Yolanda Vaccaro en El Comercio: el rey Juan Carlos ausente de las celebraciones del 12 de octubre

Artículo en El Comercio

http://elcomercio.pe/impresa/notas/rey-espana-brilla-su-ausencia/20131013/1643867/?ref=qdn

DOMINGO 13 DE OCTUBRE DEL 2013. POR: YOLANDA VACCARO CORRESPONSAL

El rey de España brilla por su ausencia

Por primera vez, Juan Carlos I no asistió al desfile del 12 de octubre. El príncipe Felipe lo reemplazará en la Cumbre Iberoamericana.

Madrid. Por primera vez en la historia, el rey Juan Carlos no presidió el desfile militar celebrado ayer en Madrid. Con motivo de la conmemoración de la llegada de Colón a América, España celebra cada 12 de octubre su día nacional. Y, desde que fue coronado (en 1975), el monarca español ha presidido la parada militar que se realiza cada año en esta fecha, desde el palco de honor situado en el Paseo de la Castellana. Hasta este año. A causa de sus problemas de salud y en medio de la turbulencia que suponen las noticias que ensombrecen el prestigio de la monarquía, esta vez el rey se quedó en palacio.

Ayer, don Juan Carlos fue reemplazado por Felipe, su heredero, quien fue acompañado por su esposa Letizia.

La imagen de un casi vacío palco de honor, contrastando con las imágenes de años pasados en los que casi no cabían los reyes, sus hijos y sus yernos, fue simbólica de los tiempos difíciles que vive la corona española.

La situación es particularmente compleja para el rey, que recientemente fue operado de la cadera por una infección que le causó una intervención anterior. Por ello no participará en la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que esta semana se celebra en Panamá. Felipe también lo representará en esta cita.

Esto ha motivado controversia ya que legalmente el príncipe no puede encarnar la Jefatura del Estado. La Constitución no regula esta especie de vacancia temporal de la más alta investidura.

Por lo demás, será la primera vez que Juan Carlos no se presente en una Cumbre Iberoamericana, desde que se instituyeron estos encuentros.

IMAGEN POR EL SUELO
Aparte de sus problemas de salud, el rey debe enfrentar el momento más crítico y de peor valoración ciudadana respecto de la monarquía. Cada día gotean noticias, a cual más lamentable, sobre el presunto enriquecimiento ilícito de su yerno, Iñaki Urdangarin. Asimismo, en los próximos días los tribunales decidirán si finalmente también llevan al banquillo de los acusados a la infanta Cristina, esposa de Urdangarin y segunda hija de los monarcas.

La primogénita de los reyes, la infanta Elena, tampoco estuvo en el palco de honor del 12 de octubre, en lo que la prensa considera una estrategia para potenciar el llamado ‘núcleo central de la familia real’. Es decir, una fórmula para lidiar con los problemas de protocolo e imagen causados por el Caso Urdangarin.

Luego del desfile, el príncipe Felipe sostuvo una inusual conversación con periodistas. Allí reconoció que la sensación de estar solo con su esposa en el palco fue extraña.

Para evitar que se escuchen abucheos, las tribunas del desfile se colocaron a unos 200 metros del palco de los representantes políticos.

EN PUNTOS
Un desfile con modificaciones
OTRA VERSIÓN
Debido a la ausencia del rey, ayer se escuchó una versión más corta del himno nacional y hubo menos cañonazos que en anteriores desfiles del 12 de octubre.

TIEMPO DE AUSTERIDAD
Debido a la difícil situación económica que atraviesa España, el desfile fue más corto y se prescindió de los carros de combate y vehículos blindados.

SIN LA REINA
La reina Sofía tampoco estuvo en el palco de honor, pero sí encabezó la recepción posterior en el Palacio Real, junto con la infanta Elena.

DELICADO DE SALUD
El rey Juan Carlos fue operado el 24 de setiembre y deberá pasar nuevamente por el quirófano a finales de noviembre. Se prevé que recién en enero podrá volver a caminar. Por ese motivo, nuevamente se ha planteado la posibilidad de que abdique.

Yolanda Vaccaro: la Infanta Cristina en el punto de mira por el “caso Urdangarín”:

http://elcomercio.pe/impresa/notas/escandalo-persigue-hasta-ginebra-infanta-cristina/20131013/1643842/?ref=qdn

DOMINGO 13 DE OCTUBRE DEL 2013POR: YOLANDA VACCARO
El escándalo persigue hasta Ginebra a la infanta Cristina

Nuevas evidencias complican la situación judicial de la hija de los reyes.

Madrid. Ante el estupor de un país agobiado por la peor crisis económica en décadas, cada día aparecen más evidencias bochornosas sobre el presunto enriquecimiento ilícito de los duques de Palma, Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina.

Para alejarse del escándalo, Cristina vive hace unos meses en Ginebra con sus hijos. Pero eso no ha impedido que aparezcan nuevas revelaciones. En los últimos días se ha conocido que la segunda hija de los monarcas pagó una serie de artículos y servicios personales con tarjetas de crédito asociadas a la trama de corrupción que protagoniza su esposo. Cenas de más de 600 euros, ropa para niños exclusiva y hasta flores para decorar su casa son algunas de las cosas que Cristina pagó en el 2006 a cuenta del dinero obtenido de manera aparentemente ilegal. La infanta utilizó estas tarjetas de crédito, asociadas a una cuenta de unos 150.000 euros, en diversos puntos del planeta.

Mientras tanto, se vive un compás de espera para saber si finalmente la infanta será denunciada y se sentará en el banquillo de los acusados. Hace unos meses el juez que instruye el caso, José Castro, la imputó pero al poco tiempo, ante un recurso fiscal, la hija de los reyes salió de la lista de acusados. El viernes, el fiscal general del Estado volvió a pronunciarse en contra de esta imputación.

A Urdangarín y a su socio Diego Torres se los acusa de haberse embolsado unos diez millones de euros mediante informes inflados y asesorías inexistentes o muy poco consistentes que cobraban a administraciones públicas. Según los documentos judiciales, Urdangarin se valía de su nombre y prestigio como yerno del rey, algo que no dudaba para usar lograr mejores condiciones en sus negocios.

UN CASO ESPINOSO
Para tener un fondo que respalde los 6,4 millones de euros que el juez ha interpuesto como fianza en caso de responsabilidad civil a Urdangarín y Torres, diversas propiedades de la hija de los reyes serán embargadas.

Entre estas propiedades se encuentra el palacete de Pedralbes, una ostentosa casa ubicada en Barcelona, que Cristina e Iñaki se compraron y remodelaron hace una década por varios millones de euros sin que, en aquel entonces, se supiera de dónde procedían los fondos.

En cualquier caso hace tiempo que Cristina ya no vive en su palacete. Recientemente se trasladó a Ginebra con sus cuatro hijos, mientras que su esposo reside en Barcelona.

Los comentarios están deshabilitados.

Facebook
YouTube
Twitter
LinkedIn