Yolanda Vaccaro: ETA y el chavismo

http://elcomercio.pe/impresa/notas/chavismo-terrorismo/20100328/452956

http://e.elcomercio.pe/66/impresa/pdf/2010/03/28/ECMU280310b4.pdf

El reportaje en la portada de El Comercio del 28 de marzo de 2010:

http://e.elcomercio.pe/66/impresa/pdf/2010/03/28/ECPR280310a1.pdf

Chavismo y terrorismo

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Domingo 28 de Marzo del 2010
MADRID. El descubrimiento de que miembros de ETA (Euskadi Ta Askatasuna, Patria Vasca y Libertad) dieron cursos de explosivos hasta el 2008 a terroristas de las FARC en al menos seis campos venezolanos ha puesto el foco en Caracas. Desde que gobierna Hugo Chávez, Venezuela se ha convertido en la mayor reserva de refugiados y huidos etarras de Sudamérica, según informes de los servicios de inteligencia españoles.

La chavista Coordinadora Simón Bolívar realiza actos con personas del entorno de ETA residentes en Venezuela y en España. Entre ellas se encuentra Iñaki Gil de San Vicente, cuya imagen apareció en la computadora del abatido número 2 de las FARC, “Raúl Reyes”.

Desde la década de los 80 unos 60 miembros de la organización terrorista ETA viven en Venezuela. La mayoría está alejada de la banda, pero hay una veintena de integrantes activos. Se trata de personas cuya extradición ha solicitado la justicia española por asesinatos. También hay un grupo de etarras que realizan labores de financiación, dan acogida a nuevos fugados y entrenamiento armado. Arturo Cubillas Fontán, residente en Caracas desde 1989, se encuentra en este último grupo. Se trata del presunto máximo responsable de ETA en Venezuela, sindicado por el juez Velasco como el organizador de los cursos de explosivos con las FARC.

Cubillas, de 46 años, es jefe de Seguridad del Instituto Nacional de Tierras (INTE) en el gobierno de Chávez. Es este tipo de vinculaciones laborales lo que ha evidenciado la presunta colaboración chavista con ETA.

El juez Velasco ha pedido la colaboración de Caracas para que se extradite a Cubillas y a otros cuatro etarras residentes en Venezuela.

ETARRAS EN LATINOAMÉRICA
Son un centenar de integrantes de ETA que viven en Latinoamérica. Hace dos décadas, México, Cuba y Venezuela se convirtieron en los destinos preferidos por los etarras que querían un refugio. Felipe González acordó con el ex presidente Carlos Andrés Pérez que varios etarras se refugiaran en Venezuela porque en España había conversaciones para ver si la violencia llegaba a su fin, algo que nunca ocurrió.

En México, con la llegada de Felipe Calderón a la presidencia las cosas cambiaron y el país empezó a entregar a etarras a la justicia española sin necesidad de largos procesos de extradición.

En cuanto a Venezuela, hasta hace una década este país colaboraba con España enviando información sobre los etarras residentes en su territorio. Pero la colaboración se fue diluyendo con el triunfo electoral de Chávez. Así, desde 1999, año en que Chávez asumió la presidencia, España ha solicitado a Caracas la extradición de 21 personas, siete de ellas miembros de ETA, sin éxito.

Y hay pocas esperanzas de que suceda algo diferente con la solicitud de extradición de Cubillas. El diario “El País” cita al respecto las palabras de Iris Varela, diputada del gobernante Partido Socialista Unificado de Venezuela: “ETA no es una organización terrorista. Son luchadores de un pueblo que pelean por su independencia”.

Así las cosas, no es extraño que decenas de etarras cambiaran México por Venezuela. Este trasvase se aceleró a partir del 2006, cuando España solicitó a México la extradición de seis terroristas que participaban en la trama financiera de la organización.

México sigue siendo el país con más etarras, alrededor de 45. Pero la policía española ve un mayor riesgo de movilización en los que se ocultan en Venezuela, dadas las circunstancias.

LA ALIANZA
Las raíces de la vinculación entre ETA y el chavismo se hunden en sus postulados de izquierda. En manifestaciones chavistas no faltan las banderas vascas (ikurriñas). Es la misma vinculación que puede existir entre el chavismo y las FARC. Los etarras ven en Chávez a un valedor internacional cargado de petrodólares.

Desde que estalló la crisis de la resolución del juez Eloy Velasco, el Gobierno Venezolano ha negado cualquier vínculo con ETA y ha acusado al magistrado de ser miembro de una mafia. Por supuesto ha achacado el tema a lo que llama “rezagos de la colonia”. Pero las pruebas hablan en su contra.

¿Qué gana Chávez apoyando a ETA? Hay que buscar la respuesta en la estrategia expansionista que define al chavismo. Así como apoya la expansión de sus postulados en Latinoamérica, también lo hace respaldando a un movimiento que teóricamente reivindica la independencia de un territorio, la región española del País Vasco; un caso de supuesto colonialismo, según la óptica chavista. Lo cierto es que ETA ha asesinado a un millar de personas y que en las elecciones en el País Vasco los partidos proetarras no suman ni el 10% de los votos.

El peligro de que la alianza chavismo-ETA extienda sus operaciones en la región no es una mera hipótesis.

60 miembros de la banda terrorista ETA viven en Venezuela. De ellos, unos 20 estarían en actividades subversivas.

También en Bolivia En el 2005, etarras residentes en el País Vasco y en Venezuela fueron recibidos por altos cargos del gobierno de Evo Morales en Bolivia.

Inversiones versus lucha contra ETA
El Gobierno Español no permanece impasible ante la vinculación ETA-chavismo, pero mantiene un difícil equilibrio para no perjudicar su lucha contra ETA ni sus relaciones con Venezuela, donde las empresas españolas llevan invertidos más de 4.000 millones de euros.

Recientemente la empresa Repsol fue una de las adjudicatarias de un contrato para explorar y explotar recursos de la faja petrolífera del Orinoco, una de las mayores reservas de petróleo en el mundo.

En el 2005 Venezuela acordó comprar a la empresa española Navantia ocho buques de vigilancia costera por 1.200 millones de euros. El ministro del Interior de España, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho: “Tenemos la sensación de que Venezuela puede hacer más y vamos a pedirles más esfuerzos”.

Los comentarios están deshabilitados.