Yolanda Vaccaro: Rajoy propone coalición a PSOE y Ciudadanos

Rajoy propone un gobierno de coalición con los partidos moderados, en alusión al PSOE y Ciudadanos

Yolanda Vaccaro Rajoy propone coalición a PSOE y Ciudadanos

 

YOLANDA VACCARO

Corresponsal

MADRID.

Mariano Rajoy, Jefe en funciones del Gobierno Español, quiere formar gobierno de coalición “cuanto antes” con “los partidos moderados”, en referencia al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Ciudadanos. Así lo señaló ayer analizando el triunfo electoral del Partido Popular (PP), que él preside. Si bien la victoria le otorga mayoría relativa en el Congreso ha subido 14 escaños respecto de los obtenidos en las anteriores elecciones, realizadas en diciembre pasado, llegando esta vez a 137 diputados y aglutinando el 33% de los sufragios, 10 puntos por encima que el partido que le sigue. Otra opción para el PP sería pactar con los 32 diputados de Ciudadanos, los cinco del Partido Nacionalista Vasco (PNV), el único diputado de Coalición Canaria y un diputado más entre los independientes que concurrieron a las elecciones con alianzas electorales.

Mientras en el resto de formaciones se preguntaban por qué aumenta el apoyo al PP a pesar de los escándalos de corrupción que lo han azotado, el PP rebozó satisfacción. No solo logró más escaños que los que esperaba sino que ganó en 15 de las 17 comunidades autónomas, incluidas Andalucía y Extremadura, tradicionales regiones socialistas. Asimismo ganó en 42 de las 50 provincias así como en Ceuta y Melilla y revalidó mayoría relativa en el Senado.

El caso es que para poder formar gobierno se requiere alcanzar mayoría absoluta (176 votos) en una primera convocatoria de votación en el Congreso y mayoría simple en una segunda sesión. Por eso si los 85 diputados del PSOE elegidos ayer se abstienen en una eventual segunda sesión de investidura de Rajoy éste podría ser investido.

Desde el PSOE ayer hubo voces contradictorias. Su portavoz, Rafael Hernando, respondió que no van a apoyar un gobierno de Rajoy y que no se van a abstener. Sin embargo Guillermo Fernández Vara, Presidente de Extremadura, también del PSOE, señaló que Rajoy debe formar gobierno lo más pronto posible y que al PSOE le corresponde pasar a la oposición. “Una mayoría de españoles, por encima del 30%, ha dicho que quiere que Rajoy sea su presidente y los demás no lo pueden obstaculizar”.

 

Ninguno de los partidos relevantes quiere pactar con Unidos Podemos

 

Si fracasa en su intento de gobierno de coalición el PP indicó que se plantea lograr acuerdos puntuales igualmente con el PSOE y con Ciudadanos, partido que logró 32 escaños en los comicios del domingo y se sitúa en cuarta posición en el Congreso. Albert Rivera, líder de este partido, indicó que no apoyará un gobierno presidido por Rajoy pero que puede negociar si no se discute sobre “sillones”, una clara alusión a su petición electoral de que Rajoy de un paso al costado y gobierne otro líder del PP, condición que el PP no acepta.

La formación con la que ninguno de los partidos relevantes tiene intención de pactar es la coalición Unidos Podemos, liderada por Pablo Iglesias, que se erige como la mayor perdedora de las elecciones del domingo. Mantuvo los 71 diputados logrados en diciembre pero se quedó lejos de desbancar como segunda fuerza política y primera de la izquierda al PSOE como pronosticaban las encuestas. Si bien pierde 5 escaños el PSOE se mantiene en segundo lugar. La desilusión fue manifiesta ayer en Unidos Podemos a pesar de que logró la mayor cantidad de votos en las tres provincias que forman la comunidad autónoma del País Vasco y en dos de las cuatro provincias de Cataluña (Barcelona y Lérida).

 

Los plazos

 

El 19 de julio se instalarán el Congreso y el Senado. Luego el rey Felipe VI deberá encargar formar gobierno a un líder político tras una ronda de contactos. Aunque no está legislado el rey siempre llama en primer lugar a formar gobierno al líder del partido más votado. Tras una primera sesión de investidura hay un plazo de dos meses para formar gobierno; si nadie es investido tras esta primera votación se tienen que convocar nuevas elecciones. Lo que la ley no despeja es qué pasa si nadie se somete a la investidura. En cualquier caso los líderes políticos han manifestado que son conscientes de que la ciudadanía rechaza una nueva convocatoria electoral.

 

YOLANDA VACCARO

Corresponsal

 

MADRID.

 

Mariano Rajoy, Jefe en funciones del Gobierno Español, quiere formar gobierno de coalición “cuanto antes” con “los partidos moderados”, en referencia al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Ciudadanos. Así lo señaló ayer analizando el triunfo electoral del Partido Popular (PP), que él preside. Si bien la victoria le otorga mayoría relativa en el Congreso ha subido 14 escaños respecto de los obtenidos en las anteriores elecciones, realizadas en diciembre pasado, llegando esta vez a 137 diputados y aglutinando el 33% de los sufragios, 10 puntos por encima que el partido que le sigue. Otra opción para el PP sería pactar con los 32 diputados de Ciudadanos, los cinco del Partido Nacionalista Vasco (PNV), el único diputado de Coalición Canaria y un diputado más entre los independientes que concurrieron a las elecciones con alianzas electorales.

Mientras en el resto de formaciones se preguntaban por qué aumenta el apoyo al PP a pesar de los escándalos de corrupción que lo han azotado, el PP rebozó satisfacción. No solo logró más escaños que los que esperaba sino que ganó en 15 de las 17 comunidades autónomas, incluidas Andalucía y Extremadura, tradicionales regiones socialistas. Asimismo ganó en 42 de las 50 provincias así como en Ceuta y Melilla y revalidó mayoría relativa en el Senado.

El caso es que para poder formar gobierno se requiere alcanzar mayoría absoluta (176 votos) en una primera convocatoria de votación en el Congreso y mayoría simple en una segunda sesión. Por eso si los 85 diputados del PSOE elegidos ayer se abstienen en una eventual segunda sesión de investidura de Rajoy éste podría ser investido.

Desde el PSOE ayer hubo voces contradictorias. Su portavoz, Rafael Hernando, respondió que no van a apoyar un gobierno de Rajoy y que no se van a abstener. Sin embargo Guillermo Fernández Vara, Presidente de Extremadura, también del PSOE, señaló que Rajoy debe formar gobierno lo más pronto posible y que al PSOE le corresponde pasar a la oposición. “Una mayoría de españoles, por encima del 30%, ha dicho que quiere que Rajoy sea su presidente y los demás no lo pueden obstaculizar”.

 

Ninguno de los partidos relevantes quiere pactar con Unidos Podemos

 

Si fracasa en su intento de gobierno de coalición el PP indicó que se plantea lograr acuerdos puntuales igualmente con el PSOE y con Ciudadanos, partido que logró 32 escaños en los comicios del domingo y se sitúa en cuarta posición en el Congreso. Albert Rivera, líder de este partido, indicó que no apoyará un gobierno presidido por Rajoy pero que puede negociar si no se discute sobre “sillones”, una clara alusión a su petición electoral de que Rajoy de un paso al costado y gobierne otro líder del PP, condición que el PP no acepta.

La formación con la que ninguno de los partidos relevantes tiene intención de pactar es la coalición Unidos Podemos, liderada por Pablo Iglesias, que se erige como la mayor perdedora de las elecciones del domingo. Mantuvo los 71 diputados logrados en diciembre pero se quedó lejos de desbancar como segunda fuerza política y primera de la izquierda al PSOE como pronosticaban las encuestas. Si bien pierde 5 escaños el PSOE se mantiene en segundo lugar. La desilusión fue manifiesta ayer en Unidos Podemos a pesar de que logró la mayor cantidad de votos en las tres provincias que forman la comunidad autónoma del País Vasco y en dos de las cuatro provincias de Cataluña (Barcelona y Lérida).

 

Los plazos

 

El 19 de julio se instalarán el Congreso y el Senado. Luego el rey Felipe VI deberá encargar formar gobierno a un líder político tras una ronda de contactos. Aunque no está legislado el rey siempre llama en primer lugar a formar gobierno al líder del partido más votado. Tras una primera sesión de investidura hay un plazo de dos meses para formar gobierno; si nadie es investido tras esta primera votación se tienen que convocar nuevas elecciones. Lo que la ley no despeja es qué pasa si nadie se somete a la investidura. En cualquier caso los líderes políticos han manifestado que son conscientes de que la ciudadanía rechaza una nueva convocatoria electoral.

 

 

Yolanda Vaccaro: PP gana elecciones en España pero Rajoy deberá pactar

El PP volvió a ganar las elecciones pero tendrá que negociar para poder seguir gobernando

YOLANDA VACCARO PP RAJOY GANAN ELECCIONES ESPANA

 

Yolanda Vaccaro Elecciones Atrevia

 

YOLANDA VACCARO

Corresponsal

MADRID.

El Partido Popular (PP) volvió a ganar las elecciones en España obteniendo 137 escaños, 14 más que en la anterior convocatoria, realizada el pasado 20 de diciembre. El PP y su líder, Mariano Rajoy, actual Presidente del Gobierno, salen reforzados. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) renovó igualmente su segundo lugar pero perdiendo 5 escaños, llegando a 85. En tercer lugar volvió a quedar Podemos, esta vez en coalición con Izquierda Unida formando Unidos-Podemos, con 71 diputados, y Ciudadanos repitió cuarto puesto, con 32 escaños, 8 menos que los que logró anteriormente.

A pesar de no obtener la mayoría absoluta, fijada en 176 de los 350 escaños del Congreso, el PP logró unos resultados superiores a los que le auguraban las encuestas. Por eso su líder fue el único dirigente que declaró ayer desde el balcón de la sede de su partido frente a cientos de correligionarios que lo vitoreaban. Sin embargo Rajoy subrayó que a partir de hoy negociará “con todos” para lograr ser investido. El PP también ganó las pasadas elecciones con mayoría relativa y no logró que otros partidos lo apoyen para lograr la investidura.

Ahora Rajoy necesita nuevamente lograr pactos para ser investido con mayoría absoluta en una primera votación en el Congreso o con mayoría simple en una segunda votación. Para lo segundo no se requiere que el PSOE vote a favor sino que se abstenga, algo que el PSOE se negó a hacer en la ocasión anterior pero que no parece inverosímil ahora a juzgar por el escenario que refuerza al PP y por las palabras pronunciadas ayer por Pedro Sánchez, líder del PSOE. A diferencia de lo ocurrido el 20 de diciembre, lo primero que Sánchez dijo tras conocerse los resultados es que el PP ganó las elecciones. Y, además, atacó a Unidos-Podemos por su “intransigencia” y su “interés personal”, lo que hablaría de la escasa posibilidad de un pacto PSOE- Unidos Podemos. Lo mismo hizo Albert Rivera, líder de Ciudadanos.

A pesar de que PSOE y Ciudadanos perdieron escaños, la mayor desilusión tuvo lugar en las filas de Unidos-Podemos, que logró exactamente los mismos escaños que los logrados anteriormente cuando las encuestas pronosticaban que superaría ampliamente al PSOE y se colocaría como segunda fuerza política y primera de la izquierda. Pablo Iglesias, su líder, lejos de su habitual discurso triunfalista admitió que los resultados no le satisfacen y que le preocupa que el PP haya ganado y, encima, con más escaños.

 

Negociarán para evitar terceras elecciones

 

Si en algo coincidieron ayer todos los dirigentes fue en que negociarán para evitar unas terceras elecciones. La Constitución indica que si tras dos meses desde una primera votación de investidura nadie logra ser presidente debe haber una nueva convocatoria electoral. España lleva siete meses con gobierno en funciones porque tras las elecciones del 20 de diciembre ningún partido logró apoyos para lograr la investidura en el Congreso, de allí las elecciones realizadas ayer.

Tras la constitución del nuevo parlamento, el próximo 19 de julio, Felipe VI hablará con los dirigentes de todos los partidos y encargará a uno de ellos formar gobierno. No está escrito pero hasta ahora siempre el rey ha elegido en primer lugar al líder del partido más votado. Lo malo es que la Constitución no marca plazos para celebrar la sesión de investidura y no aclara qué sucedería si ninguno de los líderes aceptara someterse a votación de investidura. Como recordaba ayer el diario El Mundo, si ese fuera el caso España estaría abocada a unas terceras elecciones “pero, de facto, no podría activarlas” y en ese caso “el empantanamiento sería total”.