Yolanda Vaccaro: La debacle del PSOE

http://elcomercio.pe/impresa/notas/debacle-socialista/20110529/764654

http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1306645200/ECTE290511n04/

http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1306645200/ECTE290511n06/

Portada Internacional:

http://elcomercio.pe/impresa/pdf/1306645200/ECPR290511n01/

La debacle socialista

Rodríguez Zapatero personifica una mala gestión que ha agudizado la crisis económica en España

Por: Yolanda Vaccaro Corresponsal
Domingo 29 de Mayo del 2011
Alos socialistas españoles les espera una travesía del desierto. En los comicios del domingo pasado obtuvieron el peor resultado de su historia. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) perdió el poder en todas las regiones cuyos gobiernos se sometieron a las urnas y en la mayor parte de municipios.

El Partido Popular (PP), el principal grupo de oposición, de centroderecha, obtuvo a su vez un resultado también histórico con victorias sin precedentes. José Luis Rodríguez Zapatero, jefe del Gobierno, tiene cada vez más difícil mantenerse como tal ante el cuestionamiento no solo del PP sino también dentro de su propio partido. Los resultados del domingo pasado, la crisis económica, el elevado desempleo y una mayoría solo relativa en el Congreso podrían precipitar un adelanto electoral, algo que reclama el PP.

LAS HORAS MÁS BAJAS
El PSOE afronta el mayor cuestionamiento jamás vivido a su líder. ¿Cómo ha llegado a esta situación Rodríguez Zapatero tras haber ganado las elecciones en el 2004 y revalidado su triunfo en el 2008, aunque sea con mayoría relativa? El analista y ex ministro del propio Rodríguez Zapatero, Jordi Sevilla, resume en el diario “El País” la opinión generalizada: “El problema no ha sido la crisis mundial sino la gestión de esa crisis, en la que el Gobierno ha pasado por tres etapas: negarla, intentar espantarla con medidas periféricas y, por último, asumir un plan de ajuste impuesto desde fuera, que repartía los sacrificios de manera desigual e injusta entre la sociedad española”. Y es que casi nadie duda de que la equivocada gestión de la crisis económica es la causa principal de la debacle del PSOE, siendo Rodríguez Zapatero su personificación.

Ante el desgaste conocido de su aceptación entre la ciudadanía, el jefe del Ejecutivo anunció el pasado abril que no volvería a ser candidato a encabezar el Gobierno en las elecciones generales, previstas para marzo del 2012. Pero tiene la intención de mantenerse como secretario general del PSOE al menos hasta entonces. Sin embargo, destacados líderes del partido rompen la baraja porque ya no aguantan más la merma de imagen de su máximo líder y consideran que eso es lo que les está haciendo pagar la factura electoral.

QUIERE RESISTIR
El primero en pronunciarse ha sido el jefe del PSOE en el País Vasco (Partido Socialista de Euskadi, PSE), Patxi López. Frente a las elecciones primarias que tiene previstas Rodríguez Zapatero para elegir al candidato a encabezar la lista parlamentaria del PSOE en las próximas elecciones generales, López ha reclamado un congreso extraordinario.

Esto implicaría la elección de un nuevo secretario general del partido, ante lo cual Rodríguez Zapatero, desautorizado en el seno del PSOE, se vería abocado al adelanto electoral. De allí que el jefe del Gobierno defienda a ultranza la realización de las primarias frente a un congreso socialista que lo dejaría completamente descolocado.

Se suman a López los líderes socialistas de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; y de Valencia, Jorge Alarte. Así que por primera vez Rodríguez Zapatero, a la sazón elegido en un congreso y no en unas primarias, ve cuestionado su liderazgo en sus once años al frente del partido por los llamados “barones” del PSOE. “Barones”, que constituyen el auténtico poder socialista, los dirigentes que en sus respectivos territorios habían logrado mantener ese 30% de suelo electoral tradicional del PSOE y que perdieron el pasado domingo en tres puntos.

Pero el presidente quiere resistir esgrimiendo que solo quedarían diez meses para las elecciones generales según el calendario previsto y que abandonar el barco ahora emitiría una mala señal a los mercados financieros internacionales que tienen en el punto de mira a España.

Justamente el análisis contrario al mayoritario que señala que un adelanto electoral daría un respiro en la confianza en el país a nivel interno y externo. El analista Fernando Fernández indica: “Pensar que en las condiciones en las que está Rodríguez Zapatero va a ser capaz de aprobar unas reformas duras como las que necesita la economía española para recuperar la senda del crecimiento y del progreso social es un ejercicio onírico, nadie despierto lo puede creer”.

LO QUE SE VIENE
Con mayoría relativa en el Congreso, la llave de la gobernabilidad está en manos de Convergencia y Unión de Cataluña (CiU) que, con sus diez congresistas, permite al PSOE aprobar leyes que requieren mayoría absoluta.

Romualdo Pérez, politólogo, indica: “Con una deslegitimación de las urnas como la producida el domingo pasado, el PSOE queda deslegitimado. Si Rodríguez Zapatero supiera que hay alguna posibilidad de que el PSOE renueve mandato con apoyo ciudadano adelantaría elecciones generales, tal como ha hecho su correligionario José Sócrates en Portugal. Pero él sabe que el PSOE tiene nulas posibilidades de ganar en las actuales circunstancias. Así que está alargando la agonía de su gobierno a costa incluso de la estabilidad económica del país, a ver si pasa la tormenta. Ahora el abandono que empieza a vivir dentro de su propio partido podría ser la clave para que por fin convoque a elecciones adelantadas aun a sabiendas de que el PSOE las perderá. Nadie duda de que el PP ganará las próximas elecciones, la única duda es si lo hará con mayoría relativa o absoluta”.

Quien encabece las listas del PSOE en las próximas elecciones “lo tiene muy mal”, en opinión de Luis Rodríguez, columnista del diario “El País”, quien recalca: “El PP va a ganar las elecciones con toda probabilidad”.

El pasado 15 de mayo, un grupo de personas, jóvenes en su mayoría, bajo el rótulo “Indignados”, se manifestó en la Puerta del Sol de Madrid, reclamando un cambio en el sistema y que no se vote por el PSOE ni por el PP. Desde entonces han seguido concentrados en diferentes plazas españolas. Pero su objetivo principal no se cumplió. El PP obtuvo el mejor resultado de su historia en comicios regionales y locales. Y, si hicieron mella en algún partido, ese fue el PSOE, cuyos votantes se quedaron en casa.

El analista político Lorente Ferrer no lo duda: “Mientras que los votantes del PP y de Izquierda Unida salían en masa a la calle a votar, buena parte de los votantes del PSOE decidía no participar. El gran perjudicado por la abstención ha sido el PSOE”. El periodista Fernando González subraya: “Sí han tenido que ver con la derrota del PSOE porque, aunque se desmarcaron de cualquier partido, pusieron en evidencia todos los problemas que están afrontando los jóvenes, empezando por el desempleo, que en el caso de la juventud llega a un 40%, y eso ha sido capitalizado por el PP”.

*Los “indignados” restaron votos al PSOE
El pasado 15 de mayo, un grupo de personas, jóvenes en su mayoría, bajo el rótulo “Indignados”, se manifestó en la Puerta del Sol de Madrid, reclamando un cambio en el sistema y que no se vote por el PSOE ni por el PP. Desde entonces han seguido concentrados en diferentes plazas españolas. Pero su objetivo principal no se cumplió. El PP obtuvo el mejor resultado de su historia en comicios regionales y locales. Y, si hicieron mella en algún partido, ese fue el PSOE, cuyos votantes se quedaron en casa.

El analista político Lorente Ferrer no lo duda: “Mientras que los votantes del PP y de Izquierda Unida salían en masa a la calle a votar, buena parte de los votantes del PSOE decidía no participar. El gran perjudicado por la abstención ha sido el PSOE”. El periodista Fernando González subraya: “Sí han tenido que ver con la derrota del PSOE porque, aunque se desmarcaron de cualquier partido, pusieron en evidencia todos los problemas que están afrontando los jóvenes, empezando por el desempleo, que en el caso de la juventud llega a un 40%, y eso ha sido capitalizado por el PP”.

El desempleo en el punto de mira
En los últimos meses el gobierno de Rodríguez Zapatero ha tenido que poner en marcha las reformas económicas y laborales más drásticas que se recuerdan. El déficit del Estado había escalado a niveles insostenibles merced al dispendio protagonizado por el Ejecutivo que, cumpliendo su promesa electoral para la reelección del 2008, regaló 2.500 euros por cada nacimiento (el llamado “cheque-bebe”) y descontó durante casi un año impuestos por hasta 400 euros mensuales a todos los trabajadores. Las arcas del Estado se resintieron y la Unión Europea obligó al Gobierno a alargar la edad de jubilación de 65 años a 67 años, bajar el sueldo de los funcionarios, congelar la subida de las pensiones y flexibilizar las condiciones de contratación laboral y de despido. Todo esto con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria como telón de fondo, algo que ha contribuido a dejar sin empleo a miles de personas. Más de un 21% de la población económicamente activa está desempleada, la causa principal de la derrota del PSOE, según repiten los analistas y ha reconocido el propio Ejecutivo.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *