Yolanda Vaccaro: Air Comet dejó a miles en tierra

http://elcomercio.pe/impresa/notas/aterrizaje-forzoso/20100110/394574

http://e.elcomercio.pe/101/impresa/pdf/2010/01/10/ECMU100110b4.pdf

ESPECIAL. PROBLEMAS AERONÁUTICOS

Un aterrizaje forzoso
La crisis de Air Comet afecta especialmente a Latinoamérica. Es un eslabón más de una cadena de cierres de decenas de aerolíneas.

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal

MADRID. Con más de dos meses de antelación, Magaly Carmen Quispe y su esposo Miguel Medina compraron pasajes para ellos y su hija, Melanie Alicia, de 7 años. Tenían todo programado para partir de Madrid el pasado 28 de diciembre y llegar a Lima después de dos años de ausencia. En el Perú los esperaban sus familiares, entre ellos la madre de Miguel, delicada de salud. Al día siguiente llevarían a Melanie a la clínica San Juan de Dios para que la niña continúe con el tratamiento médico que sigue en este centro desde que nació para mejorar el problema de sus pequeñas piernas (rodillas valgas). Habían invertido 2.000 euros en los tres pasajes con toda la ilusión de pasar fin de año con sus familias y para que Melanie siga con su tratamiento. Pero el 21 de diciembre la línea aérea en la que debían viajar, Air Comet, dejó de operar. Magaly comenzó a llamar a los números de teléfono que el Gobierno Español señaló para que los casos de urgencia y con niños, como el suyo, pudieran ser considerados en los dos vuelos que se fletaron Madrid-Lima. Nunca nadie respondió. Tampoco la atendieron en la oficina indicada, a la que acudió. El 26, de madrugada, la familia se presentó en el aeropuerto madrileño de Barajas para intentar tomar el último vuelo que salía ese día a las 10 a.m. Pero, a pesar de que deberían haber tenido preferencia por viajar con una niña y con motivos de salud añadidos, se quedaron en tierra. Viajaron quienes tuvieron suerte, una fortuna que no acompañó a esta humilde familia.

Magaly lamenta: “Es muy triste, con la niña y todo nos hemos quedado. Melanie además quería ver a su abuelita, que es anciana y está mal. Ella, además, extraña mucho a sus amiguitos del Perú porque aquí hemos tenido muchos problemas de xenofobia en el colegio. A la niña la llevamos a San Juan de Dios en Lima porque allí la ven desde que nació y el trato médico es más personalizado y mejor que en España. Han jugado no solo con nuestro dinero sino también con nuestros sentimientos y nuestra salud”.

La familia ha tenido que pedir un préstamo para comprar otros pasajes, en LAN —785 euros por persona—, con los que viajarán a fines de este mes. “Nos hemos quedado sin ahorros pero tenemos urgencia e ilusión de ir a nuestra patria”, señala Magaly.

VÍCTIMAS POR PARTIDA DOBLE
Los Medina Carmen también han hecho los trámites señalados para que les devuelvan el dinero. Pero ya saben que es una posibilidad muy remota. Y es que, precisamente, la hermana de Magaly, Cynthia Melissa Carmen Quispe, fue uno de los más de 30.000 afectados por el cierre de otra línea aérea, Air Madrid, que dejó de operar en diciembre del 2006, igualmente en plena época de Navidad. Aquel cierre se produjo cuando Cynthia ya había hecho el viaje Madrid-Lima y se quedó varada en Lima, donde tuvo que comprar otro pasaje de regreso. Tres años después, y a pesar de haber hecho todas las diligencias pertinentes, no ha recibido la devolución de su dinero. Para Cynthia llueve sobre mojado; viajó a Lima el 15 de noviembre pasado y tenía fecha de regreso a Madrid para el 19 de enero próximo. Pero volvió a comprar pasaje en la línea equivocada, esta vez en Air Comet. Ahora Cynthia está varada en Lima. Deberá volver a desembolsar ese dinero que tanto le cuesta ganar para pagar los pasajes de regreso a Madrid de ella y de su hija, de 3 años, exactamente como tuvo que hacer hace tres años por culpa de Air Madrid.

CRÍTICO PANORAMA
Los cierres de Air Madrid y de Air Comet han sido especialmente sufridos por miles de latinoamericanos que viven en España, ya que eran líneas de bajo costo utilizadas sobre todo por inmigrantes latinos en este país. Pero no han sido ni mucho menos los únicos cierres de aerolíneas en los últimos años. El sector vive una crisis que hunde sus raíces en la década de los 90.

La crisis de Air Comet es —por el momento— el último eslabón de una cadena de cierres de líneas aéreas clausuradas con mayor o menor previsión. En el caso de Air Madrid las autoridades españolas retiraron la licencia de vuelo a la empresa por motivos de seguridad. Una gestión empresarial que linda con la estafa y el fraude ha sido el detonante en el caso de Air Comet.

En los noventa desaparecieron en EE.UU. las gigantes Braniff, Eastern y Panamerican. El pasado verano se calculó que habían caído 40 empresas como Ata o Skybus. En España en los últimos veinte años aparecieron y cerraron en poco tiempo unas 40 aerolíneas regionales como Canáfrica, Euskal Jet, Canarias Regional Air, Andalusair o Air Catalunya. En el Perú se cerraron empresas como Aero-Perú, Faucett o TANS. Las causas generales son la proliferación de líneas aéreas de bajo costo y la escalada del precio del petróleo. Juegan también papel destacado la mala gestión empresarial y la negligencia de las autoridades gubernamentales que deberían haber vigilado las malas artes de los propietarios de empresas como Air Comet. Por si fuera poco, al tema económico en el 2001 se añadiría el factor miedo con los atentados contra EE.UU. Desde entonces el sector calcula que ha perdido unos 35.000 millones de euros. En 2009 las pérdidas han sido de 8.000 millones de euros.

Giovanni Bisignani, director general de IATA, en declaraciones al diario “El País”, ha señalado que es “poco realista” pensar que se puede cubrir el costo de esta industria tan “hiperfragmentada” si no se reconstruyen sus cimientos.

EN PUNTOS
Intentos de amainar el problema
Air Comet había vendido pasajes para volar durante todo el 2010. Hay unos 100.000 afectados. Enlazaba España con el Perú, Colombia, Ecuador, Argentina, Cuba y Puerto Rico.

Para que les devuelvan el dinero gastado, los afectados deben presentar o enviar su queja al Ministerio de Fomento, Agencia Estatal de Seguridad Aérea, Paseo de la Castellana 67, 28071, Madrid.

La asociación ARI-Perú recaba los datos de los afectados para promover una demanda judicial colectiva junto a asociaciones de inmigrantes de Ecuador, Colombia, Paraguay y República Dominicana. E-mail: asociacion@ari-peru.org

El Gobierno Ecuatoriano ha demandado judicialmente a Air Comet en su país.

Los comentarios están deshabilitados.

Facebook
YouTube
Twitter
LinkedIn