Yolanda Vaccaro: Ollanta Humala con los Reyes Felipe y Letizia

YOLANDA VACCARO HUMALA REY ESPAÑA

Artículo en El Comercio

El Rey de España destaca la inclusión social que se promueve en Perú

Humala fue recibido por el monarca con el boato propio de las visitas de Estado en España. Vaticinó que con el gobierno resultante de las elecciones de 2016 permanecerán “inalterables” los “principios rectores” de la actual administración

Hoy firmará con Rajoy acuerdos bilaterales de educación, seguridad y lucha contra la delincuencia

YOLANDA VACCARO
Corresponsal

“Sabemos bien que la inclusión social es un objetivo prioritario de vuestro gobierno y valoramos los esfuerzos que, a tal efecto, se vienen realizando para mejorar políticas públicas tan importantes como la educativa o la sanitaria”. Con estas palabras el rey Felipe VI se dirigió al Presidente del Perú, Ollanta Humala, en la cena de gala que ofrecieron los reyes de España al presidente peruano con motivo de la visita de Estado que ayer y hoy cumple Humala en Madrid. Una cena de boato en Palacio Real en la que los caballeros iban de frac o de uniforme militar de gala y las señoras de vestido largo de lujo.
Además de resaltar que España sigue siendo el primer inversor en Perú, el monarca destacó que ambos países colaboran en “ámbitos muy necesarios y sensibles como son la sanidad, la seguridad o la defensa”. Felipe VI no escatimó elogios al hablar de las “excelentes” relaciones bilaterales y parafraseó al escritor peruano Julio Ramón Ribeyro: “Un amigo es alguien que conoce la canción de tu corazón y la canta siempre para que no se olvide la letra”.
El presidente peruano agradeció la cooperación al desarrollo que España otorga al Perú y que el Gobierno Español haya propuesto e impulse que se elimine la exigencia de visado para los peruanos en el territorio Schengen. Asimismo, aludiendo a las elecciones previstas para 2016, vaticinó que habrá continuidad: “El próximo año habrá un nuevo gobierno democrático en el Perú pero los principios rectores que conducen nuestras líneas permanecerán inalterables” con “crecimiento, desarrollo e inclusión social”.
En la primera jornada de su visita de Estado Humala se reunió con empresarios y, acompañado por su esposa, almorzó y cenó con los reyes Felipe y Letizia. Está acompañado por el presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, y por las ministras de Relaciones Exteriores, Ana María Sánchez, y de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva.
Hoy se reunirá con su homólogo español, Mariano Rajoy, para firmar una Declaración Conjunta sobre las prioridades de la relación bilateral conjuntamente con siete instrumentos sectoriales acuerdos en educación, seguridad y lucha contra la delincuencia.

Políticos, empresarios, escritores y cantantes

A la cena de gala que ofrecieron los reyes de España a Ollanta Humala y Nadine Heredia en el Palacio Real asistieron la Vicepresidenta de España, Soraya Sánchez, así como otros políticos y empresarios españoles y peruanos, los ministros que acompañan a Humala, los escritores peruanos Fernando Iwasaki y Santiago Roncagliolo y los cantantes Raphael (España) y Tania Libertad (Perú).

Yolanda Vaccaro: Un año de reinado Felipe VI

YOLANDA VACCARO FELIPE VI UN AÑO REINADO

Un año de reinado de Felipe VI en El Comercio

Aniversario agridulce

Felipe VI cumple un año de reinado con una mejor imagen de la monarquía pero con los nubarrones en el horizonte del proceso judicial de su hermana Cristina y del republicanismo de Podemos

YOLANDA VACCARO
Corresponsal

MADRID.

El 19 de junio de 2014 Felipe VI era coronado. Hacía 17 días su padre, Juan Carlos I, había anunciado su abdicación tras cuatro décadas de reinado. Más de dos años viviendo en el ojo del huracán habían destrozado la imagen del rey Juan Carlos. Se sucedían sus supuestos devaneos amorosos, sus cuestionables safaris en África en medio de la mayor crisis económica de la democracia española y, sobre todo, el escándalo de corrupción que envuelve a la infanta Cristina. Era necesario un hecho contundente para aflojar la enorme presión que estrujaba a la monarquía, institución que durante años había sido la más valorada en el país. Un año después el rey Felipe ha logrado levantar la imagen de la institución con acciones como la de imprimir transparencia en las cuentas de la Casa Real. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas el 57,4% de los españoles valora positivamente la labor realizada por Felipe VI. Pero antes de fin de año su hermana Cristina será procesada judicialmente por su supuesta implicación en la presunta malversación de más de seis millones de euros achacada a su esposo, Iñaki Urdangarín. Pocos dudan de que esta espada de Damocles seguirá desgastando a la corona a pesar de los esfuerzos del nuevo monarca. El afianzamiento de Podemos, partido político republicano sin matices, es la guinda de un pastel de celebración agridulce.

El frente judicial

“Una monarquía renovada para un tiempo nuevo”. Estas palabras fueron parte esencial del discurso que Felipe VI pronunció al inaugurar su reinado. En este año el rey ha hecho públicas las cuentas de la Casa Real y se ha impuesto que los miembros de la familia real no ejerzan trabajos remunerados ni realicen tratos económicos comerciales en virtud de su real pertenencia. Su gesto más llamativo en este contexto tuvo lugar hace pocos días, cuando el rey anunció que despojaba a la infanta Cristina de su título nobiliario de duquesa, el último capítulo del distanciamiento de Cristina que Felipe y la reina Letizia emprendieron en su afán por desligar a la Corona del escándalo de corrupción. El hecho de que Cristina intentara contradecir a su hermano asegurando que era ella la que había renunciado al ducado ha reforzado la idea de que el rey ha roto realmente con su hermana pues inmediatamente la Casa Real ratificó que no hubo renuncia sino despojo.

Esta ruptura parece ser el único medio que le queda al rey para tratar de alejarse del escándalo judicial que se avecina. El fiscal ha pedido 19 años y medio de cárcel para Urdangarín mientras que Cristina se enfrenta a acusaciones que acarrean hasta seis años de prisión. Está por ver si la opinión pública da por bueno el distanciamiento o si prevalece la idea de que la infanta y Urdangarín cometieron malversación precisamente por ser miembros de la familia real.

El nubarrón republicano de Podemos

El horizonte también está empañado por el declarado republicanismo de Podemos.
En un reportaje de Televisión Española –canal de titularidad pública- realizado con motivo de este primer año de reinado, el rey fue alabado por todos los líderes políticos, incluido Albert Rivera, máximo dirigente de Ciudadanos, partido emergente de centro derecha. Todos menos Pablo Iglesias, el líder del emergente izquierdista Podemos. “Es razonable que todas las instituciones que representan poderes del Estado sean elegidas democráticamente”, señaló Iglesias. Añadió que la ley debe ser “igual para todos”. “La corrupción preocupa mucho a los ciudadanos. Los problemas que ha habido en los últimos años con el nombre del rey utilizado para hacer negocios de dudosa legalidad es algo que afecta mucho a la democracia y esto no se soluciona añadiendo adjetivos de modernidad o control a este tipo de instituciones”, sentenció. El rey ha dicho que no dará audiencia a Iglesias hasta que hayan pasado las elecciones generales, que deben celebrarse antes de fin de año.
En un acto celebrado hace unos meses en Bruselas, donde Iglesias ejerce como eurodiputado, el líder de Podemos regaló a Felipe VI los DVDs de las cuatro primera temporadas de la serie “Juego de tronos” donde, como saben los seguidores de la saga, la muerte violenta es un hecho para sendos reyes y cortesanos.

Cifras

77,7 millones de euros forman el presupuesto anual de la Casa Real, un 12,6% menos que antes de que estallara la crisis, en 2011. El rey distribuye este presupuesto libremente según la Constitución.

188 actos oficiales y 17 viajes al extranjero han realizado los reyes Felipe y Letizia en su primer año de reinado.

Vinculada:

El rey distante

En el cóctel posterior a un reciente acto presidido por el rey Felipe VI en el que se entregaron premios a periodistas latinoamericanos, algunos de estos pidieron al monarca que posara para una foto con ellos. Felipe VI respondió con gesto de fastidio diciendo que ya se habían tomado muchas fotos, si bien finalmente accedió a la petición.
Esta es una de las muchas anécdotas que se cuentan el carácter diametralmente opuesto de Felipe respecto del talante de su padre, conocido este último por su trato cercano y campechano, algo que le granjeó la simpatía incluso de muchos republicanos.

Yolanda Vaccaro: Rey Felipe VI, 6 meses en el trono

YOLANDA VACCARO REY FELIPE VI SEIS MESES EN EL TRONO 2

Artículo en El Comercio

Elogiado rey Felipe

En poco más de seis meses Felipe VI ha logrado ser el líder mejor valorado por los españoles

YOLANDA VACCARO
Corresponsal

MADRID.

El discurso que el rey Juan Carlos pronunció el 6 de enero de 2014 en la Pascua Militar que se celebra en España el Día de Reyes marcó un punto de inflexión. Balbuceante, Juan Carlos de Borbón quedó en entredicho ante una opinión pública que venía soportando escándalos como el de sus polémicas cacerías en África y rumores sobre infidelidades conyugales. Todo al sofocante calor de acusaciones de corrupción contra su yerno Iñaki Urdangarín. Para nadie es ya un secreto que aquel Día de Reyes del año pasado Juan Carlos decidió abdicar. Un año después su hijo, el rey Felipe VI, acaba de pronunciar su primer discurso en una Pascua Militar en su calidad de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas con notable acierto, logrando el elogio de medios de comunicación de diferentes tendencias. En poco más de medio año desde su proclamación, Felipe se ha labrado una imagen de renovación por la que pocos apostaron cuando se supo que sería el nuevo Jefe del Estado.

Y es que Felipe VI se ha convertido en estos meses en el líder español mejor valorado en las encuestas, superando al fulgurante dirigente del nuevo partido político Podemos, Pablo Iglesias. Una encuesta difundida por el diario La Razón otorga al rey el respaldo del 72,7% de la población, lejos del 40% que marcó el rey Juan Carlos en mayo pasado.

La humildad y los mensajes de moderación y transparencia son la clave. Para empezar el rey ha marcado notable distancia de su hermana Cristina y del esposo de esta, Urdangarín, reformando las normas de modo que las hermanas del rey ya no gozan de privilegios ni forman parte del núcleo de la llamada “familia real”. Cristina y Urdangarín fueron los ausentes más notorios en la ceremonia de proclamación del nuevo reinado. La Casa Real, con Felipe VI, se ha desvinculado totalmente de la defensa judicial de Cristina e Iñaki. El hecho de haber cortado relaciones con ambos desde que estalló el escándalo en cuestión, hace más de dos años, ha concedido credibilidad a los gestos. Así, la imputación de la propia Cristina y el hecho de saber que será procesada, algo determinado por el juez correspondiente recientemente, no ha socavado la positiva imagen de Felipe, a la espera de la celebración del juicio, claro está.

En esta línea el rey ha ordenado que se difundan las cuentas de la Casa Real aunque la Constitución señala que el rey “distribuye libremente” la asignación que para la Casa Real destinan los Presupuestos del Estado. “El rey ha aprobado con nota sus seis primeros meses de mandato, en los que ha dibujado una nueva monarquía basada en la transparencia, la ejemplaridad y la utilidad” decía un reciente editorial del Diario El País, una frase que resume la opinión generalizada al menos de los medios de comunicación.

La hábil mano de la reina Letizia

La Corona Española, pues, vive un lavado de cara que da frutos. En este marco no se puede soslayar el papel que, dicen los entendidos, está jugando la reina Letizia. Cuando, en 2003, se anunció el compromiso entre el entonces príncipe Felipe y Letizia Ortiz la monarquía sufrió las primeras críticas desde la coronación de Juan Carlos, producida en 1975. Los dardos venían de los más monárquicos, que tachaban a Letizia no sólo por ser “plebeya” sino, sobre todo, porque era una mujer divorciada y conocida en su entorno por haber sido republicana y, dicen, atea. No obstante los hechos han venido a convertir a Letizia en un eje de la nueva imagen de la Corona porque conocedores del tema apuntan que fue ella quien influenció de manera determinante en su esposo para que marque distancia decidida y notoria de los Urdangarín-Borbón. Asimismo los gestos, el lenguaje no verbal que despliega el rey Felipe parecen claro fruto de la escuela de Letizia, hábil periodista presentadora del principal informativo de Televisión Española hasta antes de su real compromiso nupcial.

La incógnita de las elecciones en España

Naturalmente Felipe VI no las tiene todas consigo. Si bien el debate político no se centra actualmente en la forma del Estado, el horizonte no está despejado. Porque antes de finales de año España vivirá elecciones generales. Y actualmente las encuestas están encabezadas por Podemos, partido cuyo líder, Pablo Iglesias, ha repetido que se debe votar si debe haber monarquía o república y que, en todo caso, el Jefe del Estado debe ser elegido en las urnas.

Aunque la ley no se pronuncia al respecto, para mantener su imagen de imparcialidad y árbitro de todos el rey no participa en la campaña electoral ni ejerce el derecho de sufragio.

Según la Constitución es el rey es quien, tras las correspondientes elecciones generales, convoca al líder político que debe formar el nuevo gobierno. Qué pasará tras las elecciones es una gran incógnita.

Yolanda Vaccaro sobre el Pequeño Nicolás en El Comercio

YOLANDA VACCARO PEQUEÑO NICOLAS.JPG

Artículo en El Comercio

La increíble historia del “Pequeño Nicolás

Un joven de 20 años pone en solfa la seguridad del Gobierno y hasta de la Casa Real entre la fabulación y el extraño padrinazgo de políticos y empresarios. Acusado de estafa, falsificación y usurpación de funciones, espera juicio acudiendo como invitado estrella en la televisión

YOLANDA VACCARO
Corresponsal

MADRID.

A mediados de octubre pasado una noticia extravagante encabezaba los titulares de los medios de comunicación españoles. Un joven de 20 años de edad había sido detenido tras haberse hecho pasar, supuestamente, por agente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), miembro del gabinete de la Vicepresidencia del Gobierno y hasta enlace entre el Gobierno y la Casa Real. Francisco Nicolás Gómez Iglesias, bautizado por la prensa como “Pequeño Nicolás”, un chico con cara de no haber roto un plato en su vida, ha puesto en solfa la seguridad de entidades del nivel de las descritas durante buen tiempo. La noticia venía ilustrada con imágenes de su página de Facebook en las que sale codeándose con el ex presidente José María Aznar, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, el Secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz y hasta con el rey Felipe VI. La imagen destacada fue una foto en la que Nicolás saludaba al monarca nada más y nada menos que en la ceremonia celebrada en el Palacio Real tras la coronación del nuevo rey, en junio pasado. Tras una serie de acusaciones encontradas, hace poco se supo que el joven entró a la celebración haciéndose pasar por un invitado que no había podido asistir. Ayudado, eso sí, por alguien de la propia Casa Real, según dicen.

Y es que lo que parece un caso de un joven alucinado que embaucó a medio mundo parece también un caso en el que conocidos políticos y empresarios cayeron en las redes de un jovenzuelo que explotó su lado más vanidoso y/o codicioso. No son conclusiones excluyentes sino, en este caso, necesariamente complementarias.

Falsificó folders con los logos de la Casa Real y del Gobierno

El 16 de octubre miembros de paisano de la Policía Nacional detuvieron a Nicolás. Lo hicieron tras varios días de seguimiento. El Secretario de Estado de Seguridad había dado el aviso a la Policía tras recibir una carta de la Vicepresidencia del Gobierno alertando de que el susodicho llevaba meses haciéndose pasar por miembro del gabinete de la Vicepresidenta. Durante unos días los agentes comprobaron que el joven se reunía con el empresario Javier Martínez de Lahidalga y que pasó varias horas en una sucursal del “WorkCenter”, tienda dedicada a las fotocopias, los escaneos y el material de oficina. Allí Nicolás había escaneado e impreso folders con los logotipos del Gobierno Español, de la Casa Real y del CNI que llevaba cuando fue arrestado. Martínez de Lahidalga accedió a contar a los agentes que Nicolás le había prometido interceder para arreglar unos asuntos financieros ante entidades del Gobierno, y el empresario le había entregado 25.000 euros porque, dijo, el joven le había dicho que pronto le intervendrían sus cuentas bancarias y era más seguro que él guardara el dinero. Al parecer Nicolás ya había logrado estafar a otros empresarios.

Se mire por donde se mire todo parece fruto de una mente francamente megalómana pero que también supo encandilar a personas de alto copete. A sus 20 años Nicolás demuestra una seguridad pasmosa al hablar de sus correrías como si fueran auténticas labores de Estado. Solo ha tenido que ceder ante la evidencia y ha admitido públicamente que él confeccionó los citados folders pero afirmando que eran para su “uso personal y en casa” cuando lo cierto es que los llevaba en sus reuniones con empresarios como Martínez de Lahidalga.

El padrino fagocitado

En los dos días que estuvo detenido el joven declaró que trabajaba de forma “no oficial” en la Secretaría de Estado de Comercio y que su labor consistía en asistir a reuniones con empresarios “para buscar soluciones” a los problemas de estos. A cambio, dijo, recibía entradas para conciertos y eventos deportivos.

Durante estos meses la prensa ha divulgado mensajes telefónicos intercambiados entre Nicolás y Jaime García-Legaz, Secretario de Estado de Comercio, que demuestran que, en efecto, Nicolás concertó citas entre el alto funcionario y empresarios de países como China o Guinea Ecuatorial que querían invertir en España. Reuniones que, al parecer, quedaron en nada pero que no dejan de levantar interrogantes. Precisamente García-Legaz ha sido acusado de ser la persona que abrió al “Pequeño Nicolás” las puertas de FAES, el “think tank” del Partido Popular (PP), la entidad desde la que el joven, desde los 16 años de edad, empezó a acceder a reuniones de las altas esferas políticas y empresariales. Los mensajes telefónicos contienen también frases subidas de tono que traslucirían que el joven presentaba mujeres al alto funcionario. García-Legaz ha emitido comunicados negando su vinculación con el joven más allá de haberlo tratado como a cualquier otro simpatizante de FAES y del PP. Al parecer el Gobierno no lo deja dimitir porque ello equivaldría a aceptar responsabilidades en un caso que no parece tener límites.

La curiosa nueva estrella

Nicolás cursa a paso lento estudios de Derecho en una universidad privada. Vive entre los domicilios de sus padres y de su abuela, personas de clase media. Acude a lujosos restaurantes y discotecas –al parecer por invitaciones- y, hasta antes de su fama era un habitual del palco de honor del Estadio Santiago Bernabeu, invitado por amigos como el Secretario de Estado de Comercio o el Presidente de los empresarios madrileños, Arturo Fernández.

Desde su detención dejó de salir de juerga pero el fin de semana pasado levantó la veda acudiendo a una conocida discoteca madrileña. Cuenta el diario El Mundo que allí fue recibido como una estrella, pasó a la sala vip y muchísimas clientas del local pugnaron por tomarse fotos con él. Dice la prensa que lo paran por la calle para felicitarlo por haber puesto en jaque a un Gobierno al que se le achacan demasiados escándalos de corrupción en plena crisis económica. Dicen que hasta Cristiano Ronaldo le tiene simpatía.

El “pequeño Nicolás” recibe los beneplácitos con la misma cara inexpresiva con la que cuenta que es espía encubierto. Tal vez la sonrisa le es esquiva porque sabe que, acusado de los delitos de usurpación de funciones públicas, falsificación documental y estafa, en pocos meses tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados. Veremos entonces si es verdad, como ha dado a entender, que guarda secretos inconfesables de miembros de las altas esferas políticas y económicas.

“Intercedió” para que no se impute a la infanta Cristina

En sus declaraciones ante la policía y, posteriormente, en sendos programas de televisión, a Nicolás no se le ha movido una ceja al afirmar que entre sus gestiones estuvo su supuesta “intermediación” para pedir al sindicato Manos Limpias que retire la acusación popular que mantiene contra la infanta Cristina de Borbón. Acusación que, por cierto, no ha sido retirada y ha sido una de las causas de que esta semana el juez del caso decidiera que la hermana del rey Felipe VI será juzgada por evasión fiscal.

El joven tampoco se cansa de asegurar que medió para paliar la situación del ex presidente de la Cataluña, Jordi Pujol, acusado de embolsarse fraudulentamente 18.000 millones de euros en tres décadas de gobierno regional.

Fantasías aparte, también hay aún muchos cabos sueltos como el de la ocasión en la que Nicolás se reunió con un poderoso empresario en Galicia, región a la que viajó en un automóvil oficial del Ayuntamiento de Madrid. Nicolás había asegurado al empresario en cuestión que a la cita acudiría el propio rey Juan Carlos. El rey, claro, nunca estuvo por allí pero hasta ahora nadie explica por qué Nicolás gozó del servicio del mencionado automóvil oficial.

En las últimas semanas todo el que aparece citado en este sainete hace lo posible por desvincularse del “pequeño Nicolás”, apodo basado en el niño protagonista de unos cuentos infantiles del escritor francés Jean-Jacques Sempé. El caso es que en poco más de dos meses los nombres de altos funcionarios públicos y empresarios desfilan por esta historia hilarante o indignante, según se vea.

Yolanda Vaccaro: La Infanta Cristina será juzgada

YOLANDA VACCAROINFANTA CRISTINA SERÁ JUZGADA

Artículo en El Comercio

La infanta Cristina se sentará en el banquillo

La hermana del rey Felipe VI está acusada de ser colaboradora necesaria en delitos de fraude fiscal que habría cometido su esposo, Iñaki Urdagarín. Podrían caerle cuatro años de cárcel

YOLANDA VACCARO
Corresponsal

MADRID.

Cristina de Borbón se sentará en el banquillo de los acusados en el juicio en el que el principal acusado será su esposo, Iñaki Urdangarín. Será el primer miembro de la familia del rey procesada judicialmente. Según la resolución dictada ayer por el juez José Castro la infanta fue “colaboradora necesaria” en la ocultación al fisco de más de seis millones de euros cometida en 2007 y 2008 mediante la trama Nóos. Unos cuatro años de cárcel podrían caerle a la infanta mientras que para Urdangarín el juez pide 19 años y medio de prisión por delitos como evasión fiscal, estafa y blanqueo de capitales. Como fianza de responsabilidad civil exige dos millones y medio de euros a la infanta y casi quince millones a Urdangarín.

El fiscal y el abogado del Estado habían solicitado que la infanta no sea procesada argumentando la llamada “doctrina Botín” mediante la que familiares de imputados pueden no ser juzgados aunque sean directivos de las entidades investigadas. Castro responde que para la evasión fiscal no vale la eximente pues se trata de un delito de “naturaleza colectiva” al perjudicar a todos quienes pagan impuestos. El juez recuerda una célebre campaña de la Agencia Española de Administración Tributaria (AEAT) remarcando que “Hacienda somos todos”. Así también rechaza la petición de la defensa de que se anule la acusación popular (la acusación particular es la de la AEAT) presentada por el sindicato de ultraderecha Manos Limpias, la única acusación que ha pedido el procesamiento de la infanta.

Aunque la resolución no se puede recurrir la defensa recurrirá reclamando que Manos Limpias no es una acusación legitimada.

Junto a la infanta y Urdangarín serán procesadas otras 16 personas, entre ellas el ex socio de Urdangarín, Diego Torres, la esposa de este y el ex presidente de la Comunidad de Baleares, Jaume Matas, quien ya está en la cárcel por otros casos de corrupción. La principal vía de financiación de Nóos fue el pago por parte de gobiernos como el de Baleares por informes y asesorías sobrevalorados.

El imparable desgaste de la monarquía

El juicio empezará a mediados de 2015 alargando y profundizando el desgaste que supone este caso para la monarquía. Felipe VI ha elaborado normas para que sus familiares dejen de gozar de privilegios a partir del próximo año. Pero solo compete a la propia Cristina valorar una renuncia a sus derechos dinásticos. Actualmente Cristina de Borbón es la sexta en la línea de sucesión a la Corona. La Casa Real únicamente reiteró ayer su “absoluto respeto a la independencia judicial”.

Cristina fue imputada en abril de 2013. Este escándalo fue el principal motivo de erosión de la monarquía y, para muchos, la causa de la abdicación de Juan Carlos I en Felipe VI. Al parecer se contaba con que Cristina no sería finalmente procesada.

El duro trabajo de Felipe VI

Yolanda Vaccaro

Cuando Juan Carlos I abdicó, en junio pasado, las encuestas le otorgaban menos de un 40% del respaldo popular, muy lejos del 80% que lograba en los años 80 y 90. Su afición por la caza en África y el esquí de lujo en los Alpes en medio de la peor crisis económica, los rumores sobre infidelidades conyugales y, sobre todo, el “caso Nóos” azotaban su reputación.
En seis meses Felipe VI había logrado remontar la imagen de la Corona logrando entre un 72,7% de respaldo – según una encuesta difundida recientemente por el Diario La Razón- y un 67% -según un sondeo publicado por el Diario El País-. Más del 50% de los encuestados en el sondeo de La Razón consideraban que la monarquía era necesaria. En seis meses el nuevo rey marcó real distancia de su hermana Cristina y de Urdangarín, ordenó que las cuentas de la Casa Real sean públicas, que sus familiares no gocen de privilegios como viajes gratis en aerolíneas españolas y que la Casa Real no acepte regalos con precios exorbitantes.
El escándalo Cristina- Urdangarín y el procesamiento judicial de la hermana del rey amenazan con volver a ensombrecer la imagen de la Corona.

Yolanda Vaccaro: El rey Felipe VI elimina los privilegios de las infantas

YOLANDA VACCARO FELIPE VI INFANTA CRISTINA

Artículo en El Comercio

La infanta en capilla

Próximamente se sabrá si Cristina de Borbón finalmente se sentará en el banquillo

Su hermano, el rey Felipe VI, prepara una reforma para eliminar los privilegios de trato de los que siguen gozando la infanta y su esposo, Iñaki Urdangarín

YOLANDA VACCARO
CORRESPONSAL
MADRID.

En los próximos días se sabrá si la infanta Cristina de Borbón se sienta en el banquillo de los acusados. El juez José Castro deberá decidir si finalmente procesa a la hermana del rey Felipe VI tras la decisión de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, emitida el pasado 7 de noviembre, de mantener la imputación de la infanta por dos delitos fiscales. El tribunal levantó la imputación por un delito de blanqueo de dinero pero mantuvo la acusación de que Cristina evadió al fisco español participando de los beneficios del entramado Noos, creado por su esposo, Iñaki Urdangarín, una entidad con la que él y sus socios obtuvieron al menos ocho millones de euros por informes sobrevalorados y asesorías ficticias brindados a empresas, ayuntamientos y comunidades autónomas entre 2005 y 2009. El juez Castro, en resoluciones anteriores, consideró muy difícil de creer que Cristina desconociera el origen del dinero que la familia empleó en gastos diversos, incluida la compra y la reforma de un palacete para la vivienda familiar, en Barcelona, por seis millones de euros.

La fiscalía sigue tratando de proteger a la infanta

Las apuestas sobre si la infanta será juzgada se reparten casi al 50% entre los analistas en los medios de comunicación mientras esta semana se ha sabido que el fiscal del caso, Pedro Horrach, una vez más, apoyará que no se juzgue a la infanta. Pondrá como ejemplos casos en los que los cónyuges y familiares de personas que han sido procesadas por evadir al fisco no fueron juzgados a pesar de ser partícipes de los hechos. Entre otros casos Horrach recordará el de la cantante Ana Torroja, ex vocalista del grupo Mecano, que fue condenada por evadir 800.000 euros a la Hacienda española, un caso en el que su esposo no fue juzgado a pesar de ser apoderado de una de las empresas que se usaron para evadir al fisco.

La fiscalía depende jerárquicamente del Ministerio del Interior con lo que parece ratificada la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy de proteger a la infanta. Todo con el telón de fondo de una monarquía que sigue en el ojo de la tormenta a pesar de la abdicación del rey Juan Carlos, producida hace cinco meses, y de los esfuerzos de su sucesor, su hijo Felipe, por mantener apartada de la escena a su hermana Cristina y lavar la imagen de la Corona. Felipe VI ha prometido, por ejemplo, que en 2015 se publicará la primera auditoría de las cuestas de la Casa del Rey.

El largo camino de erradicar privilegios

Y es que no parece fácil erradicar los privilegios de los que la familia real española ha gozado y que están causando resquemor en un país en plena crisis económica. Hace pocas semanas, por ejemplo, la prensa publicaba fotografías en las que se veía a Urdangarín escoltado por la Guardia Civil para abordar un avión sin tener que hacer cola como los demás, cuando ya el resto de pasajeros estaba dentro de la nave.

Si bien hay dudas de que Cristina vaya a ser juzgada, nadie duda de que Urdangarín sí será procesado y las apuestas se inclinan por una condena a tenor de las instrucciones y abundantes pruebas judiciales. La indignación al conocerse los privilegios de los que incluso él sigue gozando no se hizo esperar. A los pocos días se difundió que la Casa del Rey prepara un nuevo régimen jurídico para regular el destino de los regalos que reciben los miembros de la Familia Real así como los de la llamada familia del rey, entre quienes están incluidas las hermanas del monarca. Este régimen incluirá el fin de los descuentos, viajes gratuitos y privilegios que disfrutan en sus viajes y la y en los aeropuertos españoles.

La laguna legal ha propiciado otro pequeño estupor al conocerse que hay confusión sobre el desino de dos lujosos automóviles Ferrari –valorados en más de 209.000 euros cada uno- que el jeque Mohamed bin Rashid al Maktoum, primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, regaló en 2012 al rey Juan Carlos.

NOTA VINCULADA:

La nueva vida del rey Juan Carlos

“No queríamos reyes y ahora tenemos cuatro” decía recientemente un periodista español. En efecto, tras la abdicación del rey Juan Carlos él y su esposa, Sofía de Grecia, han pasado a tener el tratamiento de “reyes eméritos”. Como parece que nadie había pensado en que el rey Juan Carlos abdicaría y, mucho menos, en qué pasaría entonces, todo se está haciendo sobre la marcha y por intuición, deducción o como quiera llamarse a la necesidad de improvisar soluciones. Así, en la agenda que cada semana la Casa Real envía a la prensa, incluidos los corresponsales de prensa extranjera, figuran los actos de los reyes Felipe y Letizia, y también los actos oficiales de los “reyes eméritos”. Esta semana, por ejemplo, el acto central de los “reyes eméritos” fue la inauguración, el miércoles y en Madrid, de la exposición “El retrato en las colecciones reales. De Juan de Flandes a Antonio López”.

El caso es que Juan Carlos de Borbón sigue siendo rey pero sin el peso de la responsabilidad de ser Jefe del Estado. Así la prensa cuenta que se ha dedicado a recorrer los mejores restaurantes de comida española, una de sus pasiones. En las últimas semanas, asimismo, Juan Carlos no ha dejado de viajar, entre otros sitios a Manchester, ciudad a la que viajó el pasado octubre para presenciar el Manchester City- Tottenham, y donde se fotografió después con dos de sus jugadores favoritos, Silva y Navas.

Sobre sus otras pasiones periodistas como Arancha Moreno (La Gaceta) cuentan que desde el verano pasado ya no ve a su conocida amiga, la alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein-Sayn. Según la prensa española -que en setiembre pasado llegó a anunciar que el rey se divorciaría para casarse con Corinna- no se han vuelto a ver tras pasar tres semanas juntos en Tánger en agosto pasado.

Por su parte la reina Sofía, que tiene una agenda oficial escasa, reparte su tiempo entre Londres, Madrid y Ginebra, ciudad esta última donde viven Cristina, Urdangarín y sus cuatro hijos.

Datos

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha solicitado que no se admitan a trámite dos demandas de paternidad contra Juan Carlos de Borbón, planteadas por el ciudadano español Alberto Solá Jiménez y una ciudadana belga.

La semana pasada el diario La Razón, conocido por su defensa de la monarquía, publicó que Felipe Juan Froilán, primogénito de la infanta Elena, es fan de Podemos, el nuevo partido de la izquierda española que arrasa en las encuestas y que, entre otras cosas, plantea abolir la monarquía.

Yolanda Vaccaro: Felipe VI ya es Rey de España

FELIPE Y LETIZIA BALCÓN

Artículo en El Comercio

Felipe VI ya es Rey de España

El Rey Juan Carlos abdica

Felipe VI dice encarnar una monarquía renovada para un tiempo nuevo
El rey de España anunció que la prioridad del Estado la tienen los jóvenes sin empleo. Su primera reunión será con víctimas del terrorismo.
Por: Yolanda Vaccaro. Corresponsal en Madrid

“En esta España unida y diversa cabemos todos; caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben las distintas formas de sentirse español”. Subrayando estas palabras el rey Felipe VI pronunció su primer discurso ante las Cortes tras ser proclamado sucesor de su padre, Juan Carlos de Borbón.

Sus palabras recalcaron lo que los monárquicos y los llamados “juancarlistas” atribuyen como principal valor a la Corona: su capacidad de unir a los españoles de diferentes regiones. Por eso, tras su juramentación y en una alocución de 25 minutos, el nuevo rey se comprometió a trabajar por la recuperación en un país que lleva cuatro años bordeando el 30% de desempleo y también dijo que buscaría una monarquía cercana a los ciudadanos, honesta y transparente.

Antes de la sesión del juramento y proclamación, Juan Carlos impuso a su hijo en el Palacio de la Zarzuela el fajín que lo acredita como capitán general de las Fuerzas Armadas.

Posteriormente, Felipe VI se dirigió al Congreso, donde el presidente del Legislativo, Jesús Posada, le tomó juramento. “Encarno una monarquía renovada para un tiempo nuevo”, dijo el soberano de 46 años, levantando los aplausos de los más de 700 asistentes. Entre ellos, la gran mayoría de los diputados y senadores, con excepción de los 29 diputados de izquierda y del separatismo catalán y vasco que rechazan la monarquía.

Como se recuerda, en las últimas elecciones del Parlamento Europeo del 25 de mayo, el gobernante Partido Popular y el Partido Socialista se hundieron estrepitosamente. Apenas lograron en conjunto 30 de los 54 escaños que le tocan a España. Su peor resultado histórico. En cambio, nuevas fuerzas de izquierda que se declaran republicanas, captaron los 24 escaños restantes.

Apenas unos días después de estos comicios, el rey Juan Carlos abdicó el trono y estos partidos abanderaron el reclamo de un referéndum apostando por la república.

Felipe VI se dirigió precisamente a aquellas personas indignadas por la crisis política y económica del país: “Tenemos el deber moral de trabajar para revertir esta situación y ofrecer protección a las personas y familias más vulnerables”. Añadió que los jóvenes, los más afectados por el desempleo, son la “prioridad de la sociedad y del Estado”.

Tras la correspondiente ovación, el rey y la nueva reina, Letizia, se dieron un baño de multitudes a bordo de un Rolls Royce descubierto.

Felipe VI, de pie, saludó a los miles de congregados a lo largo de las calles que unen el Congreso con el Palacio de Oriente. Ya en el Palacio Real, Felipe, Letizia y sus hijas, la ya princesa de Asturias, doña Leonor, y la infanta Sofía, salieron al balcón para saludar a miles de personas que repetían consignas como: “¡España unida jamás será vencida!”.

Inmediatamente después se supo que el primer acto oficial de los reyes será una reunión con representantes de las asociaciones de víctimas del terrorismo mañana sábado. Comienza así una agenda intensa. Al parecer, el Vaticano será el primer Estado que visiten los reyes, quienes también iniciarán una gira, que sin conocerse aún las fechas y todos los destinos, los llevaría primero a Marruecos y luego a Portugal y Francia.

Felipe VI quiere ganarse a los republicanos

“Quiere ganarse a los republicanos”
Entrevista a José María Calleja. Historiador, periodista y catedrático de la Universidad Carlos III de Madrid
Por: Yolanda Vaccaro. Corresponsal en Madrid

Claramente en su discurso, Felipe VI habla de una nueva etapa. Quiere ser el rey de una nueva generación de jóvenes y de una España plural, y por eso se ha despedido en castellano, euskera, catalán y gallego. La forma con la que ha juramentado también habla de esta nueva imagen que quiere dar, ya que no lo ha hecho ante un crucifijo ni ante símbolo religioso alguno. Quiere atraer a todos.

¿Lo logrará con los indignados y los republicanos?
Ese es su afán. Cuando era el príncipe Felipe solía decir que el rey Juan Carlos se legitimó sofocando el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 y que él no contaba con un hecho semejante. Lo que ha dicho ayer está dirigido a la gente joven que, como él, no votó la actual Constitución, y a todos los que ahora ya no votan por el bipartidismo. Con los republicanos su situación es muy compleja pero también quisieran ganárselos de alguna forma.

Los gestos de la nueva reina con sus hijas, besándolas, tocándolas, los gestos de todos abrazándose son una forma de decirles a todos que la monarquía, en medio de todo su boato, no quiere ser algo encorsetado. Quieren dar el mensaje: “somos más normales”.

También se ha referido a la corrupción y todos hemos pensado en el escándalo de Iñaki Urdangarin…
Una de las cosas por las que el rey Juan Carlos ha abdicado es la corrupción a cargo de su familia, de su yerno Iñaki y, quién sabe, de su hija Cristina. A la gente machacada por el paro, los desahucios de viviendas, la gente que se está teniendo que ir de España por la crisis económica les quieren decir : “Nosotros no vamos a meter la mano en la caja, no vamos a robar”.

“España no es una nación”
La tensión sigue al rojo vivo en España desde que el presidente del gobierno regional catalán, Artur Mas, anunciara un referéndum de autodeterminación para el 9 de noviembre, que el Gobierno Español pretende impedir por considerarlo anticonstitucional.

Frío y distante, Mas apenas aplaudió a Felipe VI cuando cerró su discurso dando las gracias en castellano, catalán, euskera y gallego. “No dijo nada nuevo”, fue su principal queja tras abandonar el Congreso. “Me hubiera gustado escuchar que estamos en un Estado plurinacional”, señaló en una rueda de prensa y luego añadió: “España no es una nación, es un Estado que tiene naciones”.