaños.

Su líder, Santiago Abascal, no se prodiga en demostraciones intelectuales y se concentra en apelar al “españolismo”. Gran parte de su estrategia está inspirada en el discurso del presidente estadounidense, Donald Trump. Por ejemplo, uno de sus lemas es calcado de una de las consignas más características de Trump, adaptada a España: “Hacer España grande otra vez”. Sus propuestas extremistas, como eliminar las autonomías o que el Estado intervenga de forma permanente en Cataluña han marcado la agenda de la campaña electoral, arrastrando al líder del PP, Pablo Casado, a hacer propuestas radicales, y al resto de partidos a responder constantemente a los temas que Vox ha ido planteando.

Control presupuestario versus mayor gasto social

Bajo el peso del tema catalán, en la campaña han pasado casi de puntillas las propuestas de contenido económico y social, a pesar de que alrededor del 15% de la población económicamente activa está desempleada. En líneas generales, el bloque de la derecha aboga por el control presupuestario y la reducción de impuestas mientras que el bloque de la izquierda propugna mayor gasto en aspectos sociales como las pensiones y, para sufragarlo, una subida de impuestos principalmente a quienes cuentan con mayores ingresos, comenzando por las empresas.

ENTREVISTA ANALISTA:

Entrevista Carlos Pérez del Valle, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad CEU San Pablo (Madrid) y Rector Honorífico de la Universidad CEU Abat Oliva (Barcelona).

“Todo el mundo sabe que se va a gobernar con alguno de los partidos emergentes”

¿Son las elecciones generales de resultado más imprevisible?

Sí. Son las primeras elecciones en las que todo el mundo sabe que se va a gobernar con alguno de los partidos emergentes.

Desde hace un tiempo gran parte del discurso político español gira en torno al problema de independentismo de Cataluña. ¿Esto va a marcar resultado?

Sí. Que en un país europeo estable haya una conmoción que ponga en duda su integridad territorial es algo extraordinario, no se producía desde hace siglos. El tema Cataluña preocupa a la población. Las soluciones que los candidatos proponen son escuchadas para votar.

¿Es determinante el tema Cataluña en la subida de Vox?

Sí. Aunque el anterior gobierno, del PP, aplicó el artículo 155 de la Constitución en Cataluña (retomando temporalmente para el Estado competencias de la autonomía), esto ha sido visto como algo excesivamente débil. En el electorado conservador hay cierta decepción con el PP, no se perciben diferencias ideológicas entre derecha e izquierda, y esto lo acusa el electorado.

¿Es un espacio de decepción que ya no ocupa solo Ciudadanos?

Ciudadanos ocupó ese espacio en las últimas elecciones catalanas, fue el partido con mayor número de votos para el Parlamento Catalán, absorbió parte importante del voto conservador españolista. Pero ahora ese electorado conservador se inclina por Vox.

¿Cuáles son las principales diferencias en las propuestas programáticas entre los principales partidos o de los bloques derecha e izquierda?

Entre bloques, la diferencia clara es la disciplina presupuestaria y la presión fiscal. El bloque PP y Ciudadanos apuesta por la disciplina presupuestaria y una disminución de la presión fiscal. El bloque izquierda se mueve en sentido contrario, con un aumento de gasto público para temas sociales. Pero nadie renuncia al Estado del bienestar, la diferencia es cómo mantenerlo. En el tema catalán las propuestas no son claras: Vox apuesta por la aplicación indefinida del artículo 155, parecería que el PP y Ciudadanos no se alejan mucho de esto pero son más moderados, y la izquierda piensa en resolver el tema sin medidas drásticas.

Puesto que no habrá mayoría absoluta, ¿cuáles considera las alianzas postelectorales más probables para formar gobierno?

Las alianzas previsibles son la de la izquierda, PSOE- Podemos, y la alianza PP- Ciudadanos. No veo claro un pacto PSOE- Ciudadanos. Aunque Sánchez está dispuesto a pactar con quien sea, Ciudadanos no puede apoyar al PSOE por el tema catalán; Ciudadanos nace en Cataluña para enfrentarse al nacionalismo.

El tema relaciones internacionales no se ha tratado en la campaña, ¿cree que habrá grandes diferencias en la política internacional dependiendo de qué bloque gane?

No se está tratando nada. El gran problema del PSOE de Sánchez es que puede pactar con Podemos en temas presupuestarios pero es muy difícil un acuerdo de política internacional por los temas Unión Europea, Venezuela y, sobre todo, en la relación con el Estados Unidos de Donald Trump. Para nadie es positivo aparecer como aliado de Trump. Sobre todo, Podemos no puede vender a su electorado que un ministro suyo pasa revista a unas tropas en la base de Rota (base militar estadounidense en España). Vox no se mete con el tema europeo, a diferencia de otras fuerzas de derecha en Europa, porque el electorado español es muy europeísta. El hecho de que la política internacional no se toque es intencional, no le conviene a nadie.

Yolanda Vaccaro Elecciones catalanas y elecciones españolas

YOLANDA VACCARO ELECCIONES CATALANAS ELECCIONES GENERALES ESPAÑOLAS 2015

Yolanda Vaccaro en El Comercio sobre elecciones en Cataluña y elecciones en España 2015

Cataluña catalizadora

Los resultados de las elecciones catalanas inciden en las elecciones generales que tendrán lugar el próximo diciembre

YOLANDA VACCARO
Corresponsal

MADRID.

Las elecciones catalanas celebradas el domingo pasado constituyen el preámbulo de las elecciones generales que vivirá España el próximo diciembre. Aparte de configurar el complicado escenario catalán estos comicios resultan la “parrilla de salida” de la cita electoral en la que se decidirá quién gobierna España los próximos cuatro años, en palabras de Pablo Iglesias, el líder de Podemos. Precisamente Podemos es el partido que peor parado queda en Cataluña si se comparan sus tímidos once escaños obtenidos el domingo pasado con lo que se preveía para el fulgurante partido de izquierda. Por su parte las formaciones “tradicionales”, el gobernante Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) confirman que su estrategia es deficiente pero podrían ver cómo sus votantes decepcionados se movilizan a su favor. Y, al margen del escenario catalán, la lectura nacional es que el mayor triunfador es Ciudadanos, la formación de centro derecha que ha escalado hasta el segundo lugar en Cataluña y que más que nunca se perfila como una alternativa de gobierno.

Podemos ante “el mayor revés desde su nacimiento”

Iglesias reconoció que los resultados han sido “altamente decepcionantes”. “Sí que es pot”, la coalición de izquierda que encabezó en Cataluña, ha logrado incluso dos diputados menos que los obtenidos en las anteriores elecciones regionales por Izquierda Unida, una de las formaciones que integran la coalición. No ha conseguido superar al PSOE catalán y se sitúa como quinta fuerza en el parlamento regional.

La indefinición de un discurso que ahora pretende contentar a tirios y troyanos, a derecha e izquierda, a “españolistas” y a “catalanistas” es el principal talón de Aquiles de la formación. Lo ocurrido en Cataluña ha herido a Podemos sin paliativos justamente por la importancia que Iglesias adjudicó a estos comicios. El diario El País define la situación de forma certera: Iglesias “ha construido alrededor de Podemos una épica de partido ganador” que permite decir que el domingo pasado Podemos “sufrió el mayor revés desde su nacimiento”. Iglesias, añade el periódico, “contribuyó a crear la equivalencia entre esos comicios autonómicos y las generales de diciembre”.

Aunque Iglesias haya dicho que mantendrá sus postulados parece claro que Podemos se replanteará su estrategia no sólo respecto del tema separatista sino también en los ámbitos sociales y económicos, algo que, sin embargo, es un arma de doble filo. Desde su debut político Podemos ha ido virando su discurso desde un planteamiento radical de izquierda populista hacia una posición centrista y de menor confrontación. Lejos quedan sus promesas de una renta básica para todos los españoles o la erradicación de los desahucios de viviendas por impago. No obstante resultados como el de Cataluña demuestran que precisamente lo que hizo que Podemos subiera al olimpo en las encuestas eran estas promesas utópicas para un electorado golpeado por la crisis económica y casi un 25% de desempleo. Paradójicamente su viaje hacia el centro para atraer al votante mayoritario es también su mayor peligro de pérdida de votantes.

Ciudadanos en el mejor puesto de salida

Por el contrario Ciudadanos, la alternativa de centro-derecha que, a la sazón, nació en Cataluña – formación de catalanes contrarios al independentismo que lleva una década en el Parlamento Catalán- ha logrado un segundo lugar en las elecciones catalanas, un puesto mucho mejor que el esperado. Y se erige como el auténtico ganador de la contienda en el panorama nacional pues los partidos independentistas catalanes no tienen implantación en el resto de España.

Albert Rivera, fundador y candidato a la presidencia de España de Ciudadanos, ha utilizado como metáfora el triunfo de su partido en el barrio obrero catalán de Nou Barris, cuna de la candidata de Ciudadanos a la presidencia catalana: “Ciudadanos ha ganado en Nou Barris, un distrito muy poblado, de clase media y trabajadora, que daba la victoria en las generales a otros partidos. Han votado masivamente a una opción nacida en Cataluña pero que mira a toda España”. Rivera no parece pecar de arrogante afirma que Ciudadanos “es hoy una alternativa de gobierno”.

Los votantes decepcionados del “bipartidismo” podrían movilizarse

El PP ha obtenido once escaños en Cataluña, ocho menos que en los anteriores comicios, confirmándose su mala posición frente a las generales aunque su presidente y Jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, haya dicho que los resultados catalanes “no son extrapolables” a las generales. Rajoy tuvo que hacer frente a la dura autocrítica que sí ha hecho el expresidente del Gobierno José María Aznar, quien ha señalado que ahora el PP está “en el peor escenario posible”. Por su parte el PSOE, con los 16 escaños conseguidos el domingo pasado, tiene tres menos que los que poseía en el parlamento catalán aunque mantiene en el tercer puesto.
Lo acontecido en Cataluña ratifica que PP y PSOE deben variar su estrategia urgentemente, algo que parece misión imposible. Pero también podría propiciar una mayor movilización de sus votantes decepcionados pero que no votarían por otras opciones. El último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas señaló que casi el 30% del electorado no iría a votar o no había decidido el sentido de su voto. Se trata de un grupo formado básicamente por electores decepcionados del PP y del PSOE. Un porcentaje que claramente puede inclinar la balanza.

Yolanda Vaccaro: Mariano Rajoy se prepara para la victoria del 20-N

http://elcomercio.pe/mundo/1326785/noticia-mariano-rajoy-se-perfila-como-posible-ganador-gobierno-espanol

http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1320123600/ECMD011111a20/

http://elcomercio.pe/impresa/notas/mariano-rajoy-seguro-ganador/20111101/1326696

ESPECIAL. ELECCIONES EN ESPAÑA
Mariano Rajoy, el seguro ganador

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Martes 1 de Noviembre del 2011
MADRID. Si los marcados resultados de las encuestas se cumplen, Mariano Rajoy, presidente del Partido Popular (PP), será el próximo presidente del Gobierno Español. Actualmente, los sondeos indican que el PP aventaja al gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en más de doce puntos con miras a las elecciones generales del próximo 20 de noviembre.

Rajoy es consciente de que algo extraordinario tendría que ocurrir para que el PP no gane los comicios. Tras haber sido derrotado por el PSOE encabezado por el actual jefe de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el 2004 y 2008, el PP tiene ahora todas las cartas a su favor.

Los españoles ya no parecen soportar la tasa de desempleo más alta de su historia democrática, con más de un 21% de la población económicamente activa sin trabajo.

Por segundo mes consecutivo, la encuesta nacional del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) señala que el desempleo es la principal preocupación para más del 80% de españoles. La encuesta también indica que el 86% considera que la situación económica es mala o muy mala. La mayoría cree que no hay buenas perspectivas para el corto plazo.

Lo único que, en principio, parecía ser un revulsivo electoral y darle oxígeno al PSOE era que la banda terrorista ETA declarase que abandonaba definitivamente la violencia. Y eso fue exactamente lo que ocurrió la semana pasada. Empero, los primeros sondeos indican que no ha habido un cambio en la intención de voto. Según el CIS, únicamente el 3,3% de la ciudadanía cree que el terrorismo es una preocupación importante en España. En esto influye el hecho de que la banda no ha anunciado que se disuelve ni tampoco cuándo entregará las armas.

Así las cosas, Rajoy es contundente: “La prioridad del Gobierno será crear empleo, que es la gran preocupación de todos. Todo lo demás será instrumental con ese objetivo”. En este contexto, precisa: “Primero, se reducirá el déficit, no se puede gastar lo que no se tiene, y se cumplirán los compromisos con la Unión Europea para tener credibilidad como país. En segundo lugar, se reestructurará el sistema financiero, pues sin crédito es difícil que haya inversión. En tercer lugar, habrá reformas estructurales en economía, especialmente en materia fiscal. Actualmente no se pueden bajar los impuestos, salvo los que se aplican a los emprendedores. Hay que generar confianza y eso no se consigue por medio de un decreto ley, se necesita un cambio de gobierno. Luego habrá que nombrar un gobierno muy competente con reglas de juego claras y habrá que dar certidumbres”.

“Soy plenamente consciente de que la situación es muy difícil. No me voy a dedicar a llorar”, manifiesta el candidato.

PÉREZ RUBALCABA: EL RIVAL
Alfredo Pérez Rubalcaba, el candidato del PSOE a encabezar el próximo Ejecutivo, tiene, por el contrario, todos los boletos para ser el gran perdedor de la contienda si algo extraordinario no sucede en los próximos días.

En el 2004, el PP iba a ganar las elecciones, pero tres días antes de los comicios, el 11 de marzo, terroristas islamistas asesinaron a 192 personas mediante bombas que hicieron estallar en trenes de Madrid.

Pérez Rubalcaba intenta alejarse de la imagen de Rodríguez Zapatero, que encarna la responsabilidad de la crisis. Se trata de un empeño muy difícil puesto que ha sido vicepresidente y ministro durante gran parte del mandato de Rodríguez Zapatero.

La promesa electoral estrella de Pérez Rubalcaba está dirigida precisamente a buena parte de los millones de españoles que sufren la crisis. Ha prometido que legislará para que las entidades financieras acepten la “dación en pago”, es decir, la devolución de la propiedad inmobiliaria en caso de impago a cambio de quedar sin deuda.

EN PUNTOS
Atacan página de Pérez Rubalcaba
La página web del candidato socialista a la presidencia del gobierno de España, Alfredo Pérez Rubalcaba, fue desconectada ayer tras un ataque informático.

En el portal www.rubalcaba.es apareció un mensaje que aludía a la investigación por los atentados terroristas del 11 de marzo del 2004 en Madrid, así como un retrato de Rubalcaba con un parche en el ojo y colmillos de vampiro.

La organización Anony-
mousAction, uno de los grupos que componen el colectivo Anonymous en España, negó su vinculación con el ataque informático.

La relación con Latinoamérica
Si Mariano Rajoy llega al gobierno, su prioridad en política internacional será Iberoamérica. “El vínculo se ha enriquecido con las relaciones e inversiones comerciales y empresariales, así como con el flujo constante de personas entre ambas orillas del Atlántico. España y sus empresas han apostado claramente por inversiones estables en Latinoamérica, no son inversiones especulativas y se han mantenido donde otros se fueron. Hemos ido allí para quedarnos”, dijo Rajoy a El Comercio.

España, de hecho, es primer país inversor en el Perú. “Latinoamérica tiene una posición geográfica decisiva entre Europa y Asia, y hay que consolidar una vía de colaboración entre las empresas y los socios iberoamericanos”, añadió.

Yolanda Vaccaro: Zapatero convoca elecciones generales para el 20-N

http://elcomercio.pe/impresa/notas/gobierno-disuelve-parlamento-convoca-elecciones-espana/20110927/1308930

AGOBIADO POR CRISIS ECONÓMICA
Gobierno disuelve el Parlamento y convoca a elecciones en España

Opositor Mariano Rajoy es el favorito para ganar los comicios del 20 de noviembre

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Martes 27 de Setiembre del 2011
MADRID. Los españoles celebrarán elecciones generales el 20 de noviembre. Ayer el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, firmó el decreto ley de disolución del actual Parlamento y de convocatoria electoral.

La legislatura ha durado menos de lo previsto –cuatro años, que se cumplirían en marzo del 2012–, ya que el pasado 20 de julio a Rodríguez Zapatero no le quedó más remedio que anunciar un adelanto electoral atenazado por la crisis económica.

Tras anunciar la convocatoria, el jefe del Ejecutivo se dirigió al Palacio de la Zarzuela, donde el rey Juan Carlos, en su calidad de jefe de Estado, rubricó la ley, que hoy se publica en el Boletín Oficial del Estado.

Según todas las encuestas, el favorito para ganar los comicios es el opositor Partido Popular (PP), por lo que el jefe del Gobierno sería Mariano Rajoy, mientras que el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con la candidatura de Alfredo Pérez Rubalcaba, sufriría el peor resultado de su historia.

El Congreso y el Senado resultantes de las elecciones se constituirán el 13 de diciembre y el nuevo presidente del Ejecutivo asumirá sus funciones alrededor del 20 de diciembre.

Rodríguez Zapatero recalcó ayer que mientras el gobierno siga en funciones, hasta la formación del nuevo Ejecutivo, continuará tomando decisiones y, si es necesario, seguirá aprobando las reformas necesarias para paliar el abultado déficit de las cuentas públicas.

“Tengo una confianza absoluta en España y en los españoles y en el futuro del país”, dijo ayer Rodríguez Zapatero. Aseguró que su país saldrá de la crisis “más pronto que tarde”.

Rodríguez Zapatero accedió al gobierno tras ganar las elecciones de marzo del 2004 y revalidó su triunfo en los comicios de marzo del 2008, siempre con mayoría relativa.

EN PUNTOS
En total 35,7 millones de electores tendrán derecho a votar, casi 630.000 personas más que en los comicios de marzo del 2008.

Entre los que sufragarán, figuran alrededor de 600.000 latinoamericanos que tienen la nacionalidad española.

Con el régimen parlamentario que existe en España, en los comicios se elegirá a 350 diputados y 208 senadores. El rey llamará a formar el gobierno al candidato que encabece la lista del partido con más votos.