Pedro Sánchez (PSOE), nuevo Presidente de España

https://es.scribd.com/document/380799495/Yolanda-Vaccaro-Pedro-Sanchez-Presidente-de-Espana

Pedro Sánchez, nuevo presidente de España

Es el primer Jefe del Ejecutivo por moción de censura y no por elecciones generales. Tendrá que lidiar con sus heterogéneos socios de gobierno

YOLANDA VACCARO

Corresponsal

MADRID.

Pedro Sánchez Pérez-Castejón (Madrid, 1972), es el nuevo Presidente del Gobierno Español. Secretario General del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), es el primer Jefe del Ejecutivo por haber ganado una moción de censura al Gobierno, en este caso el de Mariano Rajoy, líder del Partido Popular (PP). Por tanto, es también el primer presidente en España que no accede al poder por elecciones generales, y que no es diputado en el Congreso; renunció a su escaño en octubre de 2016, luego de oponerse a apoyar la investidura de Rajoy, investidura que apoyó la mayoría de diputados de su partido.

Por primera vez, asimismo, ayer salió adelante una moción de censura en España, tras tres mociones derrotadas (en 1980, 1987 y 2017). Una mayoría absoluta del Congreso votó a favor de la moción presentada la semana pasada por el PSOE como reacción a la sentencia por el llamado “Caso Gürtel”. Sentencia que condenó a 29 personas, muchas de ellas ex políticos del PP, y al PP a pagar 245.492 euros como partícipe de la trama correspondiente “a título lucrativo”. La sentencia también señaló una contabilidad paralela, ilegal, del PP, y la falta de credibilidad de Rajoy en su declaración como testigo en el juicio respectivo.

Según lo previsto, la moción prosperó con los votos de 180 de los 350 diputados, cuatro más de los que eran necesarios: los votos de PSOE (84), Unidos Podemos (67), Izquierda (Ezquerra) Republicana de Cataluña (ERC, 9), Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCat, 8), Partido Nacionalista Vasco (PNV, 5), Compromiso (4), Bildu (2) y Nueva Canarias (1). En contra, igualmente según se preveía, votaron el propio PP (134), Ciudadanos (32), Unión del Pueblo Navarro (2) y Foro Asturias (1), un total de 169 diputados. Se abstuvo la diputada de Coalición Canaria. Se puso así fin al tercer gobierno de Rajoy, un gobierno marcado por la mayoría simple que el PP obtuvo en las elecciones logrando la investidura tras varios meses de estancamiento parlamentario, incluida una segunda convocatoria electoral, ante la falta de apoyos en primera instancia para formar gobierno tras los comicios.

Ayer Rajoy fue el primero en felicitar a Sánchez en el hemiciclo luego de agradecer y desear suerte al nuevo gobierno desde la tribuna parlamentaria, asegurando que dejaba a España mejor que lo que la había encontrado.

Tras la proclamación de Sánchez como nuevo presidente por parte de la presidenta de Congreso, los diputados del izquierdista Unidos Podemos aplaudieron durante varios minutos pronunciando su emblema “sí se puede”.

En sus primeras declaraciones, el nuevo jefe del Gobierno afirmó ser “consciente de la responsabilidad” que asume en un panorama muy “complejo” para “transformar y modernizar” el país y “atender las urgencias sociales de la gente que sufre precariedad y desigualdad, desde el consenso, la humildad y la entrega”. Previsiblemente hoy tomará posesión de su cargo ante el Rey Felipe VI. Seguidamente nombrará a los miembros de su gabinete ministerial.

Gobierno “frankenstein”, con la izquierda de Unidos Podemos y los separatistas

En teoría Sánchez podría gobernar hasta el final de la actual legislatura, a mediados de 2020. Sin embargo, cambia el gobierno pero no la distribución de escaños, por lo que únicamente cuenta con sus 84 diputados, el 24% del Congreso. Mucho menos que los 134 que tenía el PP. Por ello deberá pactar con los partidos que lo han llevado al poder: los independentistas catalanes y vascos, y la izquierda de Unidos Podemos.

De hecho, los 5 votos del PNV fueron decisivos para que prospere la moción de censura. A cambio, Sánchez, de centro-izquierda, se comprometió a aplicar los Presupuestos General del Estado que la semana pasada aprobó el PP, de centro-derecha, porque solo así pudo asegurarse los votos del PNV. Un interesante ejercicio de contradicción ya que el PSOE se opuso a la totalidad de tales presupuestos cuando fueron presentados. En tales presupuestos, el PNV, que gobierna en la región vasca, obtuvo jugosas contrapartidas cifradas en 540 millones de euros.

Los ocho votos del PDeCat pueden salir más caros en términos políticos. El PDeCat es el partido que lidera Carlos Puigdemont, el fugado ex presidente de la Generalitat de Cataluña, pendiente en Alemania de una extradición solicitada por España. Sánchez anunció ayer que dialogará con Joaquim Torra, el nuevo presidente catalán, delfín de Puigdemont, quien exige la autodeterminación. Hasta ahora Sánchez había apoyado a Rajoy en la intervención de Cataluña tras el referéndum ilegal celebrado el pasado octubre y la consiguiente declaración unilateral de independencia pronunciada por Puigdemont. Precisamente ayer la Fiscalía de Alemania pidió la concesión de la extradición de Puigdemont a España por rebelión y malversación. El PDeCat pretende no solo un referéndum sino también el indulto de Puigdemont y del resto de políticos catalanes independentistas que están en la cárcel por la citada declaración de independencia.

Tampoco será fácil la relación con Unidos Podemos, que aspira a la modificación de los mencionados presupuestos pactados con el PNV para lograr mayores gastos y subvenciones. De hecho, también ayer cinco de los partidos que apoyaron la moción de censura (Podemos, PdeCat, Bildu, ERC y Compromiso) presentaron vetos a tales presupuestos en su trámite preceptivo en el Senado, cámara en la que, a la sazón, el PP tiene mayoría absoluta. No obstante, Pablo Iglesias, líder de Unidos Podemos, se manifestó “a disposición” del nuevo presidente ante la pregunta de si será uno de sus ministros.

Estos heterogéneos compañeros de viaje han motivado que varios analistas califiquen al flamante gobierno de Sánchez como “gobierno frankenstein”. Para el diario El Mundo, el gobierno es “fruto del abrazo del oso que el PSOE ha recibido de populistas e independentistas”.

En este marco, la oposición estará liderada por el PP y Ciudadanos, cuyo líder, Albert Rivera, pronosticó que “para este gobierno frankenstein será prácticamente imposible sacar adelante leyes”. Rivera pidió a Sánchez que explique “qué ha pactado con los secesionistas, qué ministerio les va a dar a Podemos”.

Piden adelanto de elecciones

Ante este panorama, Rivera, con el viento de las encuestas a favor, es el mayor valedor de una convocatoria de elecciones generales adelantadas. También es partidario de este adelanto Felipe González, el primer presidente del PSOE de la democracia española. Pero no están por la labor ni Sánchez ni sus actuales socios de gobierno, que tienen las encuestas en contra.

También apoyan un adelanto electoral diversos medios de comunicación. Uno de ellos, el diario El País, en un editorial titulado “Un gobierno inviable” señala que “desalojar a Rajoy” era “un imperativo” pero que gobernar sin apoyos “o, peor, con unos apoyos contraproducentes” resulta “una imprudencia”.

Datos:

Sánchez es doctor en Economía y profesor universitario. Está casado y tiene dos hijos.

En 2019 los españoles votarán en elecciones municipales, autonómicas y europeas.

 

 

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master


Facebook
YouTube
Google+
Twitter
LinkedIn
SHARE
INSTAGRAM