Yolanda Vaccaro sobre Podemos, Monedero y Venezuela

YOLANDA VACCARO SOBRE PODEMOS MONEDERO VENEZUELA

Artículo en El Comercio

Las acusaciones de financiación irregular atenazan al fulgurante Podemos

El Gobierno de Venezuela ha realizado millonarios pagos al número tres de la formación, Juan Carlos Monedero, quien ha recibido casi medio millón de euros desde Caracas. El caso ha colocado en la diana el tema de la financiación de Podemos, que habría recibido unos cinco millones de euros del gobierno bolivariano

YOLANDA VACCARO
Corresponsal

MADRID.

Para criticar a los demás hay que estar muy seguro de que uno tiene el expediente bastante limpio. Algo que parece no haber sido contemplado por los líderes de Podemos, la formación política que desde hace unos meses arrasa en las encuestas. Enarbolando la bandera de la crítica a la corrupción y al mal gobierno, Podemos ha escalado hasta la cima de las preferencias de una ciudadanía agotada con escándalos de corrupción que duelen más en medio de una aguda crisis económica. Paradójicamente algunos de los más destacados dirigentes podemistas se ven envueltos desde hace varias semanas en una marea de acusaciones de manejos irregulares en sus métodos de financiación partidaria y personal. Primero se difundió que Pablo Iglesias, el número uno de la formación, había pagado con dinero negro a algunos contratistas que participaban en su programa de televisión “La Tuerka”. Cuando el dirigente aún no había convencido con sus medias explicaciones apareció un nuevo caso sobre supuestos pagos irregulares que ha eclipsado todo en el panorama.

Contra la ética y la estética

La prensa española lleva dos meses publicando pruebas de que Juan Carlos Monedero, número tres de la formación, ha venido recibiendo financiación del Gobierno Venezolano desde 2002. A su sueldo, de 48.528 euros al año, sumó al menos 370.000 euros en 2012 y 2013 por diferentes asesorías así como 425.00 euros por consultorías realizadas para Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia en la creación de una “moneda única latinoamericana”.

Además de lo antiestético y antiético del caso, considerando la evidente carencia democrática del régimen venezolano, Monedero está en el ojo del huracán porque recibió el dinero sin cumplir a cabalidad con sus obligaciones ante el fisco español. A todo ello se añade que Monedero y sus correligionarios proponen un gobierno en el que nadie podría ganar más de un monto determinado mucho más bajo que lo que el dirigente ha recibido desde Venezuela. Cínico es el adjetivo más suave con el que la prensa define estos días a Monedero. Un típico caso del cazador cazado.

El elegido de Hugo Chávez

La trayectoria bolivariana de Monedero comenzó en 2004. Esa es la fecha de inicio de recepción de pagos por parte del Gobierno Venezolano al Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), entidad propiedad de Monedero, según consta en el registro de fundaciones del ministerio de Cultura español. Los ingresos de dinero se efectuaron hasta 2012 y sumaron alrededor de cinco millones de dólares. El epicentro de la colaboración de Monedero con el gobierno venezolano a cambio de sustanciosas sumas de dinero tiene lugar en 2005, cuando el desaparecido presidente venezolano Hugo Chávez creó el Centro Internacional Miranda y contrató a Monedero como responsable de la formación de cuadros e ideología de esa cantera de jóvenes bolivarianos.

Profesor en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) desde 1992, el político español conoció a Chávez en una visita oficial que este último realizó a España. Chávez fichó al profesor español en su afán de rodearse “de unos cuantos académicos para ufanarse de que su proyecto político tenía un sustento intelectual” cuenta Ivo Hernández, catedrático de la universidad de Münster. Fue entonces cuando Monedero propuso “un tratado disparatado que ahora nadie encuentra y que supuestamente sienta las bases para la creación de una moneda única latinoamericana, el sucre, con miras a socavar la hegemonía del dólar”, en palabras de Hernández.

Precisamente la difusión del pago por la consultoría para crear la citada “moneda única latinoamericana” es el tema que ha colocado a Monedero en el ojo de la tormenta. En enero pasado la prensa española reveló que el profesor había recibido la exorbitante suma de medio millón de dólares por esta cuando menos curiosa consultoría.

Intento de evasión fiscal

Junto a lo criticable del hecho de recibir un pago millonario de un cuestionado gobierno latinoamericano se conoció que Monedero había creado una empresa específicamente para recibir este pago con el fin de pagar menos impuestos. El acusado se defendió negando que hubiera irregularidad alguna pero no aportó pruebas al tiempo que se conocía que tras la difusión de la noticia, en enero pasado, se apresuró a realizar una declaración de hacienda complementaria a la que efectuó en su momento con lo que parece claro que su intención de evadir al fisco había quedado al descubierto. La UCM ha abierto una investigación al profesor ya que su contrato exige dedicación exclusiva y que, en caso de pagos por consultorías externas, estos sean efectuados a través de la propia universidad.

La oscura financiación de Podemos

El caso, asimismo, ha servido para poner sobre el tapete el tema de la financiación de Podemos. Desde sus inicios la formación ha presumido de no pedir préstamos a los bancos, entidades a las que tiene en su lista de grandes enemigos. En Venezuela un grupo de oposición, los Dirigentes del Comité de Organización Política Electoral Independiente presentó esta semana una denuncia

En sus intentos de defensa Monedero dio a entender que el grueso del dinero recibido de Venezuela fue destinado a la financiación de Podemos pero la formación, a través de su página web, publicó esta semana que no ha recibido un euro del dirigente, una contradicción que evidencia que no todos dentro de Podemos están a gusto con la situación creada.

Así las cosas el gobernante Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español han pedido que se investigue la financiación de Podemos que, según su web, se nutre de aportaciones voluntarias de miles de españoles simpatizantes que suman casi un millón de euros, una especie de “crowdfunding” con demasiadas zonas oscuras.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master


Facebook
YouTube
Google+
Twitter
LinkedIn
INSTAGRAM