Yolanda Vaccaro: Entrevista con el peruano evacuado de Libia por Repsol

http://www4.elcomercio.com/2011-02-25/Noticias/Mundo/Relacionados/entrevista-a-peruano-en-libia.aspx

http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1298610000/ECMD250211a20/

http://elcomercio.pe/impresa/notas/domingo-se-hizo-patente-miedo/20110225/718776

http://www.ociolatino.com/2011/02/peruano-evacuado-de-libia-por-repsol-cuenta-su-experiencia-en-madrid.html

http://www4.elcomercio.com/2011-02-26/Noticias/Negocios/Relacionados/EC110226P8ECUADORMALTA3RA.aspx

ENTREVISTA. ÓSCAR ZAVALA
“El domingo se hizo patente el miedo”

El peruano trabajador de la empresa Repsol cuenta cómo fueron sus últimos días en Trípoli, antes de ser evacuado a Madrid el miércoles. Nuestro compatriota pasó 12 horas de angustia en el aeropuerto

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Viernes 25 de Febrero del 2011
MADRID. Óscar Zavala (60), el ingeniero peruano evacuado desde Libia a España por Repsol, la empresa en la que trabaja, concedió esta entrevista a El Comercio en el hotel en el que se hospeda en la capital española.

¿Cómo vivió las horas previas a la evacuación?
Pasamos doce horas de angustia. Si no salíamos ese día iba a ser muy difícil hacerlo después. La víspera empecé a escuchar balas pasando cerca de mi casa, temía alguna bala perdida. No pude gestionar el documento para salir de Libia. Una vez que el funcionario de aduana me puso el sello de salida por fin respiré tranquilo. Tampoco tenía visa para España, pero con España sabía que todo era más fácil por Repsol. Me han dado un permiso de estancia de quince días, justo va a venir mi hija, que vive en Barcelona. En el aeropuerto en Trípoli todo era muy angustioso, la gente libia y de otros países queriendo salir… Los familiares fueron evacuados el día antes.

¿Sus familiares también?
Vivo en Trípoli con mi esposa. Mis dos hijos viven en Barcelona. El 12 de diciembre mi esposa se fue a Lima, yo tenía que regresar el 16 de febrero pero el viaje se postergó para el 3 de marzo por una gestión, y a Dios gracias. Fue sin saber lo que pasaría, nunca pensamos que el conflicto iba a llegar a Trípoli y ya se extendió. La información allá es nula, cortaron Internet. Por Skype de vez en cuando podía entrar y decirle a mi familia “estoy aquí, todavía sobrevivo”.

¿Cuándo empezó a complicarse la situación?
Allá trabajamos de domingo a jueves. El pasado domingo a las 3 de la tarde escuché una discusión entre los libios. Les pregunté qué pasó. Me dijeron que ya había piquetes en Trípoli. Allí dije: “Ya hay un cambio”. La compañía nos dijo: “Nos vamos cuando se vayan los libios”, porque nosotros trabajamos hasta más tarde que ellos. Allí nos hemos ido todos los carros en fila para el complejo de Repsol. El domingo se hizo patente el miedo. Ya no había carros en la avenida principal de Trípoli, fue la primera vez que le puse 120 [kilómetros por hora] al carro, porque el límite es 100, lo mismo hicieron todos los compañeros porque sentíamos el miedo y la sensación de que si alguien se quedaba lo podían atrapar.

¿Se ha quedado algún peruano o compañeros de trabajo de otras nacionalidades?
No, nadie de Repsol se ha quedado en Trípoli.

¿Han muerto conocidos suyos?
El domingo murió el cuñado de un libio compañero de trabajo.

¿Cree que la situación podrá reconducirse?
Espero que la situación se reconduzca porque el pueblo libio necesita vivir en estabilidad. No voy por ningún partido político. Ahorita yo no sé quién va a morir, unos u otros mueren, ¿para qué?

¿Quiere viajar al Perú?
Estoy esperando las disposiciones de la compañía.

¿Y quisiera regresar a Libia?
Ahorita no, pero si mejora esto sí. Mi trabajo me encanta.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *