Yolanda Vaccaro: Enfermeras peruanas destacan en España

http://elcomercio.pe/impresa/notas/enfermeras-obstetrices-peruanas-destacan-espana/20100822/627229

http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1282453200/ECMU220810b06/

Hermandad Galicia

Enfermeras y obstetrices peruanas destacan en España

El desempleo en el país aún no afecta a nuestras compatriotas
Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Domingo 22 de Agosto del 2010

MADRID. Las enfermeras peruanas tienen muy buena consideración en España por su formación y por el buen trato que dan al paciente. Hace dos décadas empezó a llegar un buen número de estas profesionales. Miles de ellas trabajan hoy en hospitales y clínicas españolas. Muchas son contratadas incluso desde el Perú, a pesar del desempleo que hay en ese país.

En los últimos años también compatriotas obstetrices incursionaron en este país. Pero ellas han tenido problemas para homologar sus títulos, ya que la obstetricia en España es una especialidad de la enfermería, mientras que en
el Perú es una carrera independiente.

“TENEMOS PRESTIGIO”
“Aquí siempre nos han tratado muy bien. Ya conocen nuestro trabajo y por eso cuando hace falta personal traen más enfermeras del Perú”. Eso es lo que explica la enfermera peruana Nelly Egoavil López, empleada de la clínica La Milagrosa de Madrid. Ella, nacida en Santa Cruz de Tapo, Tarma, llegó a España hace 19 años con un contrato. Como ella, decenas de colegas han ido llegando en estos años a la clínica citada, donde el 80% de enfermeras es de nuestro país.

Nelly, que es directiva del sindicato Comisiones Obreros de dicho establecimiento, precisa: “Hemos homologado nuestros títulos sin problemas. Tengo anécdotas puntuales con pacientes y algún médico racista, porque hay racismo.
Este año la clínica ha recibido a más enfermeras peruanas, contratadas desde el Perú y entre residentes en España. Tenemos prestigio por nuestro trabajo gracias a nuestra preparación. En la clínica ya han tenido mala experiencia
contratando a españolas porque carecen de horas de práctica. Por eso, siguen prefiriendo contratar a enfermeras peruanas”.

AMPLIANDO CONOCIMIENTOS
Katia Tello, nacida en Huancayo y egresada de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), llegó a La Milagrosa hace un año y seis meses, también con contrato de trabajo desde el Perú, donde realizó los trámites de homologación, que duraron pocos meses. Relata que su formación le permite cubrir todos los campos de la enfermería,
pero añade que en España las enfermeras desarrollan trabajo en ámbitos que no cubren en nuestro país. “Por ejemplo, aquí retiramos drenajes”, cuenta Katia.

Patricia Vela Bazán, procedente de San Martín y licenciada por la Universidad Federico Villarreal, destaca que en España la tecnología es más avanzada. “Por eso he crecido mucho en el aspecto profesional”, señala. “La homologación es sencilla porque somos licenciadas [cinco años de carrera] y aquí quedamos como diplomadas [tres años].

Retrocedemos un poco, pero estamos más formadas. Por eso podemos trabajar sin problemas en todas las áreas: emergencias, cuidados intensivos, pediatría o neonatología”, precisa. Patricia subraya: “Aquí hay muchas oportunidades de trabajo para enfermeras. Se necesitan en hospitales y clínicas y por ley todas las piscinas deben contar con un médico y una enfermera.

Por su parte, Elizabeth Neyra, limeña y graduada en la UPCH, lleva dos años en España. “Los pacientes agradecen nuestro trato, más amable en general. Siempre se extraña el Perú, pero aquí estoy muy contenta con el trabajo y con el trato que recibimos”, señala.

PIDEN MEJORAS
Mariné Latorraca, licenciada como obstetriz por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, vino a España hace más de una década. Contaba con años de experiencia en Lima. Pero aquí se topó con la desagradable sorpresa de
que no le homologaban su título. Las obstetrices primero tienen que homologar parte de su carrera por la diplomatura de enfermería y luego por la especialidad de matrona.

Hasta hace dos años este segundo paso era imposible. Mariné debió esperar diez años. Durante este tiempo tuvo que trabajar cuidando a niños y adultos mayores. Movió cielo y tierra. “Mandamos cartas al rey, al Congreso, a la Comisión de Homologaciones del Parlamento Europeo. Así, hace cinco años, nació la Asociación de Matronas Latinoamericanas (Amala)”, nos cuenta. Amala, presidida por Mariné, luchó hasta que en el 2008 se logró que el Ministerio de Educación español aplique una amnistía para todas las solicitudes presentadas en aquellos diez años
durante los que no hubo la posibilidad de homologar ni siquiera dando examen. Amnistía que se sigue aplicando.

Sin embargo, los problemas continúan. Mariné señala: “Hay discriminación, pedimos igualdad de oportunidades. Ahora
solo contratan a las españolas de origen”. Ella, que tiene la nacionalidad española por residencia, cita casos de obstetrices que han sido despedidas de hospitales públicos de Madrid para ser sustituidas por obstetrices
formadas en España. Todo esto, claro está, realizado de forma soterrada, ya que esta discriminación sería ilegal.
Por esta situación, ahora Mariné trabaja en el Hospital Universitario de Tenerife.

En la misma condición está Sonia Navero, obstetriz licenciada por la Universidad de San Martín de Porres. Precisa: “Tenemos muchos problemas de preferencia a favor de las matronas formadas en España. Lo primero que te preguntan es si tienes la nacionalidad española. Y además piden experiencia en este país. Es un círculo vicioso”.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master


Facebook
YouTube
Twitter
LinkedIn