Yolanda Vaccaro: Vigilia en Cuatro Vientos con el Papa Benedicto XVI en la JMJ

jmj-cuatro-vientos-bandera-peruana-yolanda-vaccaro
Foto: Banderas de Colombia, Ecuador Chile y Perú durante el encuentro de los jóvenes con el Papa en Cuatro Vientos.
http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1313902800/ECMU210811a26/

http://elcomercio.pe/impresa/notas/millon-medio-jovenes-madrid-vitorearon-al-papa/20110821/1110780

http://elcomercio.pe/impresa/notas/jmj-quiero-descubrir-mi-vocacion-religiosa/20110821/1110859

Portada:

http://elcomercio.pe/impresa/edicion/2011-08-21/ecpr210811a01

Millón y medio de jóvenes en Madrid vitorearon al Papa

Una tormenta obligó a Benedicto XVI a interrumpir su discurso. Agradeció a quienes permanecieron en el encuentro, a pesar del mal clima

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Domingo 21 de Agosto del 2011
MADRID. Una fuerte tormenta de verano interrumpió ayer el acto central de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en el aeródromo madrileño de Cuatro Vientos. Justo cuando el papa Benedicto XVI empezaba su discurso, ya repartido por escrito –embargado hasta su pronunciación– entre los periodistas acreditados, la lluvia y los truenos aparecieron como consecuencia de un cielo recargado, luego de un día de intenso calor (40 grados centígrados).

El discurso tuvo que ser interrumpido mientras se cobijaba al Pontífice bajo varios paraguas portados por guardaespaldas. El Papa solo pudo realizar los saludos tradicionales en estos actos en diversos idiomas y renunció a pronunciar el texto. El millón y medio de peregrinos que habían aguardado la llegada del Papa durante todo el día bajo un sol implacable, sin embargo, permanecieron aclamando a Benedicto XVI a pesar de la intensa lluvia y del barro que cubrían sus pies.

“Gracias por esta alegría, vuestra fuerza es mayor que la lluvia. Con su lluvia el Señor nos manda su bendición” proclamó el Papa poco antes de retirarse del estrado para cambiarse de ropa, pues estaba empapado a pesar de los paraguas protectores. El viento impedía cobijarlo.

“Os invito a pedir a Dios que os ayude a descubrir vuestra vocación en la sociedad y en la Iglesia y a perseverar en ella con alegría y fidelidad. Vale la pena acoger en nuestro interior la llamada de Cristo y seguir con valentía y generosidad el camino que él nos proponga. Queridos jóvenes, hemos vivido una aventura juntos. Han resistido firmes en la lluvia. Antes de irme quiero despedirme de todos. Gracias por el sacrificio que estáis haciendo”. Estas fueron las palabras con las que el Papa culminó el acto tras celebrar la Eucaristía frente a la multitud de jóvenes que siguieron el acto arrodillados sobre el barro generado por la tormenta.

Benedicto XVI recibió la aclamación incondicional de los congregados que lo vitorearon con frases como “Esta es la juventud del Papa”.

El Papa se despidió y convocó a los jóvenes a la misa que oficiará hoy, en Cuatro Vientos, antes de su regreso a Roma. “Nos veremos mañana, si Dios quiere”, les dijo.

Cientos de miles de peregrinos pernoctaron en el aeródromo en la vigilia de esta JMJ, según lo previsto, no obstante la lluvia que cayó sobre Madrid.

DEFENSA DEL MATRIMONIO
El Papa, que se encuentra desde el jueves en Madrid presidiendo la JMJ, se ha prodigado en advertencias claras sobre los peligros que afrontan los valores cristianos en esta época.

Si en las jornadas anteriores de este encuentro en Madrid Benedicto XVI deploró el aborto y criticó a “quienes pretenden decidir quién es digno de vivir”, en su discurso de ayer, según el documento entregado a la prensa, subrayaría que el matrimonio es una institución en la que “un hombre y una mujer, formando una sola carne, se realizan en una profunda vida de comunión. Un proyecto de amor verdadero que se renueva y ahonda cada día compartiendo alegrías y dificultades y que se caracteriza por una entrega de la totalidad de la persona”.

EL DATO
COMO UN SACERDOTE MÁS
Durante la reunión de ayer se realizó la Fiesta del Perdón, donde miles de peregrinos se confesaron en más de 20 idiomas. Joseph Ratzinger, como un sacerdote más, confesó a cuatro peregrinos: dos chicos y dos chicas con menos de 30 años elegidos por sorteo.

TESTIMONIO
“En la JMJ quiero descubrir mi vocación religiosa”

Domingo 21 de Agosto del 2011
MADRID. Carolina Andrea Guerrero Palomino es una de los 2.000 peregrinos llegados del Perú para la JMJ. Estudiante de segundo ciclo de Economía en la Universidad de Piura-Campus Lima, a sus 17 años ella nos cuenta que ha venido a la JMJ para, sobre todo, descubrir si tiene vocación religiosa.

“Para mí la JMJ es una experiencia en la que renuevas y aumentas tu fe, aclaras cualquier duda que hay en ti misma, encuentras el camino y quizás hasta puedes descubrir tu vocación, es una oportunidad única en la vida. Quiero descubrir mi vocación. Con la JMJ se iluminan los sentimientos”, señala.

Carolina ha tenido ocasión de ver al papa Benedicto XVI “a medio metro”, el jueves; una experiencia que califica como “demasiado emocionante”.

Ella y las otras 55 personas que han venido en su grupo han traído banderas del Perú que ondean en todos los actos de la JMJ “para que el Papa sienta que el Perú está presente”, apunta.