Yolanda Vaccaro: el resurgimiento del anarquismo en Europa

http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1293944400/ECMU020111b03/

http://elcomercio.pe/impresa/notas/resurgimiento-anarquismo/20110102/692581

ESPECIAL. VIOLENCIA EXTREMA
El resurgimiento del anarquismo

Grupos anarquistas se han atribuido el envío de cartas-bomba durante noviembre y diciembre a presidentes europeos, así como a embajadas en Atenas y Roma. ¿Qué buscan con estas accionees?

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Domingo 2 de Enero del 2011
MADRID. El 23 de diciembre, funcionarios de las embajadas de Chile y Suiza en Italia resultaron heridos al abrir sobres-bomba. Carlos Mella, trabajador de la embajada chilena, perdió dos dedos de una mano. Cerca a esta sede diplomática, dentro de un sobre, se encontró un mensaje en el que la Federación Anarquista Internacional (FAI) reivindicaba la autorí­a de los ataques.

No era la primera vez que se oí­a mencionar este nombre. Las siglas se conocieron en diciembre del 2003, cuando en Bolonia estallaron dos bombas caseras colocadas en contenedores de basura situados muy cerca de la residencia de Romano Prodi, entonces presidente de la Comisión Europea. Desde entonces, la FAI se ha atribuido diversos atentados que hasta la semana pasada no habí­an causado ví­ctimas.

EL ANTECEDENTE GRIEGO
Los últimos atentados en Roma se relacionaron rápidamente con catorce cartas-bomba enviadas a embajadas de diferentes paí­ses, en Atenas. Estallaron dos de estos explosivos sin causar heridos. También se enviaron sobres-bomba a Angela Merkel (canciller alemana), Silvio Berlusconi (primer ministro italiano) y Nicolas Sarkozy (presidente de Francia). Estos atentados fueron reivindicados por Conspiración de Núcleos de Fuego, un grupo anarquista griego al que la FAI dice apoyar. La FAI lo dejó claro en el citado mensaje: los atentados de la semana pasada se cometieron como una campaña de violencia revolucionaria en apoyo de sus correligionarios griegos.

En el mensaje la FAI indicó: “Hemos decidido hacernos oí­r, con palabras y con hechos. Destruyamos este sistema de dominación. Viva la anarquí­a. Federación Anarquista Informal, célula revolucionaria Lambros Fountas”. Fountas era un anarquista griego que murió en un tiroteo con la policí­a, en marzo pasado.

SUIZA Y CHILE COMO BLANCOS
Asimismo, la elección de las sedes atacadas no habrí­a sido fortuita. Según la policí­a italiana, los anarquistas pretendí­an vengar a militantes de su movimiento en Suiza y Chile. Suiza arrestó recientemente a varios anarquistas acusados de planear un atentado con bomba contra la sede de IBM, en Zúrich. En el 2009, el joven anarquista Mauricio Morales falleció en Chile tras estallar un artefacto que cargaba en una bolsa.

Internet es la ví­a de contacto de estos grupos que, por su propia definición, aborrecen la autoridad, la jerarquía, la organización y hasta la ideologí­a y, en lí­neas generales, se identifican como grupo por la acción, en este caso por la comisión de atentados. De hecho, la policí­a italiana baraja la hipótesis de que quienes han cometido los atentados en nombre de la FAI no se conocen y actúan mediante acuerdos generados en la red de redes de forma anónima.

SU NOMBRE LO DICE TODO
El anarquismo, la “doctrina que propugna la desaparición del Estado y de todo poder” o el “movimiento social inspirado por esta doctrina”, según la definición de la Real Academia Española, una corriente alumbrada entre fines del siglo XIX e inicios del siglo XX, renace en el siglo XXI básicamente como reacción ante la crisis económica que los anarquistas achacan al poder imperante.

Desde el siglo XIX, cuando nace el llamado anarquismo moderno, ha servido como inspiración de planteamientos tan dispares como el anarcosindicalismo, el anarcocomunismo y hasta el anarcoindividualismo estadounidense.

Según los expertos, a grandes rasgos, actualmente existen dos tendencias anarquistas. Una es la que reivindica los nuevos movimientos sociales tras la caí­da del comunismo soviético y el surgimiento de un anarquismo de protesta contra lo que considera neoliberalismo. Desde las protestas contra la Cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Seattle (1999) y las escuadras de jóvenes que invaden propiedad ajena en Europa y Estados Unidos (los okupas) hasta los defensores del software libre se consideran representaciones de esta tendencia.

En segundo lugar se sitúan grupos como Solidaridad Internacional Libertaria -movimiento nacido en Madrid en el 2001 que propugna la creación de casas comunales en Sudamérica o el apoyo a la causa palestina- y la mentada FAI. Aunque aglutinados en torno al rechazo de la autoridad, lo que reclaman estos grupos parece casi tan diverso como sus nombres.

LA REIVINDICACIÓN
La FAI, en general, critica la crisis económica y financiera actual.

Los periodistas Nicole Winfield y Drek Gatopulos, de la agencia de noticias The Associated Press (AP), señalan que grupos como la FAI podrí­an “estar sacando provecho de las tensiones sociales generadas por la crisis financiera del continente”. Recuerdan que “los ataques anarquistas mortales fueron frecuentes en Europa en las décadas de 1960 y 1970, pero comenzaron a menguar y volverse esporádicos en los últimos decenios”. Apuntan que en los últimos años las autoridades se han centrado en la amenaza del terrorismo islamista, con lo que podrí­an haber descuidado la atención en otros grupos terroristas.

La Oficina Europea de la Policí­a (Europol) indica que estos grupos han incrementado sus acciones en los dos últimos años. La mayor parte de sus ataques se están efectuando en España, Grecia e Italia. Unos ataques que, sin embargo, en su mayoría han pasado casi desapercibidos al haber generado escasos daños materiales y ninguna víctima mortal.

Estos grupos, señalan los periodistas de AP, defienden el uso de la violencia ante el aumento del desempleo y la creciente impopularidad de gobiernos como el de Silvio Berlusconi.

Marco Boschi, criminólogo catedrático sobre terrorismo en la Universidad de Florencia y estudioso del anarquismo, ha manifestado a AP: “Los anarquistas y rebeldes buscan elevar el nivel de enfrentamiento cuando ya hay problemas. Ellos sacan provecho de cada ocasión”. Así­, grupos anarquistas se infiltraron en manifestaciones contra el desempleo y los recortes sociales en paí­ses como Italia, Francia y Reino Unido. En las manifestaciones convocadas por los sindicatos españoles con motivo de la huelga general del pasado 29 de setiembre, un grupo de anarquistas encapuchados reventó la manifestación sindical en Barcelona quemando neumáticos y un automóvil de policía y saqueando tiendas.

Los miembros de la FAI seguramente traicionarí­an su propia esencia anarquista si contaran con una web reconocible. Sin embargo, en Internet es posible encontrar una carta abierta en la que apuntan sus reclamos. “Queremos la destrucción del Estado y del capital”, señalan. Se manifiestan contrarios “a cualquier cáncer marxista”. Se oponen a la Unión Europea, a los acuerdos de mercado y a la militarización del territorio. Y advierten que atacarán y destruirán “a los responsables de la represión y la explotación” así­ como “cárceles, bancos, tribunales y cuarteles”.

TAMBIÉN EN ARGENTINA
Una pequeña bomba estalló el jueves frente a la embajada griega en Buenos Aires, Argentina, causando daños menores.

10 sospechosos de pertenecer a un violento grupo anarquista serán llevados a juicio el 17 de enero en Grecia.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master


Facebook
YouTube
Twitter
LinkedIn